Las alertas falsas que obligaron a los Bomberos Voluntarios de Quetzaltenango a comprar un identificador de llamadas

Bomberos Voluntarios reciben en promedio 10 llamadas falsas semanales.

Fabiola Jocol, telefonista de la Quinta Compañía de Bomberos Voluntarios, atiende las llamadas de emergencia. (Foto Prensa Libre: María Longo)
Fabiola Jocol, telefonista de la Quinta Compañía de Bomberos Voluntarios, atiende las llamadas de emergencia. (Foto Prensa Libre: María Longo)

Accidentes, incendios, personas heridas y enfermos que necesitan auxilio, son alertas que los Bomberos Voluntarios de Quetzaltenango no se niegan a cubrir, pero semanalmente en al menos 10 ocasiones, cuando llegan al lugar de los supuestos hechos no “hay nada”, se trataba de una “llamada falsa”, como le denominan los rescatistas.

Fabiola Jocol, telefonista de la Quinta Compañía de Bomberos Voluntarios, recuerda la voz de una mujer que con frecuencia llama a la estación para pedir auxilio, generalmente relata que hay un hombre herido, brinda una dirección y cuando los bomberos se dirigen al lugar, “es falso”.

Jocol dijo que no comprende por qué los adultos llaman a la estación para contar una historia inexistente.

Por estos casos los Bomberos Voluntarios tomaron la decisión de adquirir un identificador de llamadas que pueda registrar los números de teléfono de los cuales provengan los engaños.

El aparato se instaló en la compañía el viernes 17 de enero de 2020.

Lea además: Los desafíos de Xelajú para el Torneo Clausura 2020

“Fue instalado por la necesidad de tener un control más estricto con los números de llamadas que ingresan porque tenemos el problema de las llamadas falsas y últimamente se han dado de todo tipo, lo que buscamos es evitar poner al personal en riesgo y disminuir el gasto de recursos por algo innecesario”, explicó la telefonista.

Jocol relató que usualmente las mentiras son sobre personas tiradas en la vía pública victimas de convulsiones, así como accidentes de tránsito.

“Pedimos a la población que sean responsables y el llamado no es solo a los padres que sensibilicen  a sus niños, también es para personas adultas que llaman, deben saber que mientras se atiende una llamada falsa puede ser que ocurra una emergencia real que no se podrá atender a tiempo, además se gastan recursos que son muy difíciles de adquirir”, expresó.

De acuerdo con los rescatistas de Quetzaltenango en una ocasión se alertó sobre un incendio en una vivienda de Salcajá, Quetzaltenango, para la emergencia, que se suponía era de gran magnitud, se desplazaron Bomberos Municipales Departamentales y Bomberos voluntarios de Totonicapán así como de Xela.

“En una ocasión recibí una llamada y un hombre se identificó como agente de la Policía Nacional Civil, pidió ayuda por un accidente, al llegar al lugar era falso, no se había registrado el hecho, la persona fingió ser un policía”, dijo Jocol.

La telefonista no comprende por qué las personas hacen perder tiempo y recursos a los Bomberos Voluntarios. (Foto Prensa Libre: María Longo)

Los voluntarios esperan que el identificador de llamadas haga reflexionar a los responsables y no continúen con este mal habito, de lo contrario, el propósito es tener un registró de los números de teléfono desde donde se hicieron alertas falsas para prevenir acudir a estas.

Contenido relacionado

Alcalde de Quetzaltenango estará a cargo de dos comisiones

Cambian horario escolar en Xela

Museo de la Cajita Feliz en el occidente

 

 

1

Mahabharata Sanskrit Hace 2 meses

A esa gente hay que procesarla y mandarla al bote.