EE. UU. revela cómo operaban cuatro coyotes extraditables que cobraban hasta US$12 mil por viaje y que dejaron morir a guatemalteca

Guatemaltecos podrían convertirse en los primeros coyotes en ser extraditados a EE. UU. por delitos de tráfico de personas y por haber dejado morir a la migrante Marta Raymundo.

Publicado el
A finales del año pasado un reportaje de Prensa Libre y Noticiero Guatevisión evidenció cómo una red de coyotes traficaba con haitianos en Esquipulas. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)
A finales del año pasado un reportaje de Prensa Libre y Noticiero Guatevisión evidenció cómo una red de coyotes traficaba con haitianos en Esquipulas. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)

El Departamento de Justicia de EE. UU. tramita la extradición de cuatro coyotes guatemaltecos que estarían implicados en la muerte de una migrante, cuyo cuerpo fue lanzado a una carretera en Texas.

Felipe Diego Alonzo, alias “Siete”; Nesly Norberto Martínez Gómez, “Canche”; López Mateo Mateo, “Bud Light”; y Juan Gutiérrez Castro, “Andrés”, están a punto de convertirse en los primeros coyotes guatemaltecos en ser extraditados a EE. UU.

A los cuatros se les acusa de haber traficado con decenas de migrantes, a quienes les cobraron entre US$10 mil y US$12 mil por el “peligroso” viaje, informó el Departamento de Justicia.

Además, el Departamento de Justicia detalló que los cuatro guatemaltecos fueron detenidos junto a otras 15 personas el pasado 2 de agosto durante un operativo a gran escala en contra de estructuras dedicadas al tráfico de personas y que fue coordinado por la Fuerza de Tarea Conjunta Alpha.

“La Fuerza de Tarea Conjunta Alpha se creó para investigar y enjuiciar a las redes internacionales responsables de actividades peligrosas y prolíficas de contrabando de personas que explotan y victimizan a los migrantes”, señaló el secretario de Justicia Auxiliar, Kenneth A. Polite, Jr. de la División Criminal del Departamento de Justicia.

De acuerdo con las autoridades, los detenidos también estarían vinculados con la muerte en 2021 de la migrante guatemalteca Marta Ana Raymundo Corio, de 22 años, en Texas, cuyo cadáver fue lanzado a la orilla de una carretera en ese mismo estado.

Por lo anterior, los cuatro están acusados de conspirar y de traer a un extranjero a EE. UU. con resultado de muerte; de conspirar y traer a un extranjero para obtener ganancias financieras y de alentar e inducir a un extranjero a ingresar a EE. UU. para obtener ganancias financieras.

Lea más sobre el caso: Migrante guatemalteca muere en Texas y los coyotes le mandan el mapa de ubicación del cuerpo a sus parientes

El fiscal general adjunto, Kenneth A. Polite, explicó este jueves en una rueda de prensa que la oficina de Asuntos Internacionales en Washington está coordinando su extradición, que se producirá en un periodo “de cuatro a seis meses” y que representará “la primera extradición de Guatemala por tráfico de personas en mucho tiempo”.

Un comunicado del Departamento de Justicia detalla que la familia de Marta Ana Raymundo Corio pagó a los acusados aproximadamente US$10 mil por el viaje a EE. UU. Además, según la acusación, “los acusados y sus cómplices la guiaron durante varios días por el desierto hasta Odessa, Texas, donde finalmente pereció.

Al enterarse de su muerte, los acusados y sus cómplices trabajaron rápidamente para deshacerse del cuerpo y lo desecharon al costado de una carretera rural en el condado de Crane, Texas”.

“Estos arrestos recientes son la culminación de más de un año de esfuerzos de coordinación internacional e investigación de esta extensa operación de contrabando de personas”, dijo la Fiscal Federal Ashley C. Hoff.

“Esta organización criminal específica ha pasado de contrabando a una gran cantidad de migrantes de Guatemala, que incluía a una mujer joven que murió mientras era contrabandeada, y cuyo cuerpo luego fue arrojado cruelmente por los contrabandistas en el condado de Crane, Texas. Junto con nuestros socios, la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos para el Distrito Oeste de Texas se compromete a brindarle justicia y a responsabilizar a todos los delincuentes por sus delitos, incluidos los miembros de la organización criminal que permanecen en Guatemala”, agregó la funcionaria.

En busca de mejor vida

Cada año, más de 300 mil guatemaltecos intentan emigrar de manera irregular a Estados Unidos en busca de mejores condiciones de vida y huir así de la pobreza en la región, según cálculos oficiales y de organismos internacionales.

El país culminó 2021 con 69 detenidos por diversos delitos para su extradición, la cifra más alta de su historia. La mayoría de los arrestados son requeridos en Estados Unidos por tráfico de drogas.

Lea más al respecto: Sospechosos movimientos al amanecer: la crónica que evidencia cómo en Guatemala opera una red de coyotes que trafica a haitianos que van a EE. UU.

Combatir el “horrible crimen” del coyotaje es uno de los objetivos del Departamento de Seguridad, dijeron los funcionarios, principalmente en Centroamérica.

Resaltaron el intercambio de información entre los países para llegar a este tipo de capturas y posterior extradición.