¿Su relación ha cambiado? Consejos para salir de la monotonía

Si con el paso de los años el romanticismo o pasión con su pareja se ha perdido un poco y han caído en la zona de confort de la costumbre, puede seguir estos consejos para salir de ella.

Recuerde que una relación debe trabajarse día a día, con la misma emoción y empeño que ponía en ella al inicio. (Foto Prensa Libre: Servicios)
Recuerde que una relación debe trabajarse día a día, con la misma emoción y empeño que ponía en ella al inicio. (Foto Prensa Libre: Servicios)

Empezar una relación siempre es emocionante. Descubrir la forma de pensar de la otra persona, conocer sus gustos, aprender cosas nuevas y vivir experiencias nuevas son ingredientes comunes en esta situación.

Y aunque conforme pasa el tiempo la pareja se vuelve más afín y se comprende más fácilmente, también pueden dejar de sentir la necesidad de sorprender al otro, de tener detalles o buscar nuevas actividades para compartir.

Algunas de las señales que pueden indicar que su relación está en problemas de este tipo son las siguientes:

  • Las conversaciones son cada vez más superficiales y hasta aburridas.
  • Siempre van a los mismos lugares.
  • A veces prefieren estar acompañados de más personas porque al quedarse solos no saben muy bien cómo interactuar.
  • Sus relaciones sexuales han disminuido.
  • Ha llegado el punto en el que los dos han descuidado un poco su físico porque ya no sienten mucho interés por llamar la atención del otro.
  • Sensación de tristeza o soledad cuando piensa en su relación.

De acuerdo con la psicóloga Maricela Ríos, esta situación es bastante común pero fácil de solucionar si ambas partes se enfocan en superarla. Afirma que algunas de las razones más frecuentes que ha identificado en estos casos son el agotamiento físico o mental que la pareja puede sentir individualmente debido al trabajo, estudios u otros factores, la falta de comunicación y estar en una zona de confort en la que se da por sentado que la relación está bien porque permanecen juntos.

“Aunque sea incómodo, luego de identificar el problema lo mejor es hablarlo abiertamente en pareja. Esta conversación deberá hacerse con respeto y sin buscar culpables pues su único fin será la búsqueda de una solución”, dice la profesional.

La consejera familiar Ada Mendoza le comparte algunas sugerencias que puede poner en práctica con su pareja para empezar a trabajar en ser más cercanos nuevamente y reconstruir los lazos que los unieron:

1. Aprender algo juntos

El aprendizaje siempre es entretenido y compartirlo puede unirlos aún más. No importa cuál sea su elección, ayudarse y dar su apoyo al otro y disfrutar del tiempo juntos que este proceso implique es lo que valdrá la pena. Tomar unas clases de baile, aprender a nadar juntos o a jugar boliche, anotarse a un taller de pintura, música o escritura son algunas opciones.

2. Cocinar

Aunque es bastante cómodo ir a un restaurante y pedir los platillos que más les llamen la atención, cocinar también puede ser una agradable y reconfortante experiencia. Además de ser una actividad que pueden hacer fácilmente porque no es necesario que escojan una receta muy complicada, comprar los ingredientes, realizar la preparación y luego comer juntos les dará la oportunidad de tener una charla tendida. Puede que la rutina los haya hecho tener conversaciones que no van más allá de contar cómo les fue en el día por lo que esta experiencia podrá hacer que se tomen un tiempo para platicar de temas más profundos y den un paso para reconectarse.

No es necesario que elijan una receta muy complicada. La pasta podría ser una opción relativamente fácil y práctica. (Foto Prensa Libre: Servicios)

3. Salir de viaje un fin de semana

Ya sea por cuestión de comodidad, falta de tiempo o un tema económico, es probable que desde hace meses o quizá hasta años no salen más allá de los mismos lugares. Visitar un sitio distinto, quizá en el interior del país, puede ser lo que necesiten para relajarse juntos y tener el tiempo para platicar y demostrarse su cariño. Busquen juntos un lugar que les llame la atención, hagan un presupuesto, planifiquen bien ese esperado día y finalmente disfruten de ese viaje.

4. Ir a un spa

Ya que el cansancio físico y mental es una de las causas del distanciamiento y la monotonía, ir a un lugar para consentirse y relajarse juntos es una buena idea. Una atmósfera relajada y no tener la presión de tener algo que hacer como por ejemplo preparar la cena y los almuerzos del siguiente día o acostar a los niños en caso de que tengan hijos, podrá propiciar una charla amena y un momento agradable.

5. Visitar un nuevo restaurante

Aunque seguramente hay lugares a los que les gusta ir por la comida, el servicio y porque les traen buenos recuerdos, quizá es momento de explorar nuevas opciones. Buscar otras alternativas no solo les dará la oportunidad de darle una nueva aventura a su paladar, sino de compartir la experiencia. Podrían por ejemplo, seleccionar un sitio diferente cada uno y elegir las fechas para visitarlos. Restaurantes de comida de India, Corea o Medio Oriente podrían ser buenas elecciones si a ambos les gustan los sabores fuertes y muy distintos a los que tradicionalmente se consumen en los platillos guatemaltecos.

Una cena podría ser un buen punto de partida para tener una conversación extensa, libre de distracciones. (Foto Prensa Libre: Servicios)

Finalmente, Mendoza explica que poner en práctica estas sugerencias e incluir otras que puedan ajustarse más a sus intereses deben ser complementadas con un cambio de actitud. Asegura que identificar sus puntos de mejora y errores a consciencia le ayudarán a poner más de su parte en la relación y así demostrar que está comprometido con dar pasos encaminados a seguir construyendo un amor sólido y duradero.

“Siempre que hayan buenas intenciones, amor y respeto, podrán cambiar la situación. En caso de sentir que no pueden hacerlo por sí solos, una terapia de pareja podría ser muy útil”, puntualiza.

Contenido relacionado:

> ¿Pueden ser duraderas las parejas en las que hay mucha diferencia de edad? Esto opinan los expertos

> Micro-cheating: ¿estás siendo infiel a tu pareja sin darte cuenta?

> ¿Por qué cuando besamos en la boca tendemos a inclinar la cabeza hacia la derecha?

0