Francia se exhibe ante Corea del Sur y el Mundial Femenino comienza con una fiesta

Francia abrió su Mundial femenino con una contundente victoria 4-0 sobre Corea del Sur, este viernes en un festivo Parque de los Príncipes que llenó sus 45 mil localidades a pesar de la desagradable velada, con frío y fuertes rachas de viento, debido a la borrasca ‘Miguel’.

Así festejaron las jugadoras de Francia en su debut en el Mundial Femenino. (Foto Prensa Libre: EFE)
Así festejaron las jugadoras de Francia en su debut en el Mundial Femenino. (Foto Prensa Libre: EFE)

El fenómeno meteorológico que a escasos 500 metros, en Roland Garros, provocó el aplazamiento de la semifinal entre Novak Djokovic y Dominic Thiem, no chafó la fiesta inaugural.

Con el presidente francés Emmanuel Macron y el recién reelegido presidente de la FIFA Gianni Infantino en el palco, tras una colorida ceremonia de 20 minutos en la que participaron 300 bailarinas, se inició el espectáculo que concluirá con la final el 7 de julio en Lyon.

Lee también: Las diez jugadoras a seguir en el Mundial Femenino de Francia

Jugar el último partido es precisamente el objetivo marcado por el equipo local, que demostró su fortaleza ante una Corea del Sur muy inferior, incapaz de acercarse a la portería francesa.

Eugenie Le Sommer (9), Wendie Renard (35 y 45+2) y Amandine Henry (85) fueron las autoras de los goles locales.

“Es un orgullo ganar y marcar el primer gol de la competición. La consigna de la entrenadora era arrancar con fuerza y lo logramos. Además hemos marcado cuatro goles, es muy importante para la confianza”, dijo tras el partido Le Sommer.

Pudieron ser muchos más. Desde el saque inicial, en el que Corea del Sur más que pasar el balón lo despejó, quedó claro que existía un evidente desequilibrio de fuerzas.

Antes, en el túnel de vestuarios, las caras sonrientes y las bromas entre las surcoreanas contrastaban con los rostros tensos de las francesas, temerosas del siempre traicionero primer partido.

Umpiérrez estrenó el VAR

Pero una vez se soltó el balón, Francia exhibió su abanico de cualidades. Le Sommer, indescifrable partiendo desde la banda izquierda, apareció en el punto de penal para embocar un centro desde la derecha de la capitana Amandine Henry.

Lee también: El Mundial femenino debe permitir que se escuche la voz de las mujeres

En esa banda Delphine Cascarino, la perla de 22 años del Lyon, desequilibraba constantemente con sus recursos técnicos.

El otro peligro francés venía de sus imponentes centrales, Renard y Griedge Mbock. Esta última intentó una chilena que se fue alta, antes de conectar entre los tres palos un estético remate (27).

La árbitra uruguaya Claudia Umpiérrez recurrió por primera vez al VAR en el torneo y, tras varios minutos de suspense, señaló fuera de juego.

Luego llegó el recital de Renard, dos goles de cabeza aprovechando su insultante superioridad física sobre las defensas surcoreanas.

Tres dianas, adiós a la tensión del primer partido y un público que entonaba ‘La Marsellesa’ antes de que se señalara el descanso. Era el debut perfecto para las ‘Bleues’.

Henry, gol de la noche

Con el trabajo hecho, la segunda parte fue un trámite amenizado por los entusiastas espectadores.

Corea del Sur siguió sin arañar, aunque Lee Min-a tuvo su mejor ocasión pero disparó fuera (77), y Francia guardaba fuerzas para el segundo partido.

Noruega y Nigeria, el sábado en Reims, completarán la primera jornada de este grupo A.

“Me he hecho una pequeña película en la cabeza para este viernes; un estadio lleno, una buena actuación y mucha emoción”, había dicho antes del partido la capitana Henry.

Su guión no incluía el mejor gol de la noche, que logró con un soberbio disparo desde fuera del área. Francia puede seguir soñando.

Contenido relacionado

> De Marta a Fatma Samoura, once mujeres a seguir en el fútbol

> La estadounidense Megan Rapinoe critica a la Fifa por la fecha de final del Mundial femenino

> El conflicto por el que Ada Hegerberg, la mejor futbolista del mundo, no estará en el Mundial de Francia 2019