Si quiere adelgazar, no corra, sino coma saludable

Correr o cualquier otra actividad física, principalmente aeróbica, no ayudan a adelgazar y perder grasa, como se ha creído, sino la clave está en adoptar una dieta saludable.

Publicado el
Cuando se desea quemar grasa, correr no es la mejor opción de ejercicio.
Cuando se desea quemar grasa, correr no es la mejor opción de ejercicio.

Si queremos perder grasa, nuestra dieta deberá ser hipocalórica, y si además queremos mantener la musculatura, lo más idóneo es entrenar con pesas.

El sitio vitonica.com expone algunos puntos que hay que tomar en cuenta, cuando aún así se decide correr:

Lesiones posibles al comenzar a correr: cuando una persona comienza a correr con el único fin de adelgazar, si tiene sobrepeso u obesidad, corre el gran riesgo de desarrollar tendinitis rotuliana con gran facilidad, así que no es la actividad física más recomendable. Es mucho mejor caminar, o caminar con cuestas y aumentar de manera progresiva la distancia.

Aumento de la capacidad cardiovascular: Esto significa que cada vez somos capaces de correr más distancia, al ser el cuerpo capaz de gastar menos energía para realizar un mismo esfuerzo, lo que se traduce en que se gastará cada vez menos calorías.

Efectos al no ver resultados: otro punto negativo es el de perder las ganas de realizar ejercicio físico al ver que no se consiguen resultados. Si bien es cierto que las primeras semanas, en ocasiones, se consigue perder peso, cuando el cuerpo se adapta, nos estancamos con facilidad e, incluso, a veces engordamos más aún.

No saber regular y sobreentrenar: otro error es el de salir a correr demasiados días a la semana y a un nivel de esfuerzo elevado. Muchas personas salen todos los días y dan casi el cien por ciento, lo que puede provocar distintos problemas a nivel de salud, especialmente, articular.

Si la persona tiene sobrepeso u obesidad, debe comenzar a correr con un trote suave hasta que consiga perder algo de grasa para evitar posibles lesiones.

Si no le gusta correr, mejor que no correr nunca: esta es una actividad que no ayuda a perder grasa. Para mantener masa muscular y adelgazar, se recomienda únicamente entrenamientos con cargas tipo fullbody o torso pierna.

Para perder grasa, hay que mantener la fuerza. Además de seguir una dieta hipocalórica, se aconseja empezar a realizar una rutina de pesas.

Para bajar de peso, se debe adoptar una dieta hipocalórica, que no se trata de pasar hambre, sino de comer de forma inteligente al ingerir menos calorías de las que gastamos, con una buena cantidad de macronutrientes.