Por segunda vez quedan libres de culpa tres fiscales de Chiquimula señaladas de corrupción

El juez Miguel Ángel Gálvez favoreció a tres trabajadoras el Ministerio Público (MP) debido a que no existen indicios suficientes para que sean procesadas por un caso de cierre de de investigaciones a cambio de dinero.

Las fiscales Suleisy Magdalena Gutiérrez, Saidi Leticia Guerra Samayoa y Katy Maritza Hernández Gálvez, durante un receso de la audiencia. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)
Las fiscales Suleisy Magdalena Gutiérrez, Saidi Leticia Guerra Samayoa y Katy Maritza Hernández Gálvez, durante un receso de la audiencia. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)

Las fiscales Suleisy Magdalena Gutiérrez, Saidi Leticia Guerra Samayoa y Katy Maritza Hernández Gálvez escucharon la nueva resolución que las deja fuera, por segunda ocasión, de un caso de corrupción en la Fiscalía Distrital de Chiquimula.

Gálvez había dictado falta de mérito a favor de las tres fiscales el 4 de enero. Después, la Fiscalía de Asuntos Internos volvió a presentar los cargos y se realizó una nueva audiencia de primera declaración el 16 de abril.

Gálvez volvió a dictar la falta de mérito este 5 de mayo con el argumento que los indicios no son suficientes.

El fiscal José Cadena, quien lideró la investigación, explicó que analizarán la resolución del juzgador debido a que sí existen suficientes indicios. Incluso, recordó que el caso ya tiene procesados y en prisión a cinco fiscales desde el año pasado.

Guerra Samayoa fue señalada por asociación ilícita, denegación de justicia y cohecho pasivo.

Hernández Gálvez, por incumplimiento de deberes. Ella fue detenida cuando iba a abordar un avión en el Aeropuerto Internacional La Aurora el 8 de diciembre del 2018, un día después de los allanamientos en la Fiscalía de Chiquimula.

Y por último Gutiérrez fue sindicada de revelación de información confidencial y cohecho pasivo.

La investigación

El 7 de diciembre de 2018, fueron detenidos cinco fiscales y un policía.

El 22 de mayo de 2018, los fiscales cobraron Q500 mil para desviar la investigación por un caso de asesinato en grado de tentativa en Zacapa para beneficiar a Ronald Salvador Orellana Orellana.

Otro fue la desestimación de un caso de homicidio culposo, por un accidente de tránsito donde falleció Serbio Isaí Sance Gregorio y quedaron heridos de gravedad Ana María Leiva y Marco Antonio de Jesús Guerra que presentó trauma de cráneo.

Lee además: Caso Siekavizza: los cinco puntos por los que el juez Gálvez envió a debate a Roberto Barreda

Además, devolvieron un cabezal y un camión con matrículas hondureñas sin cumplir con los requisitos legales y los protocolos debido a que se omitieron los peritajes.

Otro ilícito fue haber favorecido a Luis Cerezo Guerra, apodado “Loroco”, sindicado del asesinato de Darwin Armando Martínez. A él le permitieron ver el expediente y dejaron de hacer un peritaje balístico a pesar de que tenían la autorización judicial. Por eso cobraron Q3 mil.

Procesados

El pasado 4 de enero fueron procesados por los delitos de cohecho activo en forma continuada, asociación ilícita, simulación de delito, denegación a la justicia, uso público de nombre supuesto y cohecho pasivo en forma continuada.

  • Juan Carlos Hun Ical, jefe de la Fiscalía de Distrito de Chiquimula
  • Jerson Alexander Franco Carrillo, fiscal
  • Eddy Enrique Franco Carrillo, fiscal
  • Abelino Mateo Nájera, fiscal
  • Elser Conrado Mansilla Arrollo, fiscal
  • Osmal Wilfredo Morales Marroquín, agente de la Policía Nacional Civil (PNC)

Contenido relacionado