Familia de migrante víctima de accidente necesita US$20 mil para repatriar el cuerpo

Con la mirada perdida sin dar crédito a lo ocurrido y con la angustia de no saber cómo conseguir el dinero para repatriar el cuerpo de su hija, muerta en un accidente vial en Estados Unidos, Emelia Catalina Calderón de Cancabal, Malacatancito, Huehuetenango, espera que alguien la apoye.

Retrato de Sandra Anabela Villatoro Calderón, la joven huehueteca que murió en un accidente en Estados Unidos. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)
Retrato de Sandra Anabela Villatoro Calderón, la joven huehueteca que murió en un accidente en Estados Unidos. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)

El sábado último, su hija, Sandra Anabela Villatoro Calderón, de 20 años, acompañaba a Dilsy Ayala, 25, de origen hondureño, cuando sufrieron un accidente de carretera en una autopista en Florida. Ambas murieron en un hospital a consecuencia de los golpes, pues su vehículo chocó con un picop.


Ante la impotencia por no poder agilizar el proceso para traer el cuerpo de su hija, pues necesian al menos US$20 mil (unos Q149 mil), Calderón dice estar preocupada, porque Sandra migró debido a las condiciones de extrema pobreza en las que viven y ahora no tiene los recursos para pagar la repatriación.

Calderón enviudó hace 17 años, cuando su esposo se ahogó en un río de la comunidad, por lo que desde ese momento se ha dedicado a trabajar para sacar adelante a sus siete hijos, cinco mujeres y dos hombres.
También lea: Pobladores de San Andrés Huista liberan a cinco personas retenidas durante 52 días
“Ella me decía que era duro el trabajo de limpiar casas, su anhelo era encontrar otro trabajo para ganar mejor, eso me platicó”, dijo Calderón, quien sostuvo la última comunicación con su hija el miércoles de la semana anterior.

Según Calderón, su hija hizo tres intentos para llegar a Estados Unidos. El primero fue el 16 de agosto del 2016, pero fue deportada de México, el segundo intento fue en septiembre de ese mismo año, pero tampoco tuvo éxito, pero en diciembre si lo logró y se reunió con su hermano menor.

Sueño roto

Los parientes de la víctima explican que el objetivo era transformar su vivienda de adobe y tejas por una de concreto con piso cerámico; además, ganar dinero para que su madre viviera tranquila. Lamentan que todo eso quedado en un sueño que no podrá cumplirse, debido al accidente.

Doris Villatoro Calderón, hermana de Sandra, recuerda que ella les pedía no bajar la guardia ante las dificultades.
También lea: Envían a juicio a alcalde señalado de haber agredido a golpes a una vendedora
Refirió que el sábado último fue ella quien recibió la llamada en la que le informaron del accidente y su hermano le confirmó que había fallecido a pesar del esfuerzo de los médicos por salvarla.

Doris asegura que la vida es difícil en Cancabal, la falta de oportunidades les obliga a migrar a la cabecera para emplearse en lo que sea. “La gente de la comunidad es muy unida y nos han apoyado desde la muerte de mi papá”, expresó.

Incertidumbre

Víctor Villatoro, hermano de Sandra, pierde el aliento al describir lo ocurrido y los motivos por los cuales ella decidió viajar. “Siempre fue de carácter para tomar decisiones, fue su voluntad buscar ese sueño”, manifestó.
También lea: Hospital de Q41 millones sigue abandonado a 9 años de comienzo de trabajos
Agregó que en la comunidad no hay oportunidades de trabajo para las mujeres, los hombres con dificultad encuentran un día o dos en la agricultura, por lo que se les paga Q50, aunque no siempre hay.

La familia busca ayuda para repatriar el cuerpo y pone a disposición la cuenta de Banrural 4519058452, a nombre de Lismary Villatoro.

Le puede interesar

> Comunidades de Los Cuchumatanes almacenan y racionan el agua de lluvia
> Crecen opciones para elegir carrera universitaria en Huehuetenango
> Concejo de Huehue se reunirá de emergencia para discutir la situación del alcalde, luego de que una Sala le retiró la inmunidad