Estratega político dice que el peor error de un candidato durante la campaña es ¡mentir!

El consultor en marketing político Felo Alejandro Jiménez Pérez, quien cuenta con más de dos décadas de experiencia en campañas y estrategia electoral en Venezuela y España, afirma que el error más grande que pueden cometer los candidatos que comandan las encuestas “es subestimar a los contrincantes”.

Felo Alejandro Jiménez Pérez, experto en marketing político y campañas electorales (Foto Prensa Libre: Cortesía)
Felo Alejandro Jiménez Pérez, experto en marketing político y campañas electorales (Foto Prensa Libre: Cortesía)

Otro error que suelen cometer, según el también abogado nacido en Venezuela y con residencia en España, es dejar de “aparecer en actos públicos con lo cual pierden el contacto con las masas y sin darse cuenta regalan espacios vitales a los rivales que los puede hacer perder”.

¿Qué tan importante y extensa debe ser la campaña de un candidato presidencial?

Es indispensable, pero imposible pretender recoge en dos meses los frutos de algo que se debe comenzar a sembrar dos o tres años antes.  En una campaña normal los precandidatos debieron salir, por lo menos dos años antes, salvo situaciones como cuando un presidente decide no lanzarse a una reelección y deciden buscar otro candidato que llene las expectativas poblacionales. Ese sería un ejemplo de campaña de poco tiempo.

Si se pretende ser candidato presidencial se debe evaluar al menos dos o tres años antes. Aventurarse en un proceso electoral es muy difícil sin haber formado opinión antes, es decir, que el candidato debe dar a conocer poco a poco sus planteamientos para darse a conocer y que cuando comience la carrera electoral ya lo conozcan y genere una buena oferta electoral. En esos dos años también debió haber recorrido el país para conocer los problemas de la población y buscarles soluciones.

¿Qué otros elementos ayudan en una campaña?

El discurso es importante.  Para ello los políticos, como parte de su estrategia, tienen que recoger qué es lo que sienten y quieren las personas.

¿En Guatemala ha sucedido que el candidato que pasa de segundo en la primera vuelta gana las elecciones?

Eso no solo pasa en Guatemala, suele suceder en los países con sistemas electorales de segunda vuelta. Eso ocurre, generalmente, porque los que pasan de segundo hacen pactos con otros partidos que llegaron de tercero, cuarto o quinto, con lo cual sobrepasan al primero.

Por eso el que gana la primera vuelta no se puede confiar, mucho menos de las encuestas, porque estas reflejan una foto del momento. Se vio claramente en el caso de Donald Trump, quien no era el favorito en esas mediciones.

En los procesos electorales llega un momento en que se vive una guerra de encuestas, los candidatos creen que van bien y abandonan las bases electorales y las estrategias de calle pensando que por los resultados de estas mediciones ya ganaron. Viene, entonces, otro candidato con un equipo de campaña mejor estructurado y ve esto como una oportunidad de superar al rival.

¿Qué puede provocar que a última hora los que encabezan los sondeos caigan?

Cualquier error que se cometa en un discurso, un debate, una palabra mal dicha, una reacción mal expresada. En un país, que no recuerdo el nombre, un candidato a gobernador que ya tenía asegurada la elección, según las encuestas, hizo un reclamo de mala manera a una persona de los cuadros de seguridad, lo cual causó malestar en la población cuando se publicó el video y perdió.

Algunos que marchan adelante toman la decisión en los últimos días de no asistir a foros o debates, ¿Es buena estrategia?

Depende, si el candidato puntea alto y sabe que le va a ir mal puede ser que sea lo mejor. También puede ser que si tiene un 50 por ciento de la preferencia y el otro candidato 10 por ciento ¿a quién le conviene debatir? Definitivamente que al segundo para subir en las encuestas. Sin embargo, como ciudadanos nos conviene ver los careos, porque como electores tenemos el derecho de verlos para decidir nuestro voto.

¿Qué consejos le daría a los que marchan en los primeros lugares en los sondeos para no resultar perdedores el día de las elecciones?

Sin quiero consolidar el triunfo le diría: anda pues tu oferta electoral es buena, lúcete, no tienes nada que esconder a los electores, reafirma tu imagen, eso le diría.

¿Y los que aparecen con bajos puntos en las encuestas qué deben de hacer?

Buscar el debate con los demás contendientes.

¿Y si a pesar de eso no crece en las encuestas?

Deben tomar la decisión de seguir en la contienda, formar una coalición o dar apoyo a otro candidato que tenga mas posibilidades y así quedar bien de cara a una futura elección. Tendría que seleccionar bien a quien apoya.

¿Y si ya pasó el momento de hacer coaliciones?

Muchos candidatos se retiran cuando ven que no tienen oportunidad, pero eso sucede cuando nunca fue asesorado y creyó que con cinco o seis amigos que lo apoyaran podría lograr algo en el proceso electoral. Por eso lo primero que debe buscar es definir las oportunidades reales y con base en ellas fijar su estrategia, porque no es lo mismo estar de tercero cuarto o quinto y pretender remontar al primero. Un aspirante no debe estar satisfecho con conseguir tres centímetros de prensa, montar tres tuits diarios o colocar cinco fotos bonitas en Instagram, si es así no tienen nada que buscar en la elección.

Se puede decir que en una elección puede cumplirse el dicho de que “del plato a la boca se cae la sopa”.

Todo puede suceder, vuelvo repito, el mejor ejemplo que tenemos es el Trump, todas las encuestas le daban el triunfo a Hillary Clinton, pero la población estaba con el actual presidente de Estados Unidos, quien hizo una oferta que está tratando de cumplir y con ello lograr su reelección.

¿Cuál es el peor error de una campaña?

¡Mentir!

¿El día de las elecciones que debe hacer un candidato?

Ir a la iglesia, si es cristiano, sino también se le respeta.  Debe ejercer su derecho al voto y luego recogerse en su casa de campaña y ahí esperar la hora clave del conteo y resultados de los comicios, y si resulta ganador que celebre y si es perdedor que lo reconozca, porque el día de mañana va a querer volver a presentarse y si comete errores en este momento se los van a sacar, porque la factura va a quedar pendiente.

¿Qué se debe hacer para ganar votos en los últimos días de la campaña?

Plantear ofertas claras. Para nadie es un secreto que durante los últimos 10 años ha habido grandes cambios, entre estos los millennials, que es un voto joven, que parece indiferente, por lo que se tiene que tratar de convencerlos por medio de las redes sociales, pero siempre con la verdad.

¿Qué tan determinantes pueden ser las redes sociales?

Son elementos de comunicación que nadie puede negar que son útiles, pero no hacen todo el trabajo, porque el candidato puede tener buenos mensajes y un buen equipo, pero hay que tomar en cuenta que no solo este presidenciable está jugando, sino que lo mismo hacen otros candidatos con otros equipos. También están las personas malintencionadas que generan bots y trolls que buscan generar matrices de opinión, entonces, las redes sociales solo son un complemento de la campaña

Se ha visto como candidatos con una ventaja en las encuestas resultan perdedores el día de la elección ¿A qué se debe eso?

La encuesta es y debe tomarse como una herramienta, nos da una fotografía del momento, creer que por esos resultados ya se ganó la elección es un error común y es cuando aparecen las sorpresas. Los candidatos al verse favorecidos en estos sondeos de opinión comienzan a subestimar a los contrincantes, o dejan de aparecer en actos perdiendo el contacto con las masas y sin darse cuenta regalando espacios vitales para ganar.

Otro error que se puede cometer es no tomar en cuenta el voto oculto, por esto es clave mantener una estrategia electoral dinámica y flexible durante el desarrollo de la campaña digan lo que digan los números, innovando en todo momento y nunca dar por hecho que la victoria es solo cuestión de horas.

En las últimas elecciones en América Latina, los ganadores han sido de distintas tendencias ideológicas ¿Cuál está dominando en el continente?

Se está situando en el centro. Ni izquierdas ni derechas. Esto obedece a un resultado evolutivo de la sociedad. A mi modo de ver un discurso de derecha o de izquierda hoy por hoy no genera los mismos dividendos políticos que provocaban hace unos años, y esto pasó debido a que el clivaje (escisión o fisura) electoral mutó, y los ciudadanos, sobre todo las nuevas generaciones esperan algo distinto a una oferta electoral tradicional. El centro es una consecuencia porque neutraliza el contexto de izquierda o derecha. Dicho en otras palabras, está perdiendo valor electoral la tendencia ideológica y está tomando fuerza la oferta electoral que responda las inquietudes con valor de futuro para los ciudadanos.