Es dañino cortarles las orejas y la cola a los perros

Es posible que alguna vez haya visto un perro con la cola más corta o con las orejas recortadas. Esta es una práctica prohibida en el marco legal de Guatemala.

La amputación de orejas y cola es una práctica estética en las mascotas. (Foto Prensa Libre: Servicios).
La amputación de orejas y cola es una práctica estética en las mascotas. (Foto Prensa Libre: Servicios).

La otectomía (remoción total o parcial de la oreja) y la caudectomía (amputación parcial de la cola), son procedimientos que se realizan con distintos fines (médicos, estéticos y como prevención de ataque).

Antiguamente, se realizaba en perros de caza, guardia y defensa como los bóxer, dogos y dobermanm, para que estos no fueran atacados por otros animales en dichas áreas de su cuerpo.

Pero esta práctica se fue extendiendo, a otros lugares y en otras razas (mastín napolitano, cocker, schnauzer y american staffordshire, entre otros), con fines estéticos, sometiendo a los animales de compañía a estándares de belleza o para dar una apariencia más feroz, según el gusto de sus dueños.

Antes, la amputación de la cola y las orejas se practicaba en perros de combate para protegerlos de algún ataque. (Foto Prensa Libre: Servicios).

De acuerdo con Carlos Alfaro, médico veterinario, la otectomía consiste en “extirpar la oreja para que tenga una forma más presentable” y la caudectomía, que se hace en recién nacidos, no le provoca tanto problema al animal, pues los nervios relacionados con el dolor no están totalmente desarrollados, dice.

Algunas razas de perros han sido sometidas a estándares de belleza. (Foto Prensa Libre. Servicios).

Sin embargo, en el caso de las orejas, Alfaro explica que existe un riesgo quirúrgico. Puede haber problemas con la anestesia o surgir alguna complicación luego de la operación. “Somete al animal a mucho dolor y malestar”, añade.

Para Ricardo Figueroa, médico veterinario, la práctica estética de ambas amputaciones es algo innecesario, y añade que es recomendable educar a las personas a no realizarlo.

La amputación de orejas y cola es una práctica que se realiza en cachorros. (Foto Prensa Libre: Servicios).

La cola es una extensión de la columna vertebral de los perros, la cual tiene funciones como el giro y la comunicación, para expresar sus emociones (felicidad, enojo, miedo). Sin embargo, Figueroa explica que su amputación no afecta el equilibrio “porque se trata de las terminaciones de los nervios que se encargan del movimiento de la cola”.

Además, para Alfaro tampoco implica que esto afecte significativamente la comunicación, ya que esta es realmente para expresarse entre animales, pero las mascotas generalmente se comunican mayormente con los dueños (personas). Figueroa añade que estos se comunican mediante el fragmento que queda.

La remoción de orejas y cola, cada vez es menos practicado, según veterinarios. (Foto Prensa Libre: Servicios).

De igual forma, al momento de amputar las orejas, Figueroa explica que no afecta la audición, sin embargo, cuando se trata de una intervención estética, dado que las orejas quedan erguidas, el oído queda expuesto a agentes externos que podrían provocar una infección como la otitis.

Fundamento médico

La caudectomía (amputación parcial de la cola), también puede ser terapéutica, por lesiones traumáticas, infecciones, fístulas perianales (conducto infectado entre la piel y el ano) o neoplasias (tumor en la columna vertebral).

En circunstancias especiales como estas, dice Figueroa, se realiza como terapia para recuperar la cola. Se hace una amputación con fines médicos en caso de alguna lesión, accidentada o por agresión de otro animal.

En algunas ocasiones, cuando los perros son muy juguetones, podrían lastimar su cola. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Asimismo, hay perros hiperactivos que mueven mucha la cola y se la lastiman, explica Alfaro. Los golpes causan daño, sangra, se genera una infección y, cuando esta avanza, por medio de los huesos puede provocar septicemia (presencia de bacterias en la sangre), lo cual compromete la vida del animal, afectando el corazón, los pulmones y el hígado, entre otros órganos.

De la misma manera, los perros pueden verse afectados por tumores en la piel. El carcinoma de células escamosas es un tumor maligno que podría afectar las orejas y, por ello, también sería necesaria la remoción del área afectada en el pabellón.

Cuando se presentan tumores en las orejas, es posible que se necesite de una intervención quirúrgica. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Este procedimiento “no afecta la audición, conducción y comunicación, pues únicamente se retira el área dañada”, agrega Figueroa.

Marco legal

Con el fin de regular el bienestar y la protección de los animales, en Guatemala existe la Ley de Protección y Bienestar Animal, que contempla estas intervenciones en el Capítulo II de las Infracciones, Artículo 61, Infracciones Muy Graves, inciso C:

“Se prohíbe las mutilaciones de orejas, colas y tercera falange de los animales de compañía, excepto las realizadas por veterinarios, en caso de necesidad justificada. En ningún caso se considerará causa justificada la estética”.

Para Ricardo Figueroa, “este tipo de legislación permite conseguir un bienestar integral para los animales”, ya que, algunas personas, tratan a los animales como si fueran objetos y no seres vivos. Carlos Alfaro dice que se trata de someter a los animales a un dolor innecesario, cuando se trata de estética.

Es importante velar por el bienestar de las mascotas y respetar la ley. (Foto Prensa Libre: Servicios).

 

 

Contenido relacionado:

>¿Cómo superar la muerte de una mascota?

>¿Cómo cuidar la salud bucal de su perro?

>Tres aplicaciones gratuitas que le ayudarán a entrenar a su perro

0