De ejecutivos de Starbucks a emprendedores de venta de café en línea

Los esposos David Batres y Alejandra de Batres conocen como la palma de su mano el sector cafetalero porque han laborado para marcas reconocidas como Starbucks, por lo cual evaluaron la oportunidad de incursionar en la venta de cafés de exportación a domicilio a través de una plataforma digital.

El objetivo de los esposos Batres es que los guatemaltecos consuman el mejor café que el país produce. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)
El objetivo de los esposos Batres es que los guatemaltecos consuman el mejor café que el país produce. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)

Por lo anterior planearon un proyecto de vida en el que pudieran crecer y trabajar juntos. Ambos tenían inquietud por emprender y así nació Dale Café.

Fomentar la cultura de café en el país y dignificar el trabajo de los pequeños productores son los principales objetivos, y así tomaron el riesgo.

Para la pareja un valor importante en los negocios es la paciencia para que puedan desarrollarse y adherirse a las tendencias del mercado actual.

El modelo funciona a través de la página www.dalecafe.com donde los potenciales clientes pueden ingresar para conocer más del café, solicitar una muestra gratis, comprar sus cafés preferidos y hasta suscribirse para recibirlo mensualmente hasta la puerta de su casa con un débito automático a su tarjeta de crédito.

Este modelo de negocio ha tenido éxito en países desarrollados tiene la virtud de que el cliente puede escoger detalladamente el café que le gusta, o dejarse consentir cada mes con un café diferente.

Para los emprendedores esto es una ventaja en países como Guatemala donde se pueden conseguir cafés diversos que poseen aromas y notas diferentes.

El sistema va mas allá al permitirle al cliente escoger el tipo de molido y hasta cada cuánto quiere recibir el producto. “Tenemos clientes que prefieren recibir café cada dos semanas, pero la mayoría prefiere hacerlo mensualmente,” comentó Alejandra de Batres.

Dale Café manejan distintos tipos de café según sus regiones y preparaciones. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

Según David una ventaja del café a domicilio versus la industria tradicional del café es que se tuesta semanalmente y se envía inmediatamente.

“Preferimos no manejar inventarios de café tostado, ya que pierde rápidamente sus propiedades.  Lo tostamos cada semana en lotes pequeños para que al cliente le llegue en su punto óptimo de frescura”, apuntó David al hablar del sistema de tostado de este tipo de cafés.

El enfoque ha sido que los guatemaltecos consuman el mejor café que el país produce y que conozcan a quienes realmente son los protagonistas de esta historia de éxito, los pequeños productores.

Anteriormente, era muy difícil conseguir este tipo de grano localmente y cuando se conseguía no era a precios asequibles, refirieron los emprendedores.

“Sabemos que arrancar un nuevo modelo de negocio no es fácil, pero confiamos en la calidad de los cafés que producen los pequeños productores.  Sabemos que a la larga los guatemaltecos sabrán reconocer la diferencia no solo en el producto si no que en la conveniencia de recibirlos en sus casa o oficinas” afirmaron los esposos Batres.

La empresa se dedica a cafés cultivados en altura, con calidad de exportación y procesados bajo estándares de reconocidas cadenas internacionales.

Los cafés provienen de pequeños productores de regiones como Antigua Guatemala, Cobán, Huehuetenango y Fraijanes.

Los esposos Batres definen el concepto de Dale Café como una empresa que produce sus granos de manera artesanal con envío a domicilio. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)

Contenido relacionado:

 

> Impulsan el emprendimiento en jóvenes para que sean los futuros empresario de Quetzaltenango

> Manías y mermeladas, el sabor que construye sueños en Jacaltenango

> Pretenden conquistar el paladar de los guatemaltecos con aperitivos de frutas deshidratadas

0