El uso de la pintura va más allá de la decoración, también influye en la salud y emociones

La pintura no solo renueva los espacios, además tiene otros beneficios para todos en el hogar.

(Foto Prensa Libre: Michael  Pineda Coosemans
IArquitectura)
(Foto Prensa Libre: Michael Pineda Coosemans IArquitectura)

La función más conocida por la mayoría de personas cuando una pintura es aplicada sobre una superficie se resume a un concepto decorativo.  Pero, existen otros beneficios que se relacionan con ella.

La pintura es una protección de las estructuras frente a los efectos ambientales como el agua y el sol.  En las construcciones también retrasa la aparición del moho, hongos que aparece en las paredes y que puede llegar a perjudicar la salud de las personas.

Al respecto Marcel Guedj, en su libro Una casa sin alergias ni contaminantes explica  que una mala ventilación hace que aumente la humedad en las casas y crean condiciones propicias para que aparezcan hongos.

Los hongos forman manchas de color blanco, gris o verde oscuro y desprende un olor característico.  Se desarrollan en todo tipo de materiales y gracias a sus filamentos cargados de esporas son capaces de colonizar grandes zonas.  Las manifestaciones alérgicas a los mohos tienen los síntomas de patologías respiratorias, sobre todo del asma, pero también de la rinitis y la conjuntivitis alérgica.  Es importante mantener el cuidado de las paredes y también evitar todo aquello que retenga humedad.

La pintura debe renovarse por lo menos cada dos años.  (Foto Prensa Libre: Ma. Michael Pineda Coosemans/ IArquitectura)

Una de cada cinco asmas infantiles está causada por la humedad, y por lo tanto por los hongos, asegura Guedj.

Otra recomendación es que antes de comprar los productos de pintura se asegure que sean de calidad.   Investigue sobre los componentes y aditivos que tengan.

En la salud emocional

El color es una de las claves en decoración que transforma ambientes.  Éste puede determinar que una habitación sea estimulante, equilibrada o práctica.

La recomendación en general es organizar el color de manera que cada espacio adquiera el carácter más adecuado para las actividades que en él se van desarrollar.

 

(Foto Prensa Libre: Ma. Michael Pineda Coosemans/ IArquitectura)

La arquitecta Ma. Michael Pineda, de IArquitectura explica que la pintura es la base para hacer agradable la estancia de las personas. “Los colores adecuados inspiran a que se sientan conectadas con su casa y se convierten en un reflejo de su personalidad”, agrega.

Con el color podemos tener diferentes sensaciones y por ello es importante conocer la psicología del color y definir el proyecto a trabajar.

En cuartos de niños se sugieren los colores más vivos y en dormitorios de adultos, aquellos colores que reflejen tranquilidad como el azul.

Las paredes ofrecen la posibilidad para cambiar la percepción del espacio, al mismo tiempo que marcan los límites de una habitación.

Los tonos cálidos y oscuros harán que el espacio parezca más pequeño y acogedor.  Por el contrario, los más claros y fríos darán la sensación de más espacio.

En general las tonalidades neutras como el gris son recomendadas para combinar estilos decorativos distintos, ya que actúan a modo de fondo de transición entre un estilo y otro.

Colores como las tonalidades de rojo deben utilizarse con cuidado.  Estimula el apetito y las ganas de conversar, pero si se usa en grandes cantidades provoca descargas de adrenalina y crea una sensación de calor.

El azul tiene la capacidad de relajar y es ideal para lugares que exigen tranquilidad. El verde también tiene esta virtud de relajar por su asociación con la naturaleza y la frescura.

El amarillo es el color de la alegría.  Alegra los ambientes, debe utilizarse de forma mesurada para que sea beneficioso.

Dentro y fuera de casa

Además de los colores en los ambientes, las paredes  podrían ser utilizadas para plasmar arte por medio de murales y que esto tenga un impacto emocional diferente.

La arquitecta Pineda explica que las paredes están teniendo nuevas maneras de ser intervenidas.  Actualmente en los hogares se están utilizando vinilos o adhesivos y murales de cerámica.

También están los murales creados para las habitaciones infantiles, así como en otros ambientes del hogar.  En una sala, por ejemplo, los paisajes podrían ser una alternativa para crear una sensación de paz.

El artista Luis Caal explica que  el arte puede transformar la realidad desde los colores y las formas.

“Desde mi experiencia en mural urbanos, los murales transforman los espacios.  En lo público, los renuevan, los hacen habitables de nuevo, en especial  si las personas se involucran de alguna forma”, agrega.

(Foto Prensa Libre: Tiểu Bảo en Pixabay)

Antes de comprar

Para maximizar la protección que la pintura provee, así como su vida útil, es importante preparar las superficies antes de la aplicación; para ello se recomienda retirar la pintura que se esté desprendiendo, realizar un lavado de las paredes con agua y detergente, luego esperar a que la superficie de aplicación esté totalmente seca y aplicar la pintura preferentemente en verano y no durante la época de lluvia, comenta Javier Castillo, Gerente General de Celco de Guatemala.

En las piezas de metal, la aplicación correcta de la pintura previene el proceso de oxidación y hace que las piezas expuestas al oxígeno perduren un mayor tiempo, conservando sus características estructurales iniciales.

(Foto Prensa Libre: Karolina Grabowska en Pixabay)

Existen además pinturas que brindan por medio de la nanotecnología protección contra mosquitos y zancudos.  También existen otro productos antibacterianos y antimohos.

Contenido relacionado

>Decoración con adhesivos vinílicos

>Anatomía de un hogar energéticamente eficiente

>Así se fabrican las tradicionales pilas, parte del hogar

0