¿Es buena idea mantener una relación de amistad con una expareja?

Si terminó una relación recientemente y ahora se enfrenta al momento en el que tiene que tomar la decisión de seguir su camino sin ver atrás o hacer un esfuerzo para mantener una relación de amistad con esa persona que en algún momento fue especial para usted, esta información le servirá.

Publicado el
¿Es posible ver "con otros ojos" a la persona de la que se enamoró en algún momento? Expertos en psicología dicen que sí, pero es necesario un proceso. (Foto Prensa Libre: Servicios)
¿Es posible ver "con otros ojos" a la persona de la que se enamoró en algún momento? Expertos en psicología dicen que sí, pero es necesario un proceso. (Foto Prensa Libre: Servicios)

“Donde hubo fuego, cenizas quedan” es una frase tan popular que puede ser causa de conflicto en la mayoría de las parejas. Independientemente de si ahora usted tiene pareja o no, seguramente alguna vez a lo largo de su vida se ha preguntado si tener una amistad con su ex es algo factible y sano.

¿Quiere resolver la duda?

Lo primero que debe tomar en cuenta es que debe ser totalmente honesto consigo mismo. Es comprensible que no quiera hablar del tema con otra persona por temor a sentirse juzgado, pero al hacer una introspección sí puede hacer de lado los temores e intentar ser consciente de lo que realmente está pasando.

Sea honesto

La primera duda que debe responder es si aún tiene sentimientos hacia esa otra persona. No todas las relaciones terminan porque el amor se esfuma de ambas partes o de una. A veces simplemente sienten que, por algún problema u otros factores como la distancia, por ejemplo, lo mejor es separarse, pero los sentimientos no desaparecen.

Si aún siente atracción y cariño hacia la otra persona, lo mejor sería ser honesto y comunicárselo para ver si pueden resolver sus diferencias. O bien, entender que el ciclo de su relación ha terminado y es momento de alejarse y sanar por su cuenta.

Es comprensible que ya tuviera ciertos hábitos o rutinas con su pareja. Además, es bastante común que siempre fuera su primera opción cuando de asistir a un evento se trataba. Probablemente compartían gustos e intereses y gozaban de un lazo que ambos en algún momento creyeron inigualable e indestructible. Es normal que las personas sientan que extrañan a su antigua pareja, que verse en una situación donde se sienta solas y no cuenten con la otra persona les resulte muy desagradable. Los humanos somos seres de costumbres. Pero aunque se lea trillado, el tiempo nos hace avanzar.

¿Cree que no le afectará cuando más adelante su ex tenga una pareja nueva y deba tratarla? ¿Cree que en realidad su ex es una persona tan importante que le gustaría mantenerla en su vida para siempre o es más bien por costumbre? Conforme explore estas ideas irá encontrando una solución.

Debe también tomar en cuenta que aunque no sacar por completo de su vida a su ex le produzca una sensación de calma, más adelante podría ser motivo de confusión o dolor.

Tómese un tiempo

Acorde a la psicóloga Rita Hernández, no es imposible mantener una relación cordial e incluso de amistad con una expareja. Si tienen la madurez para aceptar que la relación terminó, sino guardan rencor y ambos piensan que es lo mejor. Sin embargo, enfatiza en la necesidad e importancia de “tomarse un tiempo”. Hernández explica que en la mayoría de casos, justo al momento de terminar la relación, uno de los dos aún suele tener sentimientos muy fuertes por el otro, por lo que no es buena idea iniciar una amistad de inmediato. Aclara que no hay un tiempo establecido para este espacio. “Cuando no haya sentimientos amorosos por parte de los dos, y logren verse como a cualquier otra persona con la que se relacionan, será el momento”, dice. Además, sugiere que si usted siente que sí puede tener una amistad, pero su expareja no ha superado la relación, debe ponerse en sus zapatos y buscar distancia, aunque usted no tenga problema con ver a la persona.

En resumen, sí puede mantener una amistad con su expareja, pero necesita un tiempo de duelo para dejar de sentirse herido o enojado, para poder hablar o ver a la otra persona sin que le afecte emocionalmente, para dejar de estar demasiado al pendiente de esa persona y para dejar de tener la sensación de esperanza en cuanto a algún cambio.

Contenido relacionado:

> Por qué, según la ciencia, el amor a primera vista no existe

> Los temas que jamás debe tratar en una primera cita

> Micro-cheating: ¿estás siendo infiel a tu pareja sin darte cuenta?

Archivado en:

amorParejaRelaciones