Gestos y posturas que transmiten seguridad y confianza en una entrevista de trabajo

Si está aplicando a un nuevo trabajo, estos consejos podrían ayudarle en la entrevista, para transmitir seguridad y confianza desde la comunicación no verbal.

(Foto Prensa Libre: Servicios).
(Foto Prensa Libre: Servicios).

Cuando estamos aplicando a un nuevo trabajo, muchas veces sucede que nos preocupamos por demostrar nuestras aptitudes y nuestra experiencia, y estamos muy pendientes de nuestro currículum vitae, pero olvidamos algo muy importante para el momento de la entrevista: la comunicación no verbal.

Aunque por medio de las palabras podemos dar a conocer sobre nosotros, también es importante tomar en cuenta la manera en cómo lo decimos.

Se ha demostrado que la mayor parte de lo que comunicamos se le atribuye a la expresión no verbal, que corresponde a un 93%, y el verbal es el 7%, pero los porcentajes siguen en debate entre los expertos en comunicación.

El código paralingüístico, dice Freddy Poroj, docente de semiología, es lo mismo que la comunicación no verbal, y cita al lingüista francés Pierre Guiraud para explicar que este apoya al lenguaje verbal, ampliándolo al momento en que nos comunicamos.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

Y sí, es clave dar a conocer a la empresa las razones por las cuales deberían de contratarnos, y esto podemos hacerlo, además de las palabras, mediante el contacto visual, los gestos, la postura, el tono de la voz y el uso de las manos, entre otros aspectos. Como explica Poroj, se utilizan estos recursos “para darle una intención a las palabras que queremos transmitir”.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

“La comunicación no verbal o el lenguaje corporal traslada información que no sale de nuestra boca, es la forma que el entrevistador va a observar”, añade Flavio Núñez, psicólogo industrial, quien explica que esto lo observa la persona que recluta a los nuevos candidatos de la empresa, cuando van a ser entrevistados.

De acuerdo con un artículo publicado con el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, los reclutadores toman en cuenta la sinceridad, calma, credibilidad, congruencia y confianza, lo cual no necesariamente se demuestra con palabras.

Cómo transmitir seguridad y confianza

Si usted está aplicando a un nuevo trabajo y se está preparando para las próximas entrevistas, estos consejos podrían ayudarle a desenvolverse mejor y transmitir seguridad y confianza a sus reclutadores:

Sea paciente en la espera

Según Núñez, la entrevista empieza desde que usted está en la recepción de la empresa, a la espera de la persona reclutadora. “No sabemos si nos están observando, desde lejos o en la recepción”, dice el psicólogo, quien recomienda que, desde ese momento, usted cuide sus gestos y posturas.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

Mientras usted espera, Núñez aconseja que, en lugar de ver su teléfono, lea una revista o un periódico donde usted pueda focalizar su atención. “Ver el móvil hace que el entrevistador piense que es una persona impaciente, que se distrae fácilmente”, dice.

El saludo

Cuando llega el reclutador a la recepción, lo recomendable es que haga contacto visual. Según Núñez, mirar a la persona directamente a los ojos, puede transmitir seguridad, así como crear un clima de confianza en el que usted pueda sentirse relajado.

Otro elemento que se aconseja en la entrevista es la sonrisa, “esta es importante como parte de la gesticulación que corresponde a la kinésica, porque demuestra confianza en sí mismo y empatía”, explica Poroj.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

De acuerdo con esto, Núñez dice que una sonrisa también demuestra que es una persona positiva y sociable, pero esta no debe ser fingida, sino auténtica. “Si usted mantiene una sonrisa, esta le abre puertas”, añade el psicólogo.

Otro de los pasos a tomar en cuenta en el saludo es el apretón de manos. “Con él, puede demostrar mucha seguridad si saluda con fuerza”, dice Núñez, y explica que, a través del tacto, el entrevistador detecta si la persona está muy nerviosa, pues tiembla y suda. Si una persona saluda con cierta fuerza, entonces puede dar a entender que sabe a lo que viene.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

Al momento de la entrevista…

Núñez recomienda que se siente donde su reclutador le indique, pues esta es la manera en que podrán observar adecuadamente el lenguaje de su cuerpo. Siempre tenga presente la mirada, pues con ella puede transmitir seguridad, según Poroj.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

Recuerde que el lenguaje no verbal es un refuerzo del verbal, es la manera en que usted complementa el mensaje que está dando con las palabras, así que utilice las manos. De acuerdo con Núñez, si está buscando un trabajo en el cual debe desarrollarse con otras personas, el movimiento de las manos indica que usted es sociable y que podría ser un buen orador.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

Pero ojo, no exagere estos movimientos. Poroj indica que mover las manos podría transmitir seguridad, pero es importante “no vacilar tanto con las extremidades, no hacer movimientos exagerados”, pues podría transmitir el mensaje equivocado.

Otro aspecto que hay que cuidar en la entrevista es la posición en la que nos sentamos. “La espalda debe estar recta porque, si se dobla, se encoge”, dice Núñez.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

El psicólogo explica que, al hacerse más pequeño con su postura, se mostrará intimidado y muy nervioso; dará a entender que es una persona tímida, y esto le podría desfavorecer. En cambio, al tener la espalda recta y sacar el pecho, demuestra que es una persona segura y poderosa.

Una posición muy común es la de sentarse totalmente pegado al respaldo de la silla, pero Núñez también recomienda sentarse casi a la orilla de la silla, para demostrar que está prestando mayor interés al reclutador.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

Asimismo, Poroj explica que hay personas que conocen el significado de los movimientos, por lo que los hacen de forma conscientes o de manera intencionada, con el objetivo de producir algún efecto sobre el entrevistador o el receptor.

Qué debemos evitar

Existen distintas posturas y movimientos que connotan aburrimiento, ansiedad, intranquilidad y nerviosismo, lo cual es recomendable que evite para transmitir seguridad y así obtener resultados favorables en sus entrevistas.

Estos son algunos de los gestos y posturas que debería evitar:

No es recomendable cruzar los brazos, ya que esto demuestra una defensiva de no querer hablar; envía el mensaje de que es una persona cerrada y que probablemente no sea el mejor candidato para un trabajo en equipo, dice Núñez. En cambio, debe ir relajado, con las extremidades quietas y en una posición de apertura para mostrarse interesado.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

Si usted es de las personas que mueve insistentemente la pierna, esto podría interpretarse como que tiene prisa, que le aburre o le incomoda el tema, que se pone nervioso o no está seguro de sus propias capacidades y de lo que le están demandando. Evite entonces mover las piernas de esta forma.

Aunque inclinar la cabeza connota, de alguna manera, un interés a lo que el entrevistador está diciendo, tenga cuidado. Si reposa la cabeza en alguna mano o está viendo repetidamente los espacios físicos dentro del lugar, Poroj explica que esto tiende a apelar a una especie de aburrimiento.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

No se muerda las uñas ni se meta lapiceros a la boca. Además de ser un hábito antihigiénico, también demuestra mucho nerviosismo. “Si le dan un lapicero y tiene un tic, úselo únicamente cuando lo necesite. Evite los tics nerviosos”, agrega Núñez.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

Pese a que no necesariamente siempre es así, el hecho de tocarse el rostro al momento de decir algo, podría ser una especie de mentira o connotar algún rechazo a lo que se está diciendo, explica Poroj.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

“Si no hay nada bueno que decir, lo mejor es ser honestos; al improvisar y justo en ese momento tocarse la nariz, son expresiones que bastan para demostrar inseguridad”, agrega.

Otros consejos

De acuerdo con Flavio Núñez, una de las partes más efectivas para una entrevista de trabajo es imitar los gestos del reclutador. “Si la persona que lo entrevista coloca sus manos sobre la mesa, dos o tres segundos después, haga lo mismo”, aconseja el psicólogo.

Esto se debe a que, de manera inconsciente estas acciones crean un ambiente de confianza. Recuerde la sonrisa. Si su reclutador le sonríe cada vez que hace una pregunta, usted sonría también al contestarle.

Previo a la entrevista

Recuerde que antes de la entrevista de trabajo debe investigar sobre la empresa, a qué se dedican, cuáles son sus valores, a dónde desean llegar. Esto, además de formarse una idea y estar preparado con las respuestas, también le permitirá saber de qué manera vestirse, si es una empresa relajada o estricta en su código de vestimenta. Lo ideal siempre será que usted se sienta cómodo.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

Para Núñez, el sentido del olfato es también un medio de llegar a su entrevistador. Póngase un buen perfume o una buena loción. “Una persona con buen olor tiene una buena apariencia”, explica el psicólogo.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

Y, aunque muchos de nuestros gestos sean aprendidos y no necesariamente los hagamos con intenciones tan específicas, estos consejos le permitirán transmitir un correcto mensaje de confianza y seguridad al momento de solicitar trabajo.

 

Contenido relacionado:

>¿Es buena idea tener una relación sentimental con alguien del trabajo?

>Síndrome burnout: cómo saber si el trabajo está a punto de dejarte “fundido”

>5 preguntas que siempre quiso hacerle a un reclutador