Jimmy Morales: A mí me han investigado todo

En una entrevista de 37 minutos, el presidente Jimmy Morales conversó con Prensa Libre de su postura de no renovar el mandato de la Cicig y sobre la investigación por financiamiento electoral ilícito en su contra, tema que provocó un  intento de abandonar el despacho presidencial y dar por concluida la conversación.

Morales dice que se busca otro comisionado para la Cicig, pese a que la ONU lo niega. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
Morales dice que se busca otro comisionado para la Cicig, pese a que la ONU lo niega. (Foto Prensa Libre: Esbin García)

El mandatario insistió en que hay un acuerdo con la Organización de Naciones Unidas (ONU) para designar a un nuevo jefe de la Cicig y afirmó que no se trata de algo personal.


Infraestructura, educación y la  lucha contra el narcotráfico son los temas que, según Morales, serán el rumbo durante el último año de gobierno.

¿Cuál fue el punto de quiebre en su relación con la Cicig?
Hubo un eventual punto de quiebre entre Cicig y el Estado de Guatemala porque no es Jimmy Morales el punto de quiebre.

En realidad nosotros creemos, y lo dijimos, a todas luces, y lo hicimos hace más de un año ante el secretario general de Naciones Unidas, cuando dijimos que la Cicig se estaba saliendo del marco de aplicación porque estaba incumpliendo las leyes de Guatemala.

En esa ocasión llevé  10 planteamientos, incluso Prensa Libre sacó un suplemento especial sobre eso, donde se planteaba la laceración o violentar la, eh, —piensa por unos segundos—, la garantía esta de la, se me escapa en este momento, lo de la presunción, es la palabra, violentar la presunción de inocencia, violentar el debido proceso, la presentación ante los medios de los casos de una forma mediática antes de ser presentadas ante los jueces.

Después hice una presentación específica de los casos como TCQ, es un caso en el que tanto el colombiano Iván Velásquez como la exfiscal Thelma Aldana, en presencia también de la licenciada que tenía la PGN a su cargo.

Buscando una solución, sin poner en riesgo, que en este caso era TCQ, ellos hicieron la propuesta de cuál sería la forma en que se debería trabajar.

La licenciada —Anabella— Morfín, como representante del Estado, estuvo de acuerdo conmigo de que todo se trabajara con total transparencia y acuerdo, y ellos fueron los que propusieron que se trabajara con temas de extinción de dominio.

Posteriormente a esto,  la Procuraduría General de la Nación comenzó a trabajar en un proceso de licitación especial,  una concesión especial, pero a mitad del proceso vienen los señores, tanto Iván Velásquez como Thelma Aldana, y únicamente sacan del sistema judicial el caso, dejándonos a nosotros con un gran problema, y es lo que siempre pasa.

Por si no lo vio: ¿”Y sin embargo, se mueve”?: Quién era Galileo Galilei y qué era lo que de verdad decía

Lo que pasa es que vienen extranjeros, toman decisiones, pero a la larga son los nietos de uno los que tienen que pagar los platos rotos. US$200 millones solamente el tema de TCQ y así podemos ir discutiendo muchos temas, incluyendo un allanamiento ilegal al recinto de Casa Presidencial, en donde hay participación de Cicig y  Naciones Unidas.

Hechos violentos de personal de Cicig, en donde queda un niño, un joven, de apellido Zimeri, que quedó completamente irreconocible y hasta el momento sigue teniendo operaciones, que ya no va a quedar igual. ¿En qué momento hubo participación del MP? ¿En qué momento hubo un proceso judicial?

Entonces, si usted me habla de un punto de inflexión, yo le podría hablar de muchos casos que se están dando y que hace poquito, lamentablemente, yo estaba diciendo que se habían lamentado. Tenemos que lamentar cinco muertes de personas en un abuso total de prisión preventiva, que, siendo una excepción a la Ley en Guatemala, Cicig la había convertido en una ley.

Resulta que ahora era inocente uno de los médicos, dos de los médicos. Entonces, cuando usted me habla de un punto de inflexión, yo le puedo hablar de varios y las intenciones nuestras siempre fueron las mismas: que una institución que podía ayudar a Guatemala lo hiciera de la forma correcta.

Presidente, entendemos su punto, pero ¿cómo explicarle a la ciudadanía que esta decisión de no renovar el mandato, de declarar  no grato al comisionado, no es algo personal, tomando en cuenta que hay un proceso que involucra a su familia y hay una acusación que hace la fiscalía y la Cicig contra su persona por supuesto financiamiento electoral ilícito?
¿Cómo explicarle a la? Yo, yo veo todavía más difícil el tema, ¿Cómo explicarle a la ciudadanía el silencio de los medios?

¿Pero cómo le explica que no es una decisión personal?
Yo he sido totalmente sujeto y mi familia se ha sujetado a todas las instancias. Mi hijo estaba fuera del país y regresó a presentarse. Lo que no podemos explicar y no se explica es el silencio de los medios, o mejor dicho, la participación de los medios.

Sí, pero no me explica por qué usted es el que toma las decisiones, no los medios.

Pero es que los medios tienen obligación de informar y todo esto que estamos platicando, los medios lo han callado, y el silencio.

Si no es personal ¿por qué no someterse a? —interrumpe la pregunta—

El silencio también es una omisión. Fíjese usted, pues, hay un testigo protegido que menciona a personal de Prensa Libre y menciona a personal de Guatevisión., ¿Qué proceso está abierto para ellos?

Presidente, si no es una campaña anti Cicig, como se le ha llamado ¿por qué el retardo en la renovación de visas? y  ¿al nombrar a un comisionado adjunto podría seguir Cicig en el mandato o ampliarlo?
Porque son dos cosas diferentes, diferentes. La renovación que se tendría que hacer, que sería la sexta, decidimos que ya había pasado tiempo suficiente, van a ser 12 años en los cuales Cicig pudo haber hecho lo que se debió haber hecho, incluido el traslado de esas capacidades.

Recomendamos leer: Jimmy Morales critica a las cortes por segunda vez en cinco días

Creemos que eso es ajeno a lo otro que estamos hablando. En mi discurso, que ustedes lo han de tener, están claramente dadas las razones por las cuales se decidió no renovar el mandato y se aclaró, y se dijeron los puntos, y hasta este momento creemos que fue contundente, porque es exactamente lo que está pasando.

Sin embargo, la ONU sostiene que el comisionado Iván Velásquez es quien dirige  la Cicig.
Eso es lo que tiene que discutir ONU con la cancillería guatemalteca, eso es precisamente lo que acordamos con el señor —António— Guterres, que se iba a buscar la solución y  a buscar a la persona para que pudiese hacerse la transición y que la transición fuera que el nuevo comisionado o nueva comisionada diera finalización a los 11 meses y días que le quedan a la Cicig.

Perdone que insista, pero hoy -ayer- justo, la ONU dice que no hay negociación ni acuerdos para nombrar a un nuevo comisionado. —el presidente dijo el miércoles, durante una entrevista de radio, que el acuerdo con Guterres era buscar “en ambas partes una persona que pudiese suplirlo”, pero la ONU dijo que no existe un acuerdo entre el organismo internacional y el Gobierno de Guatemala para nombrar a un nuevo comisionado y  que por el momento no hay programada ninguna reunión—.


Pues habrá que pedirle otra vez declaraciones a la ONU porque en lo que quedamos fue que se iba a buscar a unas personas que se iban a proponer y que se iba a escoger, de mutuo acuerdo, a la persona que iba a tener el tiempo prudencial para que se hiciese el traslado, y en base a eso poder darle la finalización al tiempo del señor Iván Velásquez.

¿Como un adjunto?
Eso lo va a resolver la Cancillería y lo va a resolver la  OEA, esos detalles se dirán cuando se tenga ya el acuerdo con OEA; perdón, con ONU.

Se recuerda, a raíz de las últimas decisiones que usted ha tomado respecto de la Cicig, una entrevista en la que usted dice  que está sujeto para que lo investiguen. ¿Qué cambió entre esa versión del discurso de campaña a la decisión que ha tomado como presidente en los últimos meses?
Eso es precisamente lo que ustedes los medios confunden. Si a mí me han investigado todo. Tres cajas así —señala una medida con las manos— son las que llevan de investigación. ¿En dónde no se me ha investigado?

¿Usted podría renunciar a su antejuicio?
Es que no se puede, no se puede renunciar al antejuicio, el que le pueda decir eso simple y sencillamente le está diciendo algo que no se puede hacer.

La ley establece  los procedimientos para aquellas personas que tienen antejuicio o derecho de antejuicio, y es más, a mí me han investigado hasta medios de comunicación y sería interesante, muy interesante, que la población se preguntara ¿cómo es posible que salga información, a través de medios de comunicación, del presidente, de los bancos?

O sea que en Guatemala se ha incumplido la ley, a mí me han investigado y yo no he dicho nada, y bendito sea Dios no me han encontrado nada.

¿Cómo le explica el presidente Morales a la población que no es cierta la acusación que hace la Fiscalía respecto del financiamiento electoral en la campaña?
Mire, pues, se lo voy a plantear así de sencillo, no me voy a meter mucho en este tema porque este es un tema que está judicializado y no soy yo el que tiene que dirimirlo, y mucho menos ante un medio de comunicación, así es que es la última pregunta que le respondo en torno a ese tema.

Imagínese usted que la testigo protegida o el colaborador eficaz en su testimonio dice: “él nos dijo que no nos recibía dinero, que no podía recibir dinero”, o sea que la testigo protegido que están utilizando en mi contra es la que dijo que yo no recibí dinero.

Pero hay empresarios que dicen que sí. Bueno, entonces espérese usted con los empresarios, y si alguno —algunas risas— dice que yo recibí dinero, entonces ese proceso va a seguir. Ahora, eso que usted está diciendo, yo creo que no ha sucedido; sin embargo, como le repito, este proceso es un proceso que se está solventando de forma judicial y no lo vamos a hacer de forma mediática.

En su caso… 
Bueno, si me van a seguir preguntando de ese tema creo que ya terminó la entrevista.

Entérese: Senadores piden a Pompeo evaluar a sanciones contra Jimmy Morales

Solo es una consulta
Si me sigue preguntando de ese tema aquí termina la entrevista —en ese momento el presidente intenta levantarse de la silla—.

Le iba a preguntar si le ha cambiado la vida eso o no.
Mire, la Presidencia me ha cambiado la vida de una forma hermosa, me ha permitido servirle a la población, me ha permitido hacer cosas que como un ciudadano común no se puede hacer; por ejemplo, poderle decir a la población que hemos llegado a 184 días de clase el año pasado y que este año, gracias a Dios, se van a volver a superar los 180 días, cosa que nunca había sucedido.

Esos 180 días de clases fueron acompañados, todos, de refacción escolar, y este año, de Q1.11 se subió a Q3 y se hizo de una forma transparente, tan transparente que se apachaba un botón en Finanzas y el dinero llega con toda una línea bancaria hasta la cuenta de las direcciones departamentales, y con otro teclado, todas esas, todo el dinero  hacia las cuentas de las OPF (Organización de Padres de Familia).

Cuando empezamos nuestro gobierno, de 31 mil escuelas solo había nueve mil OPF, hoy tenemos 30 mil OPF, que están recibiendo Q3 por día, por cada uno de los alumnos.

¿Quién lo administra? Los padres de familia. ¿A dónde llega el dinero? A la comunidad ¿Quiénes se alimentan? Los niños con los que estamos luchando por una desnutrición crónica que tenemos décadas y siglos de estar luchando.

¿Ha cambiado mi vida? Por supuesto que ha cambiado mi vida. Hemos logrado y vamos a lograr entregar mil 850 kilómetros de asfalto completamente cambiado, que equivale a más del 25 por ciento de toda nuestra carpeta asfáltica.

Además, hemos trabajado casi cinco mil kilómetros con el Cuerpo de Ingenieros y con los convoyes de -la Dirección General de- Caminos, de caminos terciarios que tenían décadas, desde que se abrieron no se habían trabajado más.

¿Ha cambiado mi vida? Claro que sí, logramos hacer una consulta popular para poder llevar nuestro problema, que tiene más de 150 años, de diferendo territorial con Belice, hasta el punto de que Guatemala decide ir a una consulta popular….
La vida sí cambia siendo presidente, mi querido amigo.

Presidente, la migración también se genera por la falta de empleo ¿Cómo se trabaja en ese tema? 
Estamos trabajando, nosotros. Lastimosamente hemos bajado solamente un 20 por ciento ese índice, cuando El Salvador ha logrado bajar más del 50 por ciento. Tenemos que reconocer cuando menos tres o cuatro problemas que nos han afectado.

La sequía, fundamentalmente en la parte central de nuestro café, de nuestro territorio, donde se siembra mucho café, más la roya que nos afectó desde el 2015 hasta el 2017, y esas sequías prolongadas y la caída trascendental en el precio internacional del café ha hecho que muchas personas no puedan trabajar y tengan que buscar una mejor opción.

En el caso de la migración sabemos que solo hay dos casos para que la gente esté dispuesta a migrar: la violencia o la falta de empleo.

En el caso de la violencia, nosotros podemos dar mejores resultados que los que tienen Honduras y El Salvador.

El Salvador anda por 65 homicidios por cada cien mil habitantes, Honduras por 50, nosotros lo hemos bajado hasta 22.9, el promedio latinoamericano anda por 23.5, nosotros lo ubicamos o lo agarramos en 30.2 y lo llevamos por 22.9. Esto significa que nuestros indicadores, y con mucho gusto se los puedo compartir —se dirige a los encargados de comunicación para indicar: todos los indicadores de seguridad se los podemos compartir— cómo vienen a la baja y todo eso a nosotros nos ayuda para poder decir nuestros argumentos están.

En el tema laboral también ha habido un descenso en la inversión. Recuérdense ustedes que en junio del año pasado, cuando íbamos a empezar todos los temas de reparación y construcción de nuestras carreteras, cayó el caso Construcción y Corrupción. Se nos cayeron cerca de 30 proyectos ya para iniciar a dar el primer anticipo, tuvimos que volver a levantar todos los eventos, con empresas que no tuvieran ningún tipo de señalamientos, y todo eso hizo que cayera la ejecución presupuestaria del Estado.

Si ustedes le suman toda esa persecución que hubo, y ese estancamiento de empresas cerradas, minas cerradas, hidroeléctricas en construcción cerradas, mas no inversión ni público-privada, ni privada internacional, por temor precisamente a ese tema de incertidumbre jurídica, pues hay mucha razón de poder decir no hemos logrado generar los estándares o los niveles de generación de empleo.
Presidente y… —interrumpe—

Lea nuestro Editorial: Discurso oficial avanza por arriesgado rumbo

Con algo importante, que quien genera el empleo es la empresa, no es el gobierno, y aún así nosotros hemos logrado mantener cerca de tres puntos el crecimiento del Producto Interno Bruto.

Señor presidente, usted toca el tema, esas tensiones políticas que las mismas calificadoras de riesgo han señalado como una de las causantes de la baja inversión. ¿Qué participación o qué responsabilidad puede tener el Ejecutivo en esa tensión política?
Todas las evaluaciones que usted vio que ganamos el año pasado nos mantienen en un país de buena inversión.

Ahora, pregúntele usted a los empresarios  si quieren seguir invirtiendo, partiendo de que una Corte de Constitucionalidad les paraliza la construcción de dos hidroeléctricas. Pregúntele  a los bancos si quieren dar préstamos a proyectos que pueden ser suspendidos por temas de nuestras cortes. Entonces se podrá dar la idea de dónde puede venir la poca decisión o intención de inversión.

Hablando de la CC, en algunos discursos ha mencionado que hay algunos fallos que se están dando por motivos políticos, específicamente ¿a cuáles se refiere? ¿se refiere al caso del comisionado Velásquez o a cuáles?
Mire, pues, hablemos, hay algo que se llama retardo malicioso de la justicia. Se recuerda usted que en Prensa Libre iba cuántos días iban pasando y no se resolvía el tema de la Mina San Rafael —el presidente se refiere a una pauta publicitaria de la Cámara de Industria—, ¿y por qué otros amparos se resuelven hasta en ocho horas? ¿por qué?.

¿Cuando dice otros amparos se refiere al tema del comisionado?
A otros amparos, verifique usted cuáles se resuelven y cuáles no.

¿Ha hablado usted de ese tema con la magistrada Dina Ochoa, que es la delegada del Ejecutivo?
Mire, yo hablo, trato de hablar con todos los magistrados, trato de hablar con todos los diputados, trato de hablar con todos los funcionarios de gobierno, trato de hablar con todos los que están incluso fuera de los organismos de gobierno, me refiero a Contraloría, me refiero al MP, me refiero a todos los organismos porque de una u otra forma yo, como ejecutor, soy el ente que les puede facilitar desde el presupuesto hasta la participación interinstitucional.

Yo hablo con todos y estas preocupaciones también las hablo con empresarios organizados y no organizados, y es evidente que hay temas que urgen y que se sacan en horas, y hay temas que no urgen y pueden llevar años, y hay otros que pasan soñando.

Al referirse al  retardo malicioso de la justicia ¿qué opina de que, por ejemplo, en el caso del diputado Felipe Alejos, él ha interpuesto varios recursos para evitar que se le retire el antejuicio y no ser investigado? También de ese lado hay un retardo malicioso 

En ese caso, él —Alejos— está utilizando los recursos que le quedan. El retardo malicioso, de todos los que lo hagan, debe acusarse.

Si alguien está haciendo uso de esos retardos, pues hay que señalarlo y habrá que decirlo, pero en el caso en que yo me refiero, en donde una corte, que es la Corte de Constitucionalidad, usted agarra los casos y los detiene, los guarda, los tiene engavetados a costa de que se pierdan empleos, usted me hablaba de migración, a costa que se pierdan recaudaciones, que eso socava el presupuesto y socava la posibilidad de hacer programas sociales o de hacer infraestructura.


Ese tipo de casos  sería de urgente trato y de mucha necesidad de resolución porque va más allá de un simple caso. Entonces yo pienso que los medios tienen una responsabilidad muy alta.

La pregunta es: ¿qué es lo que los medios se callan?

¿Usted cree que los medios lo atacan, presidente?
Yo creo que es normal que los medios me ataquen, atacan a todos los presidentes.

¿Pero sí cree que lo atacamos?
Eh…

¿Con alguna mala intención?
Mire, a todos los presidentes los van a atacar solo con el hecho de cambiar una frase. Por ejemplo, usted pone un titular y en el titular dice algo, pero en la explicación de la nota dice algo completamente diferente. ¿Eso es estilo? ¿eso es —pausa unos segundos— eh, estilo?, ¿o es estilo?

Y hay unos medios en Guatemala que yo los podría comparar a la Extra de hace tiempo, que hacen publicaciones los domingos, por ejemplo, hasta con, hasta con apodos, eh, grotescos, con saña y mentiras. Eso es un ataque, y no solo al presidente, sino a todos aquellos que le quieren hacer daño por algo.

¿Y dónde deja la crítica en el sentido de libertad de expresión?
Pero ¿cree usted que decirle, por ejemplo, la Cebra Godoy a alguien entra dentro del periodismo y libertad de expresión?
—Personal de la Secretaría de Comunicación Social de la Presidencia hace señas para informar que se tiene poco tiempo para continuar con la entrevista—

Nos dice la Secretaría que se agota el tiempo. Hay diversas críticas ciudadanas respecto de si esta temática de Cicig-Gobierno, en el último año, no ha, de alguna forma, desviado la atención de otros temas que para la ciudadanía son importantes: carreteras, empleo, migración, temas de inversión. ¿Qué responder a esa percepción?
Yo creo que los medios han estado dándole tanta cobertura a eso que no nos han acompañado a entregar todas las carreteras. Hemos estado entregando carreteras todas las semanas.  Ustedes no le han dado cobertura a los éxitos de Educación, hemos estado entregando un programa por cada 15 días; es más, una noticia que nunca se había dado en Guatemala: mil centros de cómputo, se inauguraron o se están inaugurando ya, cuando lo más que se habían inaugurado  eran 40.


Cuando recibí el gobierno apenas había 400 centros de cómputo, en este momento hay mil 900, o sea que solo yo he aperturado mil 500 centros y ya estamos licitando o está dentro de nuestro presupuesto otros mil centros  para el año entrante. Eso, eso, es verdaderamente que sí seguimos trabajando.

…Nosotros, en realidad, la gran pelea que han tenido ellos, —ONU— la han tenido ellos, nosotros simple y sencillamente hemos hecho cuatro cosas, las hemos tratado de resolver por la vía diplomática y lo hemos hecho con la seriedad de Estado, diciéndole a Naciones Unidas que somos un país digno.

Les llevamos las preocupaciones que teníamos, no nos atendieron en año 21 días, sino hasta el día que di mi discurso.

Lea más: La transcripción del discurso de Jimmy Morales ante la ONU

Para terminar este tema y luego le hago la última pregunta respecto de la visión que tiene el gobierno.
—Risas del presidente— Lo tengo que dejar, lo tengo que dejar.

Por favor. Hay un fallo pendiente, una resolución de la Corte de Constitucionalidad sobre el tema del señor Velásquez. ¿Cómo va ese curso desde el punto de vista del Gobierno? ¿Qué esperar? ¿Van a acatar?
Esperemos que se resuelva. Mire, hablar del futuro es —no completó la frase—

¿Qué rumbo le va a dejar en su último año a este país? Enumere tres acciones.
El rumbo que tenemos en tres acciones: dos que van encaminadas hacia lo económico, y le voy a decir cuatro, y dos que van encaminadas hacia lo social.

¿Carreteras o infraestructura?
Aparte infraestructura, construcción de edificios, casas y comerciales. Ya hicimos hace algunos meses una actividad en donde se lograron desentrampar casi dos millones de metros cuadrados para construcción, aquí en la capital. Si usted se da cuenta estamos por entregar —el libramiento de— Chimaltenango, que también pasó años sin hacerse, se entregó los 13 kilómetros de Barberena —Santa Rosa— y la segunda es seguir trabajando y seguir siendo el mejor socio de Estados Unidos en el combate contra el narcotráfico.
Aunque la gente sigue pidiendo más

Por supuesto. Pero es que, mire, son 16 mil kilómetros de carreteras tenemos nosotros, de esos 16 mil kilómetros de carreteras, solo seis mil 500 kilómetros tienen asfalto, y han sido muy mal mantenidos durante los últimos 20 años. ¿Qué agarré yo? Y agarré con deuda, que ni siquiera medicina me despachaban porque se debían las vacunas. Imagínese usted, del 2014 y del 2015, no tenía dinero ni para pagar los sueldos atrasado de los médicos.

¿Y las otras tres acciones? Por su tiempo
El primer año, el primer año pues logramos hacer lo que se pudo, el segundo año me quebraron la rodilla cuando me botaron todos los platos de, todos los proyectos. A pesar de eso vamos a entregar mil 850 kilómetros de nueva cinta asfáltica (el presidente toca el piso de su despacho con los nudillos).

Este año va a ser el año de mayor inversión en infraestructura durante los últimos 15 años, y si el presupuesto nos lo aprueban para el año entrante, mejores cosas se harán.

Esas eran las dos cosas para reactivación económica y hay dos temas sociales que vamos a impulsar y que de alguna u otra forma son lo que nos va a dar sostenimiento para el futuro: Seguirle invirtiendo a educación, como le estamos invirtiendo, no tengo los datos exactos, pero creo que solo en alimentación podemos rebasar los Q1 mil millones dados, servidos en las mesas de los niños de preprimaria y primaria, sin ninguna banderita política de que los programas sociales son míos, no, los programas sociales son para el pueblo y es dinero del pueblo.

Si nosotros logramos eso y seguimos incrementando la cobertura y calidad educativa. Estamos sembrando la semilla que Guatemala necesita para que en el 2022-2032 que Guatemala va a recibir el bono demográfico, que es algo de lo más importante en la historia de un país, tengamos mejores posibilidades para nuestros jóvenes.

Y la segunda es seguir trabajando y seguir siendo el mejor socio de Estados Unidos en el combate contra el narcotráfico.

¿Esa es la cuarta acción?
Es una acción muy importante ¿por qué? ¿el problema de quién es? ¿de Estados Unidos, de Colombia y de nadie más o también es problema de Guatemala?
Según nosotros, los problemas de nuestros socios y de nuestros aliados son problemas nuestros ¿por qué? Porque Guatemala, durante mi gobierno, cuando menos, no es un país que pone la mano así (extiende su mano derecha), “ayúdeme, yo soy pobre”. No.  Mire, soy su mejor aliado, dicho por John Kelly – jefe de Gabinete de la Casa Blanca-, reconocido por Rex Tillerson -exsecretario de Estado de EE. UU.- y por todas las agencias de investigación. “Nuestro mejor aliado en la lucha contra el narcotráfico, contra el terrorismo y contra la delincuencia trasnacional Guatemala”.

¿Más que México?
Sí. En la región.

¿Y la trascendencia para el ciudadano?
¿Qué trascendencia tiene? Que nos van a ver.

Lea el Editorial: La Constitución como farsa y como trinchera

Para empezar Estados Unidos es nuestro principal socio comercial. Para continuar en Estados Unidos tenemos cerca de 2.7 millones de guatemaltecos, los tenemos que proteger y, finalizando, si nuestro socio no nos ve como el hermano menor problemático, que hay que darle dinero, sino que nos ve como el hermano menor que es importante, en uno de los dos temas más importantes para ellos, que es la seguridad, entonces vamos a poder hablar de tú a tú y vamos a poder decir: Mirá, yo lo que necesito es esto y él me va a poder decir:

Mira lo que yo te puedo dar es esto, entonces vamos de la mano.

Fíjese que hay un punto bonito, ellos nos han ofrecido el Plan de la Alianza para la Prosperidad para el Triángulo Norte, que pueden ser US$750 millones repartidos entre todos los países de la región, en donde Guatemala aproximadamente podría recibir US$132 millones a US$150 millones, que no los manejaríamos nosotros, los manejarían las agencias de ayuda de ellos.

¿Qué les damos nosotros a cambio de ese dinero? Yo le puedo contestar fácilmente, solo el año pasado erradicamos mil 400 millardos de amapola, o sea que solo con eso ya les tripliqué la ayuda, eso es cooperación, porque esa droga convertida en heroína llegaría a Estados Unidos, o sea que yo le estoy dando como país, el doble de lo que él me está dando para la Alianza para la Prosperidad y la seguridad en la región.

Si nosotros logramos llegar a hablar a ese nivel con las grandes potencias del mundo y nos llegamos a convertir en verdaderos aliados, yo creo que ellos van a decir “de veras, hay que apoyar a los guatemaltecos”, ¿cómo?  ¿qué necesitan?

Mire, nosotros lo que necesitamos, por ejemplo, nuestros guatemaltecos nunca les han dado un TPS, yo lo he solicitado cinco veces.

Cuando ha hablado con -Donald- Trump ¿se lo pidió? 

¿Y la respuesta?
Que lo iba a trasladar a la instancia correcta que es Homeland Security, y pues, hicieron la evaluación y dijeron que en este momento no era factible; sin embargo, lo seguiré pidiendo. Se lo pedí una vez a Barack Obama, se lo pedí dos veces al antiguo director de Homeland Security que no recuerdo, se lo pedí a -Joe -Biden -exvicepresidente de EE. UU., a Biden se lo pedí dos veces, se lo pedí al anterior secretario de Homeland Security y se lo pedí al vicepresidente -Mike- Pence, usted lo tuvo que haber visto aquí en el Palacio -Nacional de la Cultura- y también lo hablamos con Trump y él me pidió que lo habláramos con la secretaría encargada.

Pero va a llegar el momento en el que podamos encontrar soluciones, como, por ejemplo, visas de empleo temporales, pero mientras tanto nosotros debemos hacer nuestro trabajo.

Contenido relacionado

> Gobernador de San Marcos habría gestionado apoyo para Jimmy Morales
> CC aclara que Iván Velásquez puede ingresar al país
> ONU confirma a Iván Velásquez al frente de la Cicig, aunque dirija desde el exterior