Espacio de oportunidad y no de afrenta nacional

Editorial

Otro nuevo episodio de secretismo gubernamental se suscita a raíz de la cita, el próximo lunes, entre los presidentes Jimmy Morales, de Guatemala, y Donald Trump, de EE. UU., en un contexto agitado por el inicio de las primeras redadas contra indocumentados en ese país, específicamente en Immokalee, condado de Collier, Florida, en donde habita una numerosa comunidad de guatemaltecos que vive en pavor, ante la posibilidad de deportaciones, sin que hasta el momento el Gobierno se haya pronunciado vehementemente en su defensa, como no lo ha hecho tampoco en el caso de los abusos y maltratos en centros de reclusión.