Pandemia sigue devorando ingresos por turismo: cayeron un 95% en enero de 2021

El ingreso de divisas por turismo y viajes cayó 95.8% en enero del 2021 respecto del mismo mes del 2020 en el aún no se había registrado la pandemia del coronavirus.

El turismo internacional no se logra recuperar a pesar. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).
El turismo internacional no se logra recuperar a pesar. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).

Datos del Banco de Guatemala (Banguat), citados por Fundesa, refieren que en enero de este año ingresaron US$3.76 millones por el concepto de turismo y viajes.

El dato representa una pérdida de divisas durante enero de US$86.4 millones, respecto de los US$90.2 millones reportados el año pasado, dijo Fernando Spross, analista de Fundesa.

Según el Instituto Guatemalteco de Turismo (Inguat) en enero del 2021 ingresaron 45 mil 537 visitantes, de los cuales el 87% fueron turistas y el 13% excursionistas.

En enero del 2020 hubo 240 mil 021 visitantes por lo que “este año se registra un decremento de -81% y por consiguiente no hay ninguna región que presente incremento” según esta clasificación del Inguat: América del Norte (-60%), Centroamérica (-30%), Europa -(5%), América del Sur (-4%) y Resto del Mundo 0%, agregó la entidad.

La entidad expuso que 6 de cada 10 visitantes provienen de Centroamérica, especialmente de El Salvador, país que representa la mayor cantidad de turistas que recibe Guatemala, con una participación del 32%. Le sigue Estados Unidos con 25% y Honduras, 21%.

Ven necesario crear y ejecutar plan de acción

Spross comentó que el sector de turismo y de alojamiento aún están experimentando el impacto de la reducción de viajes por la pandemia. En los últimos meses del 2020 se vio cierta recuperación, pero en enero volvió a caer, agregó.

Tanto Spross como el sector privado de turismo consideran que es necesario establecer y ejecutar un plan de apoyo y de recuperación.

No hay planes concretos para el 2021, es un sector golpeado a nivel global, y hay repercusiones porque por restricciones o decisión propia muchas personas de Estados Unidos y otros países temen viajar a otros países, incluyendo a Guatemala, porque si salen positivos no podrían regresar, dijo el analista de Fundesa.

En tanto, Juan Carlo Zapata, director ejecutivo de esa organización mencionó que se debe incluir al sector en los planes de recuperación económica, además de empezar a trabajar con los alcaldes medidas para aumentar las visitas e impulsar una innovación de su oferta turística como lo ha hecho Antigua Guatemala con estrategias a nivel local para permitir un enfoque más urbanístico con paseos peatonales.

Además, se debe invertir en planificación y en reordenamiento de su territorio como destino turístico agregó mencionando algunos de los lugares preferidos como Antigua Guatemala, Petén, Río Dulce, Sololá, Chichicastenango y otros.

Zapata dijo que están conscientes que esas acciones podrán ayudar a mejorar los ingresos respecto de meses anteriores, pero no van a recuperar el impacto del covid-19 ya que también afecta el lento avance en la vacunación, por lo que a su criterio va a seguir afectado en el 2021 y 2022.


Según Fabian Juárez, analista de Asíes, el turismo internacional tiene perspectivas de recuperación más lentas que el nacional y que según la Organización Mundial de Turismo va a tardar unos 3 años en llegar a las cifras del 2019 tomando en cuenta que pueden seguir las restricciones de movilidad.

Se abrieron fronteras y quitaron ciertas restricciones, pero en países europeos y en Estados Unidos se volvieron a establecer algunas posteriormente, además se piden pruebas de coronavirus lo cual desincentiva los viajes, agregó.

“En los flujos migratorios se observa que quienes viajan no buscan hacer turismo son perfil de turista llamado mochilero que se aventura a cierto tipo de actividades y generalmente no gasta lo que un turista normal, también han viajado personas que están de regreso a sus países o por viajes de emergencia médica o visita familiares”, dijo Juárez.

Enero y febrero son temporada baja de turismo, habrá que esperar el comportamiento marzo y abril para ver si se recupera en algo ya que para Guatemala sería temporada alta, expuso.

La crítica

Diego Díaz, presidente de la Cámara de Turismo de Guatemala (Camtur), criticó que no hay un plan concreto para atracción de turismo externo y se han visto unas campañas “livianas” para motivar el turismo interno. Están a la espera que el gobierno les presente un plan de reactivación para el sector, agregó.

Considera que aunque han bajado los viajes familiares o propios de turismo, la caída se debe principalmente a la falta de turismo corporativo y de negocios que no se ha reactivado, comentó Díaz.

Mark Rogers, presidente de la Gremial de Operadores de Turismo, expuso que el ingreso de divisas pudo haber sido un poco mejor si el Inguat hubiera empezado campañas internacionales de promoción de Guatemala como destino desde agosto cuando el gobierno decidió flexibilizar las restricciones y reabrir las fronteras y aeropuertos, además que solo ha detectado dos campañas débiles para promocionar el turismo interno.

Dijo que es positiva y debería promocionarse la decisión del Ministerio de Salud de cambiar los requisitos para ingresar al país ya que ahora incluye casos como permitir el ingreso de personas sin prueba de coronavirus quienes ya hayan sido vacunados con las dos dosis y quienes ya hayan tenido coronavirus.

“Llevamos un más de año sin tener promoción internacional”, cuestionó.

La respuesta del Inguat

Gerberth Lederer, director de Mercadeo del Inguat, respondió que existen dos fenómenos ajenos a la institución que afectan directamente al turista extranjero, uno de estos es que aún nos encontramos en pandemia del covid-19 por lo que reanudar el turismo internacional será un proceso que tome más tiempo de lo deseado, “y en todo caso, veremos una normalidad de manera paulatina”.

Refirió que para estar a la altura de las normativas de bioseguridad que exige la Organización Mundial de Salud, desde el Inguat y como parte del plan de atención a la pandemia que el Gobierno ha venido impulsando, continúan promoviendo desde el sector turismo experiencias seguras a través de la obtención del Sello de Bioseguridad Turística.

Respecto a los planes para atracción de turismo interno y externo, agregó que los funcionarios de la institución han sostenido varias reuniones con el sector turístico organizado para elaborar la estrategia 2021, tomando en cuenta las necesidades de todos los grupos de interés del Inguat como hoteles, restaurantes, sitios turísticos, guías turísticos, vendedores de artesanías, entre otros.

Se han definido varias acciones ya implementadas: Sellos de Bioseguridad Turística, donde se está involucrando a más municipalidades para que se sumen como embajadores de este sello, así como en la sensibilización, difusión, implementación y monitoreo de buenas prácticas. También dar continuidad a los Sellos de Calidad y Sostenibilidad, capacitación y apoyo interinstitucional técnico para el impulso de encadenamientos.

En tanto para las acciones de mercadeo se tienen contempladas actividades de promoción y comercialización en las que se puede mencionar campañas específicas departamentales, fomento de turismo interno responsable, paquetes y rutas turísticas así como el desarrollo de ruedas de negocios, ferias virtuales de comercialización y estrategias conjuntas con la Red de Consejeros Comerciales entre otras.

El funcionario agregó que recientemente hicieron “una alianza con VISA Internacional que permitirá apoyarse en su red para la promoción y comercialización de paquetes y ofertas, lo cual será una plataforma de exposición para el sector turístico, incluso a nivel regional”.

En cifras

  • En el  2020 hubo 593 mil 990 visitantes, 76.7% menos que en el 2019, año en que se llegó a más de 2.5 millones de turistas.
  • Las divisas cayeron alrededor de 50% ya que pasaron de US$1 mil 240 millones en 2019 a US$637.69 millones en el 2020.
  • Para el 2021 se manejan dos escenarios, en la proyección base se prevé que ingresarán 198 mil 079 visitantes y US$129.7 millones. Y una proyección óptima con 998 mil 423 visitantes y US$956.47 millones, aunque seguiría siendo más baja que el 2019.