Acuerdo migratorio entre Guatemala y EE. UU. es “indignante”, dice Amnistía Internacional

Guatemala y EE. UU. hicieron oficial un acuerdo migratorio en el que el país centroamericano se convierte en un lugar de refugio para salvadoreños y hondureños.

El ministro de Gobernación, Enrique Degenhart, junto al secretario de Seguridad Interna, Kevin McAllennan y el presidente de EE. UU., Donald Trump. (Foto Prensa Libre: Tomada de YouTube)
El ministro de Gobernación, Enrique Degenhart, junto al secretario de Seguridad Interna, Kevin McAllennan y el presidente de EE. UU., Donald Trump. (Foto Prensa Libre: Tomada de YouTube)

Dicho acuerdo fue firmado este 26 de julio en el Despacho Oval de la Casa Blanca entre Kevin McAleenan, secretario interino de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, y Enrique Degenhart, ministro de Gobernación de Guatemala.

Las reacciones en contra de ese documento no se hicieron esperar y la organización Amnistía Internacional (AI) lanzó una dura crítica.

“Cualquier intento de forzar a las familias e individuos que huyen de sus países de origen a buscar seguridad en Guatemala es indignante”, señaló Charanya Krishnaswami, directora de incidencia en las Américas para Amnistía Internacional en EE.UU.

Según la representante de AI, el gobierno de EE. UU., sabe que las condiciones en el país son peligrosas, con altos niveles de violencia e impunidad, además de instituciones débiles y un sistema de asilo señalado de deficiente.

“No hay duda de que Guatemala no debe ser considerada un lugar seguro de refugio. Las comunidades marginadas que se encuentran particularmente en situación de riesgo, entre ellas las mujeres, los niños y las personas LGBTI, podrían verse particularmente amenazadas”, reiteró Krishnaswami.

Lea también: Reacciones al acuerdo migratorio firmado entre Guatemala y EE. UU.

En nombre de AI, la representante dijo que la administración de Donald Trump debe abandonar “este cruel e ilegal plan de cerrar las puertas a las familias e individuos que intentan reconstruir sus vidas con seguridad”, dijo.

Sobre este acuerdo también se pronunció la Agencia de la Organización de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), quien afirmó que no fue parte de las discusiones sobre el tema.

“Hemos visto los anuncios de Estados Unidos y Guatemala de que han firmado un acuerdo bilateral. Acnur no ha recibido detalles de su acuerdo. Retendremos más comentarios hasta que lo hayamos visto y estudiado”, señaló.

Según el acuerdo, mientras se analiza la petición de protección de un solicitante, Guatemala no retornará ni expulsará a estas personas, a menos que se abandone la solicitud o que esta sea denegada a través de una decisión administrativa.

Lea también: Supremo de Estados Unidos da luz verde a Trump para acceder a fondos para construir el muro

“Termino coloquial”

El secretario de Seguridad Interna de EE. UU., Kevin McAleenan, expuso en una conferencia telefónica con periodistas que si los migrantes viajan hasta la frontera sur de su país “serán devueltos a Guatemala para pedir asilo”.

Añadió que espera que el acuerdo entre en vigencia en agosto.

Respecto a si es o no un acuerdo de tercer país seguro, McAleenan precisó que ese es un “término coloquial” que figura en la ley estadounidense, aunque no se incluye dentro del acuerdo.

“Es un acuerdo para colaborar en el acceso de protección para individuos”, explicó McAleenan.

¿Quiénes son terceros países seguros?

EE. UU. ya tiene un tercer país seguro a donde envía a solicitantes de asilo, se trata de Canadá. Después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, Canadá y EE. UU. firmaron el acuerdo específico para los dos países, este entró en vigor el 29 de diciembre de 2004.

En Alemania se han clasificado como seguros los siguientes países: Albania, Bosnia, Herzegovina, Ghana, Kosovo, Macedonia, Montenegro, Senegal, Serbia y los Estados miembros de la Unión Europea.

Contenido relacionado

¿Qué deberían hacer los salvadoreños y hondureños para pedir asilo a Estados Unidos?

Norma Torres dice a guatemaltecos que no están solos y que no pierdan la esperanza

La propuesta de la Usac para evitar que amenazas de Trump contra Guatemala se concreten