EE. UU. dice que no permitirá el ingreso ilegal de nueva caravana de migrantes

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS en inglés) advirtió este martes de que EE. UU. no permitirá el ingreso de migrantes que viajan en una nueva caravana que ya se encuentra en la frontera con Texas, y garantizó que “estamos preparados para prevenirlo”.

La caravana llegó a la frontera de El Paso, Texas, donde los migrantes solicitarán asilo. (Foto Prensa Libre. AFP)
La caravana llegó a la frontera de El Paso, Texas, donde los migrantes solicitarán asilo. (Foto Prensa Libre. AFP)

Según información difundida por el DHS, son aproximadamente dos mil migrantes los que integran la caravana, en su mayoría ciudadanos de Honduras, El Salvador y Guatemala, aunque en menor número también viajan nicaragüenses.

La institución estadounidense indicó que ha trabajado con los departamentos de Estado, Defensa y Justicia para asegurar que estén a disposición todos los recursos necesarios “para enfrentar esta caravana ilegal”.

En una declaración difundida por la Embajada de EE. UU. en Guatemala la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, aseguró que el DHS tomará las acciones necesarias para hacer cumplir la ley en la frontera, al mismo tiempo que responsabilizó al Congreso de su país por la llegada de más migrantes que pretenden ingresar a su país.

“Estas caravanas son el resultado del fracaso inexcusable del Congreso de no asignar los fondos necesarios para construir una barrera física, así como de su falta de voluntad para reformar leyes obsoletas que sirven como un poderoso imán para que extranjeros ingresen ilegalmente al país”, subrayó Nielsen.

Añadió que la “crisis no se revolverá hasta que no tengamos seguridad fronteriza integral” y que el DHS hará todo lo que esté en su poder para que los traficantes de personas y contrabandistas, conocidos en Guatemala como coyotes, rindan cuentas por sus actos.

Lea también: Conamigua pagará Q300 mil al año por sus nuevas oficinas

 

Cientos de niños viajaban en al caravana que ya llegó a la frontera sur de EE. UU. (Foto Prensa Libre: EFE)

Cifras

Una nueva caravana de migrantes partió de Honduras el pasado 15 de enero y aunque en principio enfrentó dificultades para ingresar a suelo guatemalteco luego lograron pasar de forma ordenada. Días después otra caravana de salvadoreños también ingresó a Guatemala con la intención de llegar a la frontera con México.

En su trayecto por Guatemala ambas caravanas se fueron nutriendo de migrantes guatemaltecos que vieron la oportunidad de viajar a EE. UU. sin pagar los miles de quetzales que cobran los coyotes para llevarlos hasta ese país.

El Instituto Guatemalteco de Migración (IGM) reportó que, hasta el 20 de enero, tres mil 345 centroamericanos salieron en caravana hacia México, de los cuales dos mil 772 eran hondureños, 269 guatemaltecos, 255 salvadoreños y 49 nicaragüenses.

Lea también: Los números que presagian un año con más deportaciones en este 2019

En el grupo viajaban 641 menores de edad; también, la mayoría, 537, de Honduras.

En su paso por México la caravana se fue desintegrando hasta quedar conformada por unos dos mil, que son quienes ahora pretenden ingresar a EE. UU.

En un informe publicado por el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) mientras la caravana permanecía en Tecún Umán, San Marcos, se remarcaba que las principales necesidades de la niñez eran alimentos y artículos de higiene personal.

Consolidado

En su reporte, Unicef indicó que más de 12 mil personas, entre ellas tres mil niñas, niños y adolescentes, han cruzado de Tecun Umán, Guatemala, hacia Ciudad Hidalgo, México, desde el 17 de enero.

Una migrante en la frontera México-EE. UU. (Foto Prensa Libre: AFP)

 

Añadió que, de acuerdo con estadísticas oficiales del gobierno mexicano, más de 30 mil menores de Guatemala y El Salvador estuvieron en centros de detención en 2018.

“Muchos de estos niños y jóvenes están intercambiando el trauma a causa de la violencia y la pobreza en sus hogares por el trauma del desplazamiento y la incertidumbre de su trayecto migratorio. La esperanza de tener un futuro mejor y más seguro los mantiene en marcha”, expuso en esa oportunidad Paloma Escudero, directora de Comunicación de Unicef.

Contenido relacionado

> A más de un mes de la muerte de Jakelin Caal y Felipe Gómez todo sigue igual

> Rezan por migrantes centroamericanos durante misa de la Virgen de Suyapa

> Creciente migración obliga a los niños a abandonar las aulas

 

1