El sector textil creció sin parar después de la crisis de 2009

Las exportaciones de Guatemala registraron un crecimiento del 2% en 2019, de la mano del sector de vestuario y una recuperación de precios en productos agrícolas al final del año pasado con US$11 mil 183 millones.

La confección de artículos de vestuario fue el sector que más divisas generó en la balanza de pagos por US$1 mil 397 millones en 2019. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
La confección de artículos de vestuario fue el sector que más divisas generó en la balanza de pagos por US$1 mil 397 millones en 2019. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Con estos resultados que presentó este jueves el Banco de Guatemala (Banguat) se dejaron atrás los tres períodos consecutivos que las exportaciones cerraron en terreno negativo, siempre atribuidos al factor precio los bienes agrícolas, sobre todo de café y azúcar.

La manufactura de artículos de vestuario fue el sector que más divisas generó en la balanza de pagos por US$1 mil 397 millones y es el que lidera los 25 principales bienes exportables, según las estadísticas oficiales.

Lea además: Por qué el gasto del Gobierno podría tardar en reactivarse este 2020

El sector muestra una sólida recuperación del 21% del 2010 –año poscrisis– al 2019, explicada por la demanda de Estados Unidos, explicó Alejandro Ceballos, presidente de la Comisión de Vestuario y Textil (Vestex) adscrito a la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport).

Sin embargo, mencionó que la decisión de la Corte de Constitucionalidad (CC) de dejar en suspenso la contratación de personal a tiempo parcial, obligó que, en Guatemala, se fabricaran telas, pero que la confección fuera en Nicaragua, por la mano de obra.

“Creemos que se perdieron unos 20 mil empleos por esta decisión y las empresas, sobre todo coreanas, encontraron el camino de fabricar las telas en Guatemala pero manufacturarla en Nicaragua que es lo que deja el valor agregado”, puntualizó.

Sin embargo, reiteró que se logró alcanzar un punto máximo de producción que reactivó a la industria y se logró alcanzar hasta 60 mil puestos de empleo.


Las exportaciones de cardamomo crecieron 49% y es uno de los productos que destacaron en 2019 por una mayor demanda del producto. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Otras actividades

Pero además del desempeño de esta actividad, Sergio Recinos, presidente del Banguat, declaró que, en el segundo semestre del año pasado, se observó una recuperación en los precios internacionales sobre todo del café y azúcar, que se encontraban deprimidos y que diera como resultados que las exportaciones alcanzarán terreno positivo.

“Observamos una mejora en la cotización de los precios agrícolas que revertió la tendencia en 2019”, aseguró el presidente de la banca central, luego de participar en la primera reunión del Gabinete Económico (Gabeco).

La exportación de banano cerró con un histórico de US$843 millones en divisas, colocándose en el segundo lugar con un crecimiento de 5%; seguido de azúcar con US$695 millones y 9% de crecimiento; café, US$662.4 millones con un cierre negativo de 17.5% y cardamomo, US$648 millones y un exponencial crecimiento del 43%, según las estadísticas.

Aunque hubo más divisas por exportación, el volumen tuvo una caída de 2.7%.

El volumen exportado fue de 12.8 millones de kilos.

Por US$675 millones, el ingreso de remesas del año pasado que fue de US$10 mil 508 millones, hubiera alcanzado las exportaciones. Las importaciones alcanzaron US$20 mil 164 millones y crecieron 1.1%.

Las exportaciones totales del país alcanzaron US$11 mil 183 millones y registraron un crecimiento del 2% con respecto del 2018 oficializó el Banguat. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Sectores reveladores

Cardamomo y energía eléctrica fueron los sectores que más destacaron en el 2019.

En términos absolutos las ventas de cardamomo se incrementaron en US$214.6 millones y la de energía eléctrica en US$78.4 millones.

Jorge Mario del Cid, presidente del comité de cardamomo de la Agexport, dijo que el año pasado fue muy atípico en cuanto a producción y precios.

El clima no favoreció a una mejor cosecha en Guatemala, hubo problemas en India y presionó la demanda internacional que “disparo” los precios.

En promedio el kilo de cardamomo se cotizó en US$17 en el mercado internacional, siendo, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos y Bangladesh, los principales mercados.

La cosecha de cardamomo en 2019 fue de 38 mil toneladas.

Mientras que los sectores que tuvieron caídas fueron, preparados de carnes, pescados y crustáceos, grasas y aceites comestibles, aparatos y máquinas mecánicos entre otros.

Estructura de mercados

Estados Unidos sigue siendo el principal socio de Guatemala y las exportaciones sumaron US$3 mil 625 millones con una participación del 32%, seguido de Centroamérica con US$3 mil 364 millones, 30%; eurozona, US$893 millones, 8%; México, US$552 millones, 4.9% y Panamá, US$242 millones, 2.2%.

Destacan, dentro de los primeros 10 países, Arabia Saudita, con US$191 millones que estaría explicado por la venta de cardamomo y la República Popular de China, con US$189 millones, por los despachos de café.

Las exportaciones de banano se ubicaron en segundo lugar y generaron divisas por U$S843 millones logrando una cifra histórica. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Proyecciones y retos

Recinos declaró que para este año se proyecta una recuperación de precios de los bienes agrícolas por lo que las exportaciones podrían ubicarse en US$11 mil 325 millones.

De momento una de las amenazas podría ser el coronavirus de Wuhan y que impacto podría tener sobre todo para China.

Ceballos precisó que esta situación podría favorecer a Guatemala, ya que eventualmente las órdenes a fábricas chinas podrían reducirse y venir al país.

“Vemos que hay una oportunidad que podría activar los despachos el 2020”, enfatizó, pero que las perspectivas son estables.

Otra situación que podría afectar al sector, son las elecciones presidenciales en Estados Unidos, que podría generar cierta incertidumbre en el mercado de los EE. UU.

Le puede interesar: Inde ya no comprará equipo eléctrico sobrevalorado en un 400%

Los retos para el sector están en la automatización y la tecnificación y ya existen herramientas disponibles para las fábricas a un bajo costo, señaló el presidente de Vestex.

Del Cid, dijo que no podría dar un pronóstico ya que dependen del comportamiento del clima “que está muy variable”.

“Si hay un invierno bueno la producción se mantendrá, pero si hay sequía o excesos de lluvia podría haber efectos para la siguiente cosecha”, precisó.

Contenido relacionado

> Los logros y desaciertos fiscales durante el Gobierno de Jimmy Morales

> Guatemala buscará en seis meses mejorar tiempos de mercancías en aduanas

> Política General de Gobierno: Los aciertos y amenazas dentro del plan de Alejandro Giammattei

0