Pese a crisis, asistencia del Maga no llega a comunidades sin alimentos

A pesar de que ya se han repartido miles de raciones de alimentos, la planificación del Ministerio de Agricultura no incluye a las comunidades donde se alimentan con tortilla y sal una vez al día.

Toda la cosecha de maíz se perdió en la aldea Guachipilín, Rabinal, Baja Verapaz. (Foto Prensa Libre: Cortesía Rogelio Osorio)
Toda la cosecha de maíz se perdió en la aldea Guachipilín, Rabinal, Baja Verapaz. (Foto Prensa Libre: Cortesía Rogelio Osorio)

La entrega de cupones canjeables por alimentos para los afectados por el hambre estacional de este año todavía no se reactiva y los programas del Maga para dar alimentos a cambio de acciones y raciones que recién se compraron al Programa Mundial de Alimentos (PMA) se reparte en 15 departamentos, pese a que el incremento de la inseguridad alimentaria se registra en 20.

Según los reportes del Ministerio de Agricultura (Maga), de julio al 27 de agosto de este año se han entregado 62 mil 227 raciones de alimentos a agricultores que efectúan algún trabajo en sus comunidades a cambio del beneficio.

Los departamentos asistidos son Alta Verapaz, Baja Verapaz, El Progreso, Escuintla, Guatemala, Huehuetenango, Jutiapa, Petén, Quetzaltenango, Quiché, Retalhuleu, San Marcos, Santa Rosa, Sololá y Zacapa.

Sin embargo, en el listado no se incluye a Chiquimula, en donde pobladores de la aldea Matazano, Jocotán, afrontan una situación de inseguridad alimentaria severa por lo que solo comen tortilla con sal una vez al día.

El registro en ese departamento se tiene gracias al trabajo de la Asociación de Servicios y Desarrollo Socioeconómico de Chiquimula (Asedechi), que trabaja junto con Oxfam en los cuatro municipios del área Chortí -Jocotán, Camotán, San Juan Ermita y Olopa-.

En otro listado de asistencia, el Maga registra la entrega de raciones de comida que se compraron a través de un convenio con el Programa Mundial de Alimentos (PMA) para el que se destinaron Q18 millones.

Según la información oficial, estos alimentos serán para atender a 170 mil familias.

Lea también: Nueva crisis alimentaria golpea a pequeños agricultores guatemaltecos

Esta entrega priorizó a 10 departamentos: Alta Verapaz, Chimaltenango, Guatemala, Huehuetenango, Izabal, Jutiapa, Quetzaltenango, Sacatepéquez Santa Rosa y Suchitepéquez, la mitad en los que aumentó la cantidad de niños con desnutrición.

En total, se han entregado 14 mil 322 raciones de alimentos y se han beneficiado a 12 mil 156 personas.

Además, se tiene pendiente la entrega de 11 mil 286 raciones en ocho municipios de Alta Verapaz, Guatemala, Santa Rosa y Jalapa.

En esta entrega tampoco se incluyó a familias de Chiquimula y no se tiene registro de asistencia en Baja Verapaz, en donde las familias que perdieron sus cosechas optan por alimentar a los niños, aunque los adultos no coman ni siquiera tortilla con sal.

En ese departamento también es una oenegé la que apoya a las familias, se trata de la Asociación Corazón de Maíz.

Lea también: Desnutrición aguda en niños aumenta 36% este año; ya se registran 21 muertes

Diferencias

El registro de ayuda entregada por el Maga se distancia de la información del Ministerio de Salud, que refiere incremento de la desnutrición aguda en 20 de los 22 departamentos. Dicho padecimiento es un reflejo de la falta de alimentos.

Según los datos de Salud, los únicos departamentos en donde no hay alza de niños menores de 5 años con desnutrición aguda son Jutiapa y Santa Rosa, en donde el Viceministerio de Seguridad Alimentaria del Maga (Visan) sí reparte alimentos.

El listado del Visan indica que en Jutiapa se repartieron siete mil 817 raciones de alimentos por acciones y en Santa Rosa, mil 566. Mientras que de la compra al PMA se han entregado seis mil 687 raciones en Jutiapa y mil 767 en Santa Rosa.

En contraste, los dos departamentos desatendidos, Chiquimula y Baja Verapaz, tienen un incremento de niños con desnutrición aguda en comparación con el 2018 e incluso, en Baja Verapaz ya se registra una muerte por esta causa.

Lea también: Programa de Naciones Unidas le apostará a la agricultura familiar en los próximos 10 años

Sin entregar

Los datos de Salud, hechos públicos a través del Sistema de Información Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Siinsan), revelan que de los 10 mil 363 niños identificados con desnutrición aguda, hasta el 10 de agosto, por lo menos la mitad fueron localizados en marzo, mayo, junio y julio.

Esos meses son parte del periodo denominado de Hambre Estacional, en el que todos los años los agricultores se quedan sin reservas de alimentos y tampoco pueden ofrecer mano de obra porque no es época de cosecha, por lo que es más difícil alimentarse.

Para paliar esa situación, el Maga debía comenzar con asistencia alimentaria en marzo, pero debido a que no se concretó una compra de alimentos por contrato abierto y tampoco hubo tiempo para hacer licitaciones se recurrió a la entrega de cupones canjeables por productos de la canasta básica, cuya entrega empezó dos semanas antes de la primera vuelta electoral, en junio.

Debido a que esta entrega fue señalada de clientelar, pues hubo denuncias sobre apoyo a cambio del voto para el partido oficial, el ministro de Agricultura, Mario Méndez-Montenegro, decidió parar el programa hasta finalizada la segunda vuelta electoral, pero 20 días después todavía no hay fecha para reanudar la ayuda.

Lea también: Presupuesto de seguridad alimentaria para el 2020 fue aprobado en medio de inconformidades

Falta coordinación

Las supervisiones de la Defensoría del Derecho a la Alimentación de la Procuraduría de los Derechos Humanos también reflejan la falta de coordinación entre los ministerios para atender el problema alimentario, reconoció la defensora, Andrea Aldana.

El problema, indica la experta, es que cada ministerio tiene poblaciones objetivas distintas, por lo que no empatan los registros de niños menores de 5 años con desnutrición aguda, con la entrega de asistencia alimentaria.

“Sesan -La secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional- ha hecho esfuerzos por fortalecer la coordinación, pero el reto es que los ministerios, que son los responsables de las acciones, atiendan a la misma población identificada”, reitera Aldana.

Para lograr esa meta es importante la planificación, señala la defensora, pues los planes operativos anuales deben contemplar las metas físicas y financieras que cada ministerio destina para el tema de Seguridad Alimentaria.

Este año, el Maga tuvo dificultad para atender a la población, pues según Méndez-Montenegro no había disponibilidad presupuestaria.

Contenido relacionado

Desnutrición crónica se incrementó 6.9% en municipios del corredor seco

Maga reconoce incapacidad para atender inseguridad alimentaria este año

Familias afectadas por canícula no recibieron ayuda del Maga