Guatemala busca erradicar el sarampión con masiva campaña de vacunación

Aunque Guatemala erradicó el sarampión desde 1998, el riesgo de que esta enfermedad afecte es real, por lo que el Ministerio de Salud coordina una campaña de vacunación que pretende cubrir a la población vulnerable, al menos al 95% de cobertura y no poner en riesgo a la población, como ya ha sucedido en otros países de la región.

El sarampión es una enfermedad muy contagiosa. Puede ser grave en los niños pequeños.  (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El sarampión es una enfermedad muy contagiosa. Puede ser grave en los niños pequeños. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Son 2.7 millones de niños y niñas los que serán vacunados del 1 de septiembre al 11 de octubre, cantidad que se estima no ha sido inmunizada desde el 2013, cuando se llevó a cabo la última jornada masiva de vacunación. En esta ocasión también se coloca la dosis contra la polio.

Con el programa de inmunización que desarrolla habitualmente el Ministerio de Salud se ha logrado alcanzar alrededor del 85% de vacunación contra ambas enfermedades en niños menores de cinco años. Sin embargo, en casos de reintroducción del virus del sarampión y la polio en Guatemala se necesita no menos del 95% por ciento de cobertura para interrumpir la transmisión, explica el médico Marc Rondy, asesor de inmunización de la Organización Panamericana de la Salud y Organización Mundial de la Salud de Guatemala (OPS/OMS).

Hasta la semana pasada se alcanzó a cerca de 1 millón 150 mil niños vacunados, según Carlos Soto, ministro de Salud. Menciona que la respuesta de la población ha sido positiva: “Hemos tenido que reforzar algunos puestos de salud con algunos estudiantes de enfermería para que nos apoyen en la vacunación, pues la población ha atendido el llamado”.

Ante el repunte del contagio del sarampión en el mundo, la introducción de caso importados del virus en el país no se descarta.

No deje de leer: Guatemala en alerta ante la amenaza de sarampión

“Tenemos brotes a nivel de las Américas, en Brasil, Venezuela. Hay casos en Europa, y Guatemala tiene conexiones bastante fuertes con estos países especialmente con turistas”, indica Rondy, por lo que se hace necesario crear una barrera contra la enfermedad a través de la inmunización.

La última vez que en el país se confirmó un caso importado fue en enero del año pasado, cuando una joven fue contagiada en Alemania durante un intercambio estudiantil. Las autoridades de Salud actuaron con rapidez y se logró evitar la propagación de virus.

En Guatemala, el último caso de sarampión adquirido en suelo guatemalteco fue 1998. Con esta campaña de vacunación de seguimiento la intención es mantener al país libre de la enfermedad, que es bastante contagiosa. Un solo caso puede producir hasta 18 casos secundarios.

Un caso aparte

Según Rondy, el contexto de Guatemala “es especial”, debido al alto porcentaje de niños con desnutrición crónica que se registran. La mitad de los niños menores de cinco años padecen de desnutrición crónica, mientras que hasta julio de este año se evidenció un incremento del 36 por ciento de casos de desnutrición aguda, en comparación con el mismo período del año pasado, de acuerdo en datos del Ministerio de Salud.

“Una población que no es vacunada y donde hay niños desnutridos, el sarampión puede causar muerte de hasta el 13% de los niños”, señaló el experto de la OPS/OMS.

Lea también: No estar en los niveles adecuados de vacunación contra el sarampión pone en riesgo a los países

¿Los migrantes son un riesgo?

Una circular difundida a los establecimientos educativos de Fraijanes, por parte de las autoridades del centro de salud del municipio, señala que la campaña de vacunación es para proteger a los guatemaltecos del sarampión debido al flujo de migrantes que se ha dado en los últimos meses, y a que Guatemala podría convertir en tercer país seguro.

Sin embargo, el ministro de Salud refiere que la inminización masiva contra el sarampión y la polio no es para crear un cordón sanitario por el paso de migrantes, sino que “es un reforzamiento para terminar de cubrir a la población con esas dos vacunas, por el riesgo que se corre principalmente del contagio del sarampión a nivel mundial”.

El riesgo de que el virus ingrese al país a través del ingreso de migrantes no es mayor a que ocurran casos importados como consecuencia del turismo.

“Los migrantes no son un problema más importante que los turistas, porque la situación del sarampión es más preocupante en Europa que en Colombia o en Honduras o El Salvador, así que la razón para proteger a la población no tiene nada que ver con los migrantes, tiene que ver con la situación epidemiológica regional y global y la meta que el país adquiere de mantenerse libre de sarampión y de polio”, dice Rondy.

Esto le interesa: Existe riesgo de contagio de polio en Guatemala

Sobre la enfermedad

El sarampión se desarrolla hasta los 21 días, una persona puede estar infectada y no haber desarrollado síntomas.

El virus se propaga fácilmente por el aire a través de gotas procedentes de la nariz, boca o faringe -como la tos y los estornudos- de personas infectadas, de ahí su alta capacidad de reproducirse.

Las señales de que tiene la enfermedad son pequeñas manchas rojas en la piel, fiebre alta y síntomas catarrales.

La vacuna es gratuita. Son dos dosis, la primera se aplica en niños a los 12 meses -protege en un 95%- y la segunda a los 18 meses -el 99.9%-.

En el caso de la poliomielitis, es una enfermedad muy contagiosa provocada por un virus que ataca el sistema nervioso. Son los niños menores de cinco años el grupo más vulnerable a la enfermedad, que provoca parálisis, en la mayoría de los casos, permanente.

La poliomielitis es una enfermedad muy contagiosa provocada por un virus que ataca el sistema nervioso.

En América, el último caso de poliomielitis se registró en 1991 y en 1994 se declaró al continente libre de esta enfermedad, pero este año han ocurrido 27 casos en Paquistán y Afganistán, por lo que hay riesgo de que la enfermedad se expanda, según la la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El sarampión ocupa el quinto lugar de enfermedades prevenibles por vacunación en ser eliminadas en las Américas, luego de que en 1971 se erradicara la viruela, en 1994 la poliomielitis, y en 2015 la rubéola y el síndrome de rubéola congénita, según la OPS.

Contenido relacionado

>Si viaja a Estados Unidos, recomiendan vacunarse contra el sarampión

>El sarampión resurge con fuerza en Europa, dice OMS

>EE. UU. se arriesga a perder su estatus de país que erradicó el sarampión