Por qué unirse a un club de lectura y qué opciones hay en Guatemala

Si usted es amante de los libros, o desea adquirir el hábito de la lectura, le presentamos algunas opciones que podría considerar para compartir esta actividad.

Archivado en:

Club de lecturalibro
La lectura es un hábito que tiene efectos positivos en la salud. (Foto Prensa Libre: Servicios).
La lectura es un hábito que tiene efectos positivos en la salud. (Foto Prensa Libre: Servicios).

La lectura es una actividad que algunas personas adquieren como hábito y que trae beneficios para su salud, como el retraso del deterioro de las funciones cognitivas (capacidad de resolución de problemas, concentración y empleo del lenguaje, entre otras). Como lo expresó el autor inglés, Joseph Addison, “la lectura es a la mente, lo que el ejercicio al cuerpo”.

Asimismo, la lectura trae consigo otros beneficios como la reducción de los niveles de estrés, la mejora del sueño y el desarrollo de la empatía, ya que la literatura funciona como un simulador de la realidad y el lector adquiere la capacidad de conocer otros puntos de vista y ponerse en la situación de los personajes.

Es colectiva

La lectura puede ser una actividad compartida y, para ello, existen grupos de personas que se reúnen regularmente con el fin de compartir sus experiencias respecto a un libro en específico. Estos grupos, denominados “clubes de lectura” o “club de lectores”, generalmente son coordinados por personas que facilitan la elección del libro (de acuerdo con los gustos de los participantes), establecen una agenda y guían la discusión y otras actividades entorno a la temática.

Las personas amantes de la lectura, se reúnen regularmente para discutir las obras propuestas. Foto Prensa Libre: Servicios).

Cada agrupación lectora tiene su propia dinámica y Mariela Velásquez, directora del Club de Lectura de la Universidad Mariano Gálvez de Guatemala (UMG), explica que, en dicha institución, se reúnen cada dos semanas en para la discusión del libro en curso, el cual se dosifica por capítulo. Agrega que “se hacen grupos de dos a tres personas para encargarse de dirigir la lectura en la fecha establecida”.

Además, Velásquez dice que los libros que leen son escogidos bajo consenso y cuentan con una colección exclusiva de libros para el club, otorgados por la biblioteca de la universidad (lugar donde se reúnen). La participación es gratuita y está abierta a todo público.

Todas las edades

La librería Sophos cuenta con trece clubes de lectura que varían según la temática: literatura inglesa, narrativa hispanoamericana, novela policíaca, terror, club de poesía, café terapia (especial para mujeres en temas de autoestima y atuoayuda), ella (libros escritos por mujeres), de negocios y del colectivo visibles sobre diversidad, entre otros.

De igual forma, Sophos cuenta con su propia modalidad en cuanto a las dinámicas en los clubes. Según Melisa Rabanales, encargada de Comunicación, los clubes cuentan con las instalaciones de la librería, moderadores que guían la dinámica, refrigerios y descuentos en los libros asignados al comprarlos en las semanas en que la lectura fue establecida.

La lectura es una actividad de placer. Puede acompañarla de un buen refrigerio. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Rabanales agrega que los clubes tienen una duración de ocho mese a un año; las reuniones son una vez cada mes y se lee un libro por sesión. Además, Sophos cuenta con un club de lectura para niños que se reúne cada sábado a leer y hacer manualidades. Próximamente se abrirá “Comelibros”, un club de lectura para adolescentes, el cual contará con literatura juvenil.

El gusto por la lectura puede desarrollarse desde temprana edad y trae beneficios para la salud. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Si usted desea abrir su propio club de lectura, Sophos cuenta con “Clubes amigos de Sophos”, a los cuales se le otorga asesoría para la organización de la agrupación, así como descuentos en los libros programados. Para ello es necesario formar un grupo de al menos cinco integrantes.

Iniciativa de lectura

El gusto por la lectura es también un interés común y Angélica de Aroche, miembro del Club de Lectura de Colaboradores de la Superintendencia de Bancos (SIB), nos cuenta su experiencia. “Hemos tratado de transmitir que, por medio de la lectura, se descubre nuevos mundos”, expresa. Este club inició hace 4 meses y cuenta con el apoyo de coordinadores que guían las dinámicas.

La formación de clubes de lectura puede surgir a partir de inquietudes personales. Es un hábito que puede promoverse a través de estas iniciativas. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Esta agrupación se reúne cada mes a discutir un libro; además, se caracteriza por realizar actividades novedosas como la participación de los autores guatemaltecos para compartir la retroalimentación de sus obras. Para de Aroche, es importante promover el hábito de la lectura por medio de este tipo de iniciativas: “la lectura nos va marcando y mantenemos una mente abierta”, agrega.

Clubes de lectura en Guatemala

Tal como lo expresa el dicho “en gustos se rompen géneros”, existen clubes de lectura que varían según las edades e intereses de los lectores. A continuación, le presentamos algunos clubes que podrían interesarle:

Librería Sophos, 4a. avenida 12-59, zona 10, Plaza Fontabella, segundo nivel, local 1D, ciudad de Guatemala.

    • Club “Los helvetas cuentan”: se reúnen el segundo martes de cada mes, a las 18.30 horas. Se inclinan por los autores francófonos y germanófonos.
    • Club “Las personas del verbo”: la convocatoria es el segundo sábado de cada mes, a las 10.30 horas. El interés común es la poesía hispanoamericana.
    • Club “Ella”: la reunión es el tercer martes de cada mes, a las 18.30 horas. En este, el objetivo es leer obras dirigidas tanto para  hombres como para mujeres, con la particularidad de que únicamente se lee a mujeres.
    • Club de lectura para niños: con el objetivo de estimular el hábito de la lectura en la niñez, se lleva a cabo una reunión el tercer sábado de cada mes, de 11 a 12 horas, con literatura infantil y actividades complementarias como manualidades y dramatizaciones, entre otras.

Universidad Rafael Landívar, Campus central, zona 16.

    • Cada martes, los estudiantes se reúnen en su receso de 10 a 10.40 horas para discutir los libros establecidos en la agenda.

Contenido relacionado:

>Liberan libros para conmemorar el Día Internacional del Libro

>Un libro es la compañía que elimina la soledad

>Día Internacional del libro: 4 consejos para inculcar el hábito de la lectura en sus hijos