Metas 2020: Mejore el uso de sus finanzas para vivir más tranquilo

Tener buen control de sus finanzas le permite tener ganancias en el futuro, realizar sus sueños y proyectos que siempre ha deseado, así como tener mejor calidad de vida. Acá le compartimos algunas estrategias para lograrlo.

El hábito de ahorrar un porcentaje de sus ingresos le permitirá tener ganancias en el futuro, porque podrá cumplir sueños como viajar o estudiar lo que más desea. (Foto Prensa Libre: Servicios).
El hábito de ahorrar un porcentaje de sus ingresos le permitirá tener ganancias en el futuro, porque podrá cumplir sueños como viajar o estudiar lo que más desea. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Comprar un café todas las mañanas, una refacción al final de la tarde son pequeños hábitos que, sin darse cuenta, modifican significativamente su presupuesto y le pueden impedir cumplir sus objetivos financieros. Pero, existen pequeños hábitos que le ayudarán a mejorar sus finanzas personales y fomentar el ahorro.

Uno de los errores más comunes que se comete es no prestarle la debida atención al dinero que se gasta a diario, lo cual hace que a fin de mes no alcance el dinero para cubrir las obligaciones adquiridas. Así es como empiezan las deudas. La correcta administración de las finanzas personales incidirá en cómo organizar su vida y gastos.

La regla es sencilla, no gastar más de lo que se gana. A continuación le presentamos algunos consejos para que lleve de mejor forma sus finanzas y logre cumplir las mayoría de metas financieras este año.

1. Cree un presupuesto consciente

Llevar un presupuesto acerca de sus gastos quincenales o mensuales le permitirá tener un mejor control de su dinero. Saber cuánto destina para cubrir lo que tiene que pagar hace que sea más consciente del cuidado de su vida económica.

Para hacer un presupuesto debe saber cuáles son sus gastos fijos y variables. Los fijos están relacionados con la renta, hipoteca de vivienda, servicios públicos, cable o seguro del auto. Son aquellos gastos que no varían. Los gastos variables son los que cambian cada mes, dependiendo de su rutina, por ejemplo: comidas fuera de casa, visitas al médico o actividades de ocio. Para llevar un mejor control, guarde las facturas.

La experta en economía Mónica Gramajo señala que los pasos para crear un presupuesto es, primero, identificar sus ingresos fijos u otras actividades que le generen dinero. Luego, detalle los gastos que realiza. En este apartado también incluya los famosos “gastos hormiga”, que se definen como los pequeños gastos que se hacen a diario, pero no se les presta atención. Por ejemplo, la compra de un café o refacción, cigarros, dulces, chicles o chocolates. Después defina, como mínimo, un 5% de sus ingresos para ahorro.

Para María Fernanda Martínez, ingeniera industrial con un MBA con especialización en finanzas, existen muchas estrategias para crear un presupuesto efectivo. Una de ellas es evaluando sus prioridades y ordenándolas de mayor a menor para después asignarle las cantidades correspondientes a cada gasto.

Registrar sus gastos le permite ser consciente de en qué invierte su dinero y si le ayudan a alcanzar sus objetivos. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Por ejemplo, si su meta es ahorrar, entonces debería ser su prioridad 1 y es lo primero que tiene que apartar cuando recibe un ingreso. Si está pagando el alquiler de su casa, debería ser la prioridad, ya que para poder seguir produciendo dinero necesita un techo para vivir. La alimentación, por supuesto que tiene su espacio, así como el transporte o estudios, entre otros.

“El orden de las prioridades lo asigna cada quien. Lo importante es que los gastos no sobrepasen los ingresos y sea realista en asignar su presupuesto en cada categoría. Es decir que, si la alimentación, que está en tercer lugar de sus prioridades, no es congruente que gaste más de lo asignado por comer en restaurantes cuando podía ahorrar preparando comida en su casa”, dice Martínez.

Con la aplicación Spendee, que está disponible para dispositivos iOs y Android, puede llevar un control dinámico de sus finanzas. Con esta podrá controlar sus gastos personales, así como conectarse de forma segura a su cuenta bancaria. También podrá establecer metas de presupuesto y controlar el pago de sus facturas en línea. Por medio de gráficas, le muestra en qué categorías realiza más gastos, lo cual es positivo para identificar sus gastos hormiga.

Regla 50/30/20

Cuando se trata de finanzas personales cada persona tiene su propia técnica y estrategia. Sin embargo, existen reglas estándar que puede ayudarlo a cumplir sus metas.

Martínez recomienda utilizar la estrategia “50/30/20”, que consiste en asignar el 50% de sus ingresos a las necesidades de vivienda, alimentación (compras de supermercado y mercado), seguros de vida, transporte y estudios. El 30% asígnelo a gastos placenteros como sus pasatiempos, compras esporádicas o vacaciones. El 20% restante destínelo a ahorros. Lo ideal es ahorrar en alguna cuenta bancaria que le ofrezca buena tasa de retorno y que sea de interés compuesto, para que su dinero crezca por sí solo.

“Hay que ser realistas gozar un poco de lo que producimos. Ser inteligente con sus gastos no implica no gozar sus ingresos”, afirma la profesional.

2. Identifique sus metas

Al hacer su presupuesto y evaluar prioridades es cuando realmente se hace un examen de conciencia y se fijan las metas personales porque estas siempre tendrán relación con el dinero que se tiene disponible.

Si este año su meta es estudiar una maestría o viajar a otro país, entonces su dinero de ahorro tiene un propósito porque será destinado a algo que valora y que aportará cambios positivos en su vida. Por lo tanto, sus gastos deben estar alineados a sus metas, para que ambos funcionen.

Cada vez que reciba su sueldo o que tenga un ingreso económico, lo primero que debe hacer es “pagarse a usted mismo” y destinar la cantidad fijada para su ahorro. Por eso, la prioridad 1 en el presupuesto son los ahorros.

Como todos sabemos que el dinero es un recurso finito, si desea incrementar el porcentaje destinado a ahorros, tendrá que sacrificar los gastos de otros rubros. Para Martínez, el éxito consiste en que cada vez que gaste en algo esté consciente si eso lo aleja de su meta o lo acerca cada vez más. Por ejemplo, si desea estudiar una maestría, probablemente tenga que omitir las vacaciones con sus amigos o comer más en su casa en vez de en restaurantes.

Estudiar una maestría

Si desea estudiar una maestría, Gramajo recomienda que recomienda hacer un mini presupuesto. Es decir, hacer un estimado de cuánto dinero es que necesita para alcanzar su meta. Entonces, primero debe identificar la materia, después en qué universidad le gustaría tomarla. En este punto puede realizar cotizaciones en varios centros educativos para analizar las mejores opciones.

Debe hacer un presupuesto si desea estudiar una maestría, para no endeudarse. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Cotice las matrículas de inscripción, mensualidades y gastos extras como parqueo o libros que necesitará. También tome en cuenta que debe incluir la inversión en transporte, gasolina y alimentación.

Al tener el total de lo que necesita invertir, se dará cuenta si es una meta a corto o largo plazo. Puede buscar otras fuentes de ingreso, como trabajos freelance, para que el tiempo de espera no sea mucho.

Viajar a otro país

Si su propósito este año es viajar a otro país, es aconsejable tener un presupuesto para saber cuánto debe ahorrar. Primero defina el destino al que desea viajar. Cotice precios de boletos, hoteles, lugares en los que podría comer, transporte interno y tenga un rubro para recuerdos o algunas actividades que quiera realizar y que son pagadas. Después, defina la fecha para su viaje y colóquela en el calendario, así lo motivará a lograrlo.

Existen varias aplicaciones que le ayudarán a planificar un viaje. Con KAYAC puede encontrar ofertas de boletos aéreos, hoteles y autos para rentar. Además, le ofrece paquetes turísticos y consejos para una planificación sencilla. Está disponible para dispositivos iOs, Android y en versión web.

Con Booking también encontrará el precio y disponibilidad de vuelos, vehículos en alquiler, tours y actividades que puede hacer en el lugar. La diferencia con la aplicación anterior es que aquí puede programar taxis para que lo recojan en el aeropuerto y puede ver ofertas de hoteles disponibles. Puede buscar su alojamiento en diferentes categorías como: el precio, los más destacados, según las estrellas que tiene en su servicio y los mejor valorados. Está disponible para dispositivos iOs, Android y en versión web.

Algunas veces, es más económico rentar una casa por los días que estará en el lugar, que un hotel. Es recomendable que cotice alojamientos en Airbnb, una aplicación que ofrece viviendas en más de 190 países. Con esta aplicación puede rentar desde habitaciones, casas, apartamentos, casas de árbol, entre otras opciones.

Al registrarse puede buscar su destino, ver las opciones de alojamiento y confirmar si está disponible para las fechas que usted tiene planificadas. Además, puede conversar con los anfitriones de la casa por medio de mensajes directos y leer las reseñas de quienes ya han estado en la vivienda. Está disponible para móviles iOs, Android y en versión web.

Para hacer su presupuesto más certero, también puede utilizar XE Currency que proporciona información acerca del tipo de cambio de moneda. Ofrece 180 tipos de cambio y puede ordenarlos según su prioridad o agregarlos a un listado. Está disponible para móviles iOs, Android y en versión web.

Ir a vivir a solo

Si desea independizarse e ir a vivir solo, tenga en cuenta que esa acción implica pagar renta y comprar su propia comida. Existen muchos gastos que son necesarios para mantener un hogar, de los cuales no siempre se es consciente cuando se comparten gastos.

Lo recomendable es hacer un presupuesto pequeño de cuánto puede asignar a categorías como: pago de renta, alimentación, transporte (gasolina, depreciación del auto, o gasto del transporte público) y servicios públicos (agua, luz, teléfono). Esté dispuesto a disminuir sus gastos placenteros y no omita una cantidad para ahorros, por muy pequeña que sea.

Gramajo recomienda que, si sus ingresos no son suficientes, ahorre por un tiempo para que tener un fondo que le permita asumir los gastos iniciales.

3. Evite los gastos hormiga

Comprar algún postre o algún café todos los días, o varios días, son gastos constantes que poco a poco hacen que su presupuesto no cuadre. La mejor forma de evitarlo es hacer una revisión constante de cuánto lleva gastando durante el mes, para evitar la excusa de que gastó de más sin darse cuenta. Estos se pueden reducir, por ejemplo, tener café en la oficina, en vez de comprarlo porque sale más caro.

Hay varias formas que le pueden ayudar a registrar sus gastos con constancia:

Notificaciones bancarias

Martinez explica que, al tener el dinero en el banco, se reciben todos los meses el estado de cuenta que detalla cada crédito o débito que hizo o recibió. Puede sacar dinero por medio de su tarjeta de débito o por cheque y siempre quedará algún registro de sus movimientos. La ventaja es que así sabrá en qué gastó exactamente y reducirá la probabilidad de perder su dinero en efectivo.

Guardar las facturas y apuntar

Si no desea optar por la opción anterior, puede guardar las facturas que recibe. Puede acumularlas en su billetera o bolsa y cada semana ingresarlas en un documento de Excel o apuntarlas en una libreta para hacer la suma y determinar las categorías en las que más ha gastado. Además de su registro, le ayudará para su pago de planilla de impuestos.

Guardar las facturas y regístrelas para recordar sus gastos. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Ya que en Guatemala la economía informal es bastante común, no recibirá factura de todos los gastos que realice, por lo que puede llevar el registro una libreta o en su celular. Lo recomendable es que lo haga en el momento que hace la compra, para que no olvide anotarlo y el monto.

4. Diseñe una meta relacionada al gasto

Cuando se relaciona un hábito de gasto que le causa felicidad con una responsabilidad en su presupuesto lo animará a cumplirla. Por ejemplo, si siempre compra un café todas las mañanas no lo haga solo si ya ha depositado su cuota de ahorro o si el mes pasado sí cumplió con disminuir sus gastos hormiga. Lo ideal es buscar motivaciones que le hagan prestar atención a los gastos innecesarios que se hacen.

5. Hacer una lista de compras

Las compras compulsivas es una práctica común, sobre todo después de largas jornadas de trabajo, porque se busca compensar ese esfuerzo y cansancio con algo que lo haga sentir bien y feliz. Sin embargo, muchas veces esa felicidad es momentánea porque acaba con su salud financiera.

LLevar una lista de cosas que realmente necesita y tenerla siempre presente ayuda a comprar cosas útiles y que ya tenga previstas. Este listado puede tenerlo en el celular o en su bolsa, para que al momento de tener el impulso de comprar algo, el no tenerla cerca sea un pretexto para hacer una compra compulsiva.

Puede descargar en su celular la aplicación Apple Reminders que le ofrece mantener al día las listas de tareas o compras que debe hacer. Puede clasificar sus listas en las categorías y orden que usted desee. Además, puede colocar fecha de vencimiento, recordatorios, notas y compartirlas con otros usuarios. Está disponible únicamente para dispositivos iOs.

Para móviles Android está disponible AnyList, que como su nombre lo dice, puede hacer listas de lo que usted quiera. Desde su lista de compras del supermercado, hasta los regalos que necesita para algún cumpleaños. Además, puede planear comidas de la semana y descargar recetas.

Lucía Contreras, coach de vida, indica que el pensamiento “me lo merezco” que apoya las compras compulsivas no es del todo negativo, sin embargo, se puede cambiar su enfoque. “Decir que usted se merece algo por haber hecho algún esfuerzo, como trabajar más horas de lo normal es aceptable. Es una cultura de recompensa que anima a nuestra mente. Pero, podemos cambiar el enfoque pensando en que realmente lo que merece es ahorrar ese dinero para adquirir algo que desea más, como alcanzar su meta de viajar a fin de año o estudiar algo que le apasiona”, explica.

Entonces, cuando quiera realizar una compra compulsiva primero revise su lista de compras para analizar si puede comprar algo útil. En caso no sea así, considere que el dinero que gastará le servirá para cumplir una meta más anhelada. Contreras aconseja que cuando suba a su auto dispuesto a ir a adquirir algo innecesario, cierre los ojos por un momento, respire profundamente por 30 segundos y después visualice su meta. Si desea viajar, imagínese en ese lugar haciendo lo que más le gusta. Así guiará su mente a ese anhelo y disminuirá su ansiedad por las compras.

6. Distráigase cuando compra

Distraerse y guiar la mente es una estrategia que funciona también para las compras en línea. Muchas personas cuando están aburridas, ansiosas o estresadas, suelen relajarse haciendo compras en Internet. Estas entran en el rubro de los gastos hormiga, porque no se está totalmente consiente de la compra hasta que lo ve en su presupuesto o en el estado de cuenta de la tarjeta.

Contreras recomienda que cuando tenga estos sentimientos en la oficina, busque vídeos en Youtube que lo distraigan. En su tiempo libre, identifique algún canal de esta plataforma que siempre lo entretenga y cuando esté dispuesto a hacer una compra en línea mejor busque un nuevo vídeo y disfrútelo.

Las compras en línea son un método que muchos usan para reducir su estrés, sin embargo, con ejercicios de respiración puede evitar estas compras compulsivas. (Foto Prensa Libre: Servicios).

No es recomendable que cuando esté con estrés o ansioso comience a buscar opciones de canales de Youtube para ver, porque se desesperará y terminará haciendo compras. Lo mejor es que ya sepa qué buscar y disfrutar. “También le puede funcionar descargar algún juego en su celular o en su computadora o tener algún libro digital y leer por 15 minutos. El objetivo es tener opciones que le ayuden a despejar la mente”, comenta Contreras.

7. La “bola de nieve” para sus deudas

El primer paso para combatir las deudas es ponerles un alto. Para lograrlo se debe ser consecuente con las decisiones que ha tomado y trabajar duro para cubrirlas. Tome en cuenta que tenerlas no es malo, porque la mayoría de las personas lo hace, sin embargo, el error es no hacer una planeación estratégica para salir de ellas. Eso implica realizar cambios en sus hábitos.

Martínez recomienda la estrategia “bola de nieve”, que se basa en hacer un listado, ordenado de mayor a menor, de todas las deudas con sus montos totales. El enfoque es dirigir el dinero para pagar lo más que se pueda de la deuda pequeña, mientras que a las demás se les hace un abono menor.

Por ejemplo, imagine que tiene cinco deudas diferentes que en total suman Q4000.00 y en su presupuesto, al reducir los gastos, tiene disponibles Q200 para saldar estos compromisos.

Al ordenarlas de mayor a menor, la primera deuda es de Q500, entonces hará un aporte máximo de Q100, mientras que a las otras 4 les abonará Q25, para que en total se esté invirtiendo solamente los Q200 que están disponibles en su presupuesto. Si realiza esta estrategia, en los siguientes cinco meses ya habrá completado la primera deuda, por lo que esos Q100 úselos para la segunda, a la cual ya le asignaba Q25. A partir del mes 6 estará asignando Q125 a la deuda 2 y así continúa con los pagos mínimos en las demás. Si la practica consecutivamente habrá cumplido con sus deudas en poco tiempo.

Ejemplo de la estrategia “bola de nieve” se utiliza para cubrir las deudas adquiridas. (Foto Prensa Libre: cortesía María Fernanda Martínez).

“El beneficio está en que al ir saldando sus deudas pequeñas primero. Estará viendo resultados más rápido lo cual lo motivará a aprovechar este impulso y avanzar mientras construye a su bola de nieve. Sin embargo, lo más importante es tratar de evitar caer de nuevo en este tipo de situaciones”, concluye Martínez.

Contenido relacionado

>Meta 2020: Tener una alimentación saludable y así lograr un peso balanceado

>Algunos consejos para llevar las finanzas en pareja

>Las tres acciones para lograr finanzas personales saludables

0