Claves para que los padres les enseñen a sus hijos sobre cómo ahorrar

El ahorro y otras estrategias financieras es posible aprenderlas desde la niñez. Aquí le compartimos cómo transmitir esta enseñanza a los niños.

Existen algunos parámetros importantes para enseñarles a los niños el valor de dinero y cómo pueden administrar sus finanzas desde sus primeros años, aunque el tema es algo que todos podríamos aprender a cualquier edad.

Alex Gudiel aprendió cómo llevar de una forma exitosa sus finanzas después de pagar una deuda de casi millón y medio de quetzales, actualmente tiene un movimiento llamado Zona Cero, en el cual enseña a otros principios fundamentales sobre finanzas personales.

Su visión va más allá y actualmente tiene un proyecto para llegar a niños en las escuelas con el apoyo de maestros capacitados para quienes desde cuarto primaria aprendan las bases del tema y se les motive al ahorro. Pero, la finalidad es darles continuidad, para que al momento de salir de estudiar sean emprendedores, tengan una base suficiente para poner su propio negocio y adquieran su patente de comercio. El plan de Zona Escolar Cero está abierto a todas las escuelas que se quieran acercar.

“Es importante enseñarles a los niños y adolescentes desde la abundancia y no desde la escasez”, agrega Gudiel. En este proceso se hace relevante la manera de hablar a los hijos y quitar frases como “no hay dinero”, “no me alcanza”, “crees que somos ricos”, “el dinero no nace en los árboles” o “por pagar tus estudios no podemos comprar cierto bien”, estas frases van estableciendo creencias que no permiten el desarrollo financiero e incluso podrían hacer sentir culpabilidad a las nuevas generaciones.

Por el contrario se motiva a los padres a otra dinámica. Para comenzar se necesita enseñarles el valor del dinero, por ejemplo, relacionar cuestiones como cuántas horas de trabajo se necesitan para cubrir el tiempo de comida de un día y cuánto representa esto en un mes.

Gudiel recomienda no caer en la trampa de querer hacerle fácil a los hijos y darles todo. Por el contrario, se les necesita enseñar el valor del trabajo, del tiempo y de las ideas porque al conocer estos aspectos ellos mismos podrían empezar a generar recursos. También comenta que todos estos conceptos y ejercicios de vida van de la mano con los valores.

“Para comenzar se les debe enseñar que ellos no valen por lo que tienen sino por quienes son”, agrega Gudiel. Expresa que la educación financiera incluye la generosidad con otros y el respeto a todas las personas.

Al respecto Juan José Garrido, quien pagó una deuda de 90 mil quetzales expresa que en Guatemala no se tiene una cultura de ahorro y a los niños se le puede enseñar de forma creativa. “Un quetzal no tiene un valor tan significativo, pero si ese quetzal se une a muchos otros se transforma, así como el lego, es una figura abstracta, pero al unirse a otros se pueden crear muchas otras formas”.

Garrido explica que el deseo en los niños son importantes y es necesario mostrarles el valor de ello y que se necesita esforzar para obtenerlo por medio del ahorro.

“Como padres no podemos quitarle el sueño a los niños”, si este mes el presupuesto no permite comprar algo que ellos desean se les expresa que esto se contemplará para más adelante y juntos incluso pueden incluirlo en el presupuesto familiar y trabajar por ello.

Además, deben conocer la importancia de no acumular sino aprovechar los recursos. Así, de querer actualizar una consola de videojuegos, esta podría venderla y que esto se convierta en parte del ahorro para comprar la nueva adquisición.

Cómo ahorrar

A partir de los tres años y medio aproximadamente es posible empezar con este caminar y darles cierta cantidad de dinero con regularidad. Gudiel dice que no se tiene una cifra exacta de cuánto es posible darle a los hijos porque dependerá de cada familia y su presupuesto.

En Zona Escolar Cero se recomienda tener cuatro alcancias transparentes para que ellos obseven el movimiento del dinero en cada una de ellas. Rotúlelas para que reconozca cuál es la finalidad de cada una.

  • Gastar
    Aquí se incluirá el dinero disponible para comprar. Es necesario que ponga una intención en el dinero. Cuando este dinero se acaba no se puede tocar el dinero de los otros botes.
  • Generosidad
    Esta alcancía es para aprender el valor de la solidaridad y de ayudar a otros. Un principio que también es parte de la prosperidad.
  • Ahorro
    Este punto es para crear patrimonio. El ahorro buscará bienes como una casa o contar con recursos para el futuro.
  • Inversión
    Esto es diferente al ahorro. Por medio de este es posible tener recursos para hacer crecer ciertas ideas. Por ejemplo, si el niño tiene la idea de prestar un servicio en su familia como la limpieza de ciertas áreas, en esta alcancía podría acumular suficiente para comprar implementos que le ayuden en su idea.

Para mayor información del programa ingrese a la página ww.zonacero.org o al WhatsApp 5494-5843.

 

 

Contenido relacionado

>Cómo estimular la inteligencia en los niños (incluye agenda de cursos)

>Hay un monstruo en el armario: Cómo manejar el miedo de los niños

>La OMS recomienda a los niños menos pantallas y más juegos

0