Oficinas de la SAT en el suroccidente obtienen certificación contra sobornos

Las oficinas de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) en Quetzaltenango y Suchitepéquez obtuvieron el Certificado ISO 37001 enfocada exclusivamente en la prevención de sobornos.

soborno.  
Cuatro agencias de la Superintendencia de Administración Tributaria obtuvieron el Certificado ISO 37001 en la prevención de sobornos. (Foto Prensa Libre: Mynor Toc)
soborno. Cuatro agencias de la Superintendencia de Administración Tributaria obtuvieron el Certificado ISO 37001 en la prevención de sobornos. (Foto Prensa Libre: Mynor Toc)

“Haber obtenido la certificación en cuatro agencias del país e implementarla le da un valor agregado al servicio que la Superintendencia ofrece a la población y enviamos un mensaje contundente al usuario de que tenemos una política de no soborno”, explicó Irma Citalán Gerente Regional de la SAT en el Occidente.

A raíz de los escándalos de corrupción en las aduanas y el caso La Línea, descubiertos en el 2015 por la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), las autoridades de la Superintendencia eligieron cuatro agencias para buscar la certificación contra sobornos que se prevé implementar en la mayoría de agencias tributarias.

Las oficinas de la SAT con certificación ISO 37001 se ubican en San Rafael, zona 18 y Mazatenango, Suchitepéquez, y en las agencias departamentales de Quetzaltenango y Suchitepéquez.

La normativa obligó a los empleados de la SAT regirse bajo reglamentos internos que prohíben recibir dádivas por parte de los usuarios a cambio de agilizar un trámite o efectuar un acto anómalo.

“Todas las transacciones, movimientos y acciones que se realizan en las agencias de la SAT son legales y visibles, no hay nada por debajo de la mesa”, explicó Citalán.

El circuito cerrado de cámaras de seguridad instaladas en las agencias y específicamente en puntos críticos registran cada movimiento del empleado y usuario.

Aquí lea: Amasaron Q34.5 millones por sobornos en la SAT

Carlos Andrés Gómez, gerente de riesgos de Global Forensic Auditing (GFA), en su blog en internet señaló: “Como punto en contra de esta norma señalaría el hecho de que únicamente está asociada al soborno, no cobija otros temas adicionales que aborda la corrupción y que incluyen una serie de tipologías como: la malversación, el fraude interno y externo, el hurto, robo, etc, una serie de elementos que otras normas del país ya cobijan”.

“En el país hemos visto que los casos de soborno se presentan en gran medida en la política, contratos y licitaciones, entre otros, pero si el sector público implementara un sistema como ISO 37001 automáticamente el camino se le haría más difícil a aquellos que quisieran cometer actos de soborno. ¿Por qué? porque para licitar se podría exigir la alineación del interesado con los procesos que el ente público maneja”, escribió el experto.

Una de las campañas internas que impulsa la SAT entre sus empleados para frenar los sobornos es la de ofrecer un saludo amable y un servicio eficiente al usuario para frenar el soborno.

Contenido relacionado

> ¿Cuándo habrá placas metálicas de nuevo en Guatemala?

> Por qué si la SAT aumentó los operativos anticontrabando se incautó menos dinero en mercancías

> SAT detecta inconsistencias en más de 40 mil contribuyentes

0