Policías y ladrones

Opinión

Guatemala lleva varios años jugando a policías y ladrones en una secuencia que más o menos es así: a) la Cicig y el Ministerio Público (MP) —policías— persiguen a los políticos y a algunos empresarios —ladrones—; b) en cada redada, los policías siempre capturan a una nueva banda de ladrones, a los que ponen en la cárcel; c) la cárcel se llena cada vez más de ladrones, pues pocos son los que logran salir; d) pero los ladrones abundan, por lo que no hay redada en que la policía no cese de encarcelar a más bandas; e) partidos políticos nuevos llegan al poder con gente fresca, los que al poco tiempo se vuelven ladrones; f) la policía sale y captura más y más; g) la policía siempre es la misma (MP y Cicig); los ladrones siempre son otros; h) ¡asombroso, Guatemala tiene una capacidad sorprendente para producir… ladrones!

Los buenos rateros andan de corbata

Opinión

Al hombre se le nota la higiene o falta de ella en los codos. Por si no lo sabían. Un codo sucio es un mensaje del más allá. Cuando éramos pequeños y nos bañaba nuestra madre o madrastra, nos enjabonaba y restregaba con fuerza las rodillas y los codos. Con el tiempo, uno aprende a limpiarse la cara. Sabe que la gente valora eso, lo que se ve. Si mucho, observa con disimulo las uñas, pues se dice que los honrados las mantienen limpias y recortadas. Lo cual es falso.