En medio de frustración inhuman a siete migrantes víctimas de accidente en Chiapas

Familiares, amigos y vecinos de siete de las 16 víctimas mortales del accidente ocurrido el 7 de este mes en la ruta hacia la capital del Estado de Chiapas, México, expresaron su consternación por verlos en su última morada y afirmaron que el drama se incrementa por ver los sueños frustrados.

Decenas de pobladores asistieron al sepelio de los migrantes en San Antonio Sacateepéquez, San Marcos. (Foto Prensa Libre: Whitmer Barrera).
Decenas de pobladores asistieron al sepelio de los migrantes en San Antonio Sacateepéquez, San Marcos. (Foto Prensa Libre: Whitmer Barrera).

En Malacatán, San Antonio Sacatepéquez y San Lorenzo, San Marcos, se efectuaron este martes los sepelios en compañía de estudiantes y decenas de pobladores que afirmaron que las comunidades están de luto por lo sucedido con este grupo de migrantes que murió en un accidente en su camino hacia Estados Unidos, donde pretendían trabajar para darle un mejor futuro a su familia.

Los cuerpos de Félix Jeremías Cash López, Delfino Cash Felipe, Ezequiel Cash, Reyna Venancia Ramos Nolasco y Oscar Mazariegos, fueron inhumados en el cementerio de la comunidad Nicá, Malacatán, donde recibieron un homenaje por parte de autoridades comunitarias.

Lamentos por no tener las condiciones idóneas para subsistir fueron notables durante la inhumación de los cinco migrantes, que compartían el mismo anhelo de trabajar en Estados Unidos.

Sin fuentes de trabajo

“Lamentamos que a estos cinco jóvenes los estemos enterrando, cuando el único propósito había sido viajar y trabajar para darles un futuro mejor a sus familiares. Aquí en Guatemala no hay trabajo y lo que encontraron fue la muerte, ahora a los familiares solo les queda seguir luchando como ellos lo hubieran hecho”, externó el vecino Ernesto Bautista.

Tres de las víctimas serán recordadas por sus excompañeros del Instituto Nacional de Educación Básica de Telesecundaria de la comunidad, ya que en esa institución cursaron básicos.

No deje de leer: La solidaridad que es común en Cajolá cuando fallece un migrante en su viaje a EE. UU.

Los excompañeros de estudio afirmaron que “ahora tienen ejemplos para evitar la migración”.

“Hemos visto que familiares y otros vecinos terminan sus estudios y luego piensan en migrar a Estados Unidos, pero esto que pasó nos debe de servir de ejemplo para evitar estos riesgos que implica viajar sin documentos. Deseamos que tengan el descanso eterno”, expresó el estudiante Enrique Hernández.

Los migrantes que murieron en el accidente en Chiapas recibieron homenaje en Malacatán. (Foto Prensa Libre: Whitmer Barrera).

Prevenir migración

Otros vecinos señalaron que la migración irregular se tiene que evitar, ya que más pobladores tienen planificado buscar el denominado sueño americano. Añadieron que las próximas autoridades deben de priorizar la creación de empleo para prevenir tragedias similares y los riesgos de la migración irregular.

“Precisamente en estos momentos más de alguna persona está pensando en viajar de manera ilegal a los Estados Unidos y lo hacen al igual que estos jóvenes, porque no existen oportunidades laborales. Ahora que estamos en época electoral es fundamental que los políticos plantean este tipo de propuestas para contrarrestar la migración”, expresó el poblador Benjamín Méndez.

Aparte, en la comunidad Candelaria Siquival, San Antonio Sacatepéquez, fue inhumado Ronald Alberto López Estrada, quien viajó con la ilusión de trabajar para construir su vivienda y propuso a su familia retornar en tres años para casarse.

Para leer más: Sueño americano de los esposos, Santos Ralda y Floridalma Pérez, terminó en tragedia en EE. UU.

“Hermanito dijiste que volvías en tres años y no lo cumpliste. Ahora quién cuidará de mis hijos porque ellos te querían como un padre, nos dejaste con un gran vacío por buscar un mejor futuro. Siempre vivirás en nuestros corazones”, expresó Esperanza López, hermana de la víctima.

El cortejo fúnebre recorrió algunas calles de la comunidad y finalmente el último adiós fue en el cementerio de la cabecera municipal, donde amigos y vecinos expresaron que López Estrada era una persona muy respetuosa y trabajaba en la agricultura.

“Siempre lo veíamos labrando la tierra como le habían enseñado sus padres, desconocemos realmente los motivos para que él viajara, pero lo vamos a recordar como una persona respetuosa y que siempre sonreía a pesar de las adversidades”, expresó Everardo Carreto, vecino.

Lea también: Policía de tránsito señalado de extorsionar a piloto de bus queda en libertad

López Estrada, vivía con sus progenitores y horas antes del accidente se comunicó con su mamá Olivia Estrada, indicándole que le llamaba un día después porque tenía que viajar 28 horas y no tendría como comunicarse, sin embargo, en horas de la noche le informaron del deceso.

Aún hace falta la repatriación de otros tres cadáveres de migrantes originarios de San Lorenzo, Comitancillo y Tajumulco, San Marcos.

Contenido relacionado

Padres migrantes que fueron separados de sus hijos cruzan la frontera de EE. UU. en busca de asilo

Tragedia en México: las nuevas y peligrosas rutas que los migrantes están tomando

Guatemaltecos esclavizaban a compatriotas en El Salvador

 

0