La importancia de tener un momento para la reflexión

¿De qué manera podemos procurar un espacio para la reflexión en medio de las jornadas ajetreadas y extensas?

Publicado el
Un momento para la reflexión
La reflexión son los momentos de pensar atentos y detenidamente sobre lo que está haciendo aquí y ahora. Foto Prensa Libre: Jerzy Górecki/ Pixabay

La reflexión en la vida marca la diferencia entre pensar atropelladamente o tomarnos unos momentos para pensar atentos y detenidamente sobre algo.

Hay diferentes formas y momentos durante el día donde podemos estimular el pensamiento, para llegar a la reflexión sin tener que salirnos de las rutinas establecidas. La música, los cuentos y la contemplación, entre otras, son herramientas que podemos utilizar. Estas nos permiten estimular el área cognitiva y el área táctil, ambas fundamentales para la reflexión.

Al hablar del «espacio» para poder realizar la reflexión, podríamos pensar en dos elementos: en espacio físico (un lugar alejado de ruidos) o en espacio temporal (de 15 a 30 minutos para realizarla). Los dos elementos pueden ser importantes. Sin embargo, el más importante es el espacio mental; ese espacio en donde, lo fundamental, serán las preguntas que realicemos dentro de nosotros o que realicemos con el interlocutor, si lo tenemos.

¿Cuáles son estas preguntas que abrirán el espacio mental?

  • ¿Sobre qué? Acerca de qué quiere reflexionar… no deje su mente con miles de pensamientos que solo darán pie a una rumiación de sobre pensamiento, que creará un estado de ansiedad asfixiante.
  • ¿Para qué? En el «para qué» se encierra el objetivo. La reflexión lleva a la clarificación de pensamientos, al aprendizaje, al conocer, a disfrutar de la vida. Dentro del «para qué» pudieran surgir preguntas, tales como: ¿Qué siento? ¿Qué me gustaría? ¿Con qué herramientas cuento?… preguntas que nos llevan al bienestar emocional. Estas preguntas se pueden incorporar en rutinas diarias. Por ejemplo, durante el baño, pregúntese sobre la sensación que da en su cuerpo el agua corriendo; mientras cocina, la sensación de los olores; mientras escucha una canción, la sensación de la melodía.

*Psicóloga escolar y magíster en Neurociencias, docente del Departamento de Psicología de la Facultad de Humanidades de la Universidad Rafael Landívar.

Envíe sus preguntas relacionadas con temas de familia a buenavida@prensalibre.com.gt.

Especialistas del Departamento de Psicología de la Universidad Landívar responderán sus dudas.

Encuentre más información sobre estos temas en https://landivarencasa.url.edu.gt