EE. UU. inicia el proceso para cortar ayuda a Guatemala, El Salvador y Honduras

El presidente de EE. UU., Donald Trump, ordenó a su Gobierno que inicie el proceso para cortar todo tipo de asistencia a El Salvador, Guatemala y Honduras, dijo este sábado a EFE un portavoz del Departamento de Estado.

Las caravanas comenzaron a integrarse desde el año pasado, lo que ha dado materia a Donald Trump para atacar a la migración. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Las caravanas comenzaron a integrarse desde el año pasado, lo que ha dado materia a Donald Trump para atacar a la migración. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La decisión se tomó el viernes por la noche después de que Trump criticara a los tres países por “no hacer nada” por los estadounidenses y permitir la formación de caravanas de migrantes que tienen como objetivo llegar a EE. UU.

El citado portavoz explicó que, por orden de Trump, el Departamento de Estado ha informado de su decisión al Congreso, que tiene la última palabra en el presupuesto.

El jueves, Trump reprochó a Guatemala, Honduras y El Salvador de que, a pesar de la ayuda millonaria que han recibido no han podido contener la migración ilegal.

“México no está haciendo nada para detener el flujo de migrantes ilegales… Del mismo modo Honduras, Guatemala y El Salvador han tomado nuestro dinero y no hacen nada”, escribió el mandatario estadounidense en su cuenta de Twitter.

Lea también: “Cien mil migrantes serán detenidos a finales de marzo”: EE. UU. urge al Triángulo Norte a que trabajen juntos en “crisis sin precedentes”

El reproche se hizo un día después de que la secretaria de Seguridad de México, Olga Sánchez Cordero, afirmara que no es solo responsabilidad de su país y EE. UU., sino de los países del Triángulo Norte de Centroamérica detener la migración ilegal.

Incremento

El aumento exagerado de la migración de centroamericanos hacia EE. UU. ha provocado la saturación de los albergues y centros de detención.

El jefe de la Patrulla Fronteriza, Kevin McAleenan, reconoció que el ingreso y aprehensión de migrantes, sumado a la capacidad inadecuada para detener a familias y niños de las agencias gubernamentales que ven el tema, ha causado una “crisis humanitaria” en la frontera sur.

Informó que, hasta el miércoles último, más de 90 mil personas cruzaron la frontera solo en marzo, y se espera que a fin de mes se superen las 100 mil detenciones. En marzo del 2018 esa cifra sumó 37 mil 390, un 167 por ciento menos.

Lea también: Migrantes deben respetar leyes de EE. UU. para evitar su captura y deportación

De continuar con el promedio que se registra en marzo, al finalizar el año fiscal las estadísticas podrían reflejar más de 1.6 millones de migrantes detenidos.

McAleenan precisó que hasta el miércoles tenían a 13 mil 400 personas en custodia, una sobrepoblación de nueve mil 400, puesto que cuando el número sobrepasa de los cuatro mil ya se considera alto. Tan solo el martes, añadió, se detuvo a 4 mil 117 indocumentados, el mayor número en más de una década.

Contenido relacionado

EE. UU. pide al Congreso autorización para deportar a menores no acompañados

“Están tratando de eludir al pueblo”: demócratas rechazan el uso de US$1 mil millones para el muro fronterizo

Corte Suprema apoya a Trump en detención de migrantes con antecedentes