Surge la cuarta caravana de migrantes hondureños para llegar a EE. UU.

La cuarta caravana de hondureños empezó ayer en Honduras una larga travesía hacia Estados Unidos en busca de mejores condiciones de vida, pese a las políticas del presidente Donald Trump para bloquear el paso a las tres anteriores, informaron las autoridades.

En Tecún Umán, San Marcos, hay más de cuatro mil migrantes hondureños tramitando el permiso para entrar a México. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
En Tecún Umán, San Marcos, hay más de cuatro mil migrantes hondureños tramitando el permiso para entrar a México. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Con pocas pertenencias, varios grupos de personas fueron llegando desde la tarde del sábado a la terminal de autobuses de San Pedro Sula, ubicada a 180 km al norte de Tegucigalpa.

En grupos pequeños, unas 400 personas iniciaron la caminata a la orilla de la carretera que conduce a la frontera con Guatemala.

La Policía informó en un comunicado que, de ese grupo, 153 personas llegaron en tres autobuses a la   frontera de Agua Caliente.

A esas personas “se les hizo saber que tienen que hacer un prechequeo” en la oficina de Migración para poder cruzar la frontera a Guatemala, añade el comunicado.

En la madrugada del martes de la semana pasada salió la tercera caravana de unas dos mil personas, también de la terminal de San Pedro Sula, de las cuales cientos cruzaron el sábado a México por el puesto fronterizo de Ciudad Tecún Umán, San Marcos.

El 13 de octubre partió la primera caravana de San Pedro Sula de cerca de dos mil hondureños y cuatro días después salió la segunda con menos integrantes desde el sur del país.

Estas caravanas han provocado la irritación del presidente estadounidense que quiere construir un muro en la frontera entre su país y México para bloquear a los migrantes.

Lea además: “En Honduras ya no se puede vivir”, la travesía de Elmer y su hijo hacia el sueño americano

La seguridad de la frontera y la construcción del muro han causado confrontación entre el presidente que mantiene el cierre parcial del Gobierno estadounidense.

En los últimos días las autoridades hondureñas han pedido a los migrantes desistir de su pretensión de abandonar el país con la idea de llegar a Estados Unidos, aparentemente sin éxito.

Según la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) de Honduras, unos 331 hondureños decidieron abandonar la caravana que salió a mediados de enero regresaron a su país de manera voluntaria, por medio del plan “Retorno Seguro” que impulsan Guatemala México y Honduras.

En octubre pasado, miles de centroamericanos salieron en caravanas hacia Estados Unidos, y 11 de ellos, hondureños, murieron en ese intento, según cifras oficiales del Gobierno de ese país.

Esperan en frontera

Entre tanto, miles de migrantes de la tercera caravana   cumplen con los requisitos del Gobierno de México de entrar de forma regular, e incluso anhelan quedarse en ese país en lugar de ir hasta Estados Unidos por los cambios en la política migratoria.

A cuatro días de su llegada a la frontera de Tecún Umán, un total de cuatro mil nueve personas han solicitado refugio en México, según cifras proporcionadas por el Instituto Nacional de Migración (INM).

El organismo migratorio ha entregado hasta el momento unas 50 tarjetas de visitante por razones humanitarias.

Mientras tanto, el resto de migrantes, miles de ellos tras registrarse ante el INM, se quedan en la frontera del lado guatemalteco, esperando una resolución de México.

Entre los solicitantes hay tres mil 257 hondureños, 405 de El Salvador, 270 Guatemala, 72 nicaragüenses, uno de Brasil y cuatro de Haití. De ellos, 790 son niños y adolescentes.

Los migrantes que han aceptado registrarse ante la autoridad migratoria podrán obtener la visa humanitaria con   vigencia de un año, que les permitirá transitar por territorio mexicano y también tendrán la opción de conseguir un empleo.

Es una tarjeta que acredita a los migrantes centroamericanos como visitantes en México por razones humanitarias y con un registro de la Cédula Única de Registro de Población, un documento que también tienen los ciudadanos mexicanos.

Rosa Torres, ciudadana hondureña, señaló ayer que desde el jueves pasado permanece en la larga fila de la estación migratoria que se encuentra en el puente internacional Rodolfo Robles.

Según Torres, en Honduras tuvieron más dificultades con las autoridades: “Nos fregó —molestó— la Policía, pero aquí en México nos han recibido de la mejor manera. No tenemos queja”, apuntó.

Contenido relacionado:

Caravana migrante: Cómo es pasar la noche en un albergue con cientos de desconocidos

Informe oficial señala que miles de niños más habrían sido separados por Tolerancia Cero

“Necesito trabajo para ayudar a mis 13 nietos”: Germán Celaya Zaldívar, migrante hondureño

2

Fulvia De Hace 4 meses

LO CURIOSO ES QUE NADIE DICE NA ACERCA DE LA DICTADURA JOH Y SUS 2 FRAUDES QUE PROVOCARON EL EXODO MASIVO DE HONDUREÑOS.

Su Excelencia Hace 4 meses

Seria una buena idea de que aquellos que no esten de acuerdo con el gobierno de sus paises se vayan de una sola vez hacia los EE. UU alli si encontraran lo que andan buscando, si es que ellos mismos saben lo que es.