Para qué sirve el hierro y cómo recuperarlo en la menstruación

El hierro es fundamental para cumplir distintas funciones en nuestro organismo, como el transporte de oxígeno para la respiración celular. Durante la menstruación, perdemos este mineral y su carencia puede provocar anemia.

El hierro es un mineral esencial para distintas funciones de nuestro organismo. (Foto Prensa Libre: Servicios).
El hierro es un mineral esencial para distintas funciones de nuestro organismo. (Foto Prensa Libre: Servicios).

El ciclo menstrual se da cada mes durante la etapa fértil de la mujer; en este, un óvulo madura, se desprende del ovario, pasa por la trompa de Falopio y llega al útero. De acuerdo con Byron Chacón, ginecólogo, el útero es un músculo y tiene contracciones para expulsar al bebé.

Sin embargo, cuando el óvulo no es fecundado por un espermatozoide, este es destruido y ‘el útero tiene contracciones para expulsar el óvulo acompañado de una hemorragia’, agrega Chacón.

 

El ciclo menstrual, dice Sara Ortiz, ginecóloga, puede durar entre 23 y 35 días. Si es mayor o menor, entonces el ciclo no es regular normal y es importante acudir con un especialista para realizarse un chequeo. Este ciclo inicia con la menstruación o sangrado, el cual podría durar de 3 a 5 días, y termina con el primer día del siguiente ciclo.

El ciclo menstrual inicia cada mes y es parte de la vida fértil de las mujeres. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Los días de sangrado es cuando tenemos un descenso de los niveles de hierro en nuestro organismo, el cual es un mineral que necesitamos para el desarrollo de nuestro cuerpo y es abundante en nuestro cuerpo.

El hierro transporta el oxígeno de los pulmones a distintas partes del cuerpo. (Foto Prensa Libre: Servicios).

El hierro participa en la producción de hemoglobina, se encarga de transportar el oxígeno de los pulmones a las distintas partes del cuerpo y es esencial para la elaboración de hormonas, entre otras funciones. Por ello, es indispensable reponer el hierro que perdemos en la fase de sangrado del ciclo menstrual.

Cuando el óvulo es expulsado de nuestro organismo, sentimos contracciones. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Deficiencia de hierro

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la carencia de hierro, denominada ferropenia, es el trastorno nutricional más común en el planeta. Más del 30% de la población mundial padece de anemia, principalmente debido a la ausencia de hierro en su organismo.

En cada menstruación, disminuyen los niveles de hierro en nuestro cuerpo. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Asimismo, según la OMS, debido a que la ferropenia afecta a más personas que cualquier otra afección, la carencia de hierro es un problema de salud pública de proporciones epidémicas.

¿Cuáles son los síntomas de la carencia de hierro?

Existen distintas señales que nos permiten identificar si carecemos de hierro en nuestro organismo, como presentar cansancio sin causa aparente, la falta de concentración en nuestras actividades, una piel pálida y uñas quebradizas.

Para conocer nuestros niveles de hierro, es necesario acudir con especialistas. (Foto Prensa Libre: Servicios).

En casos de déficit de atención, a los pacientes se les suele administrar la ingesta de hierro para incrementar los niveles de concentración, pero esta debe ser bajo suscripción médica. Lo recomendable es acudir con especialistas que determinen cuáles son sus necesidades y cómo debe tratarlo, ya que, al excederse de los niveles de hierro, podría caer en una intoxicación.

Cómo recuperar el hierro en nuestro organismo

El hierro está presente en una gran cantidad de alimentos y su ausencia puede ser peligrosa para la salud, ya que puede causar anemia. Para incrementar la ingesta de hierro, la OMS recomienda diversificar la dieta, incluir alimentos ricos en hierro y aquellos que mejoren los niveles de absorción, como aquellos que contienen vitamina C.

Podemos encontrar el hierro hemo en los productos de origen animal. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Existen dos tipos de hierro, el hemo y el no hemo. El primero podemos encontrarlos en alimentos de origen animal como las carnes magras, mariscos y aves. El segundo tipo lo encontramos en cereales y legumbres como frijoles, espinacas y lentejas; así como las nueces y frutos secos. Los alimentos con hierro no hemo, es aconsejable acompañarlos con alimentos con vitamina C para facilitar su absorción.

El hierro no hemo lo encontramos en legumbres. Debemos acompañarlas de alimentos ricos en vitamina C para facilitar su absorción. (Foto Prensa Libre: Servicios).

 

Contenido relacionado:

>Cómo manejar el estado de ánimo cambiante durante la menopausia

>Menstruación, un ciclo natural

>Remedios para aliviar los cólicos menstruales

0