Quetzaltecos inician el año con alegres bailes de disfraces

Varios municipios del occidente de Guatemala le dieron la bienvenida al 2020 con música y disfraces.

En La Esperanza, Quetzaltenango, los participantes bailaron en el parque central por más de cinco horas. (Foto Prensa Libre: María Longo)
En La Esperanza, Quetzaltenango, los participantes bailaron en el parque central por más de cinco horas. (Foto Prensa Libre: María Longo)

Rock and roll, merengue, cumbia, marimba, y otros ritmos musicales fueron parte de la bienvenida al año 2020.

En La Esperanza, Quetzaltenango, desde las 15 horas del 1 de enero del 2020, los integrantes del Convite Social La Cruz contagiaron a los vecinos con la alegría de un nuevo año.

De acuerdo con los integrantes, la agrupación tiene más de 100 años de existencia pero desde hace dos décadas se presentan el 1 de enero, su participación estelar es el 3 de mayo, para la feria del municipio.

Los integrantes del convite se prepararon desde octubre del 2019 para este evento. (Fotos Prensa Libre: María Longo)

“Somos un convite tradicional de generación en generación para llevar alegría a toda la gente. Es algo muy especial porque uno baila por felicidad y muchas familias lamentablemente inician el año con tristeza, pero nosotros tenemos la posibilidad de llevar alegría y contagiarla, es una cadena, tenemos felicidad y no la guardamos solo para nosotros, somos conviteros de corazón llenos de felicidad para compartir con todas las familias del municipio”, dijo Luis Fuentes, integrante del Convite Social La Cruz.

El evento que se lleva a cabo en el parque del municipio concluye por la noche con el momento en que los participantes revelan su identidad. Los artistas que rentan el disfraz  invierten de Q300 a Q800 y para quienes fabrican los trajes el gastó es de Q2 mil 500 a Q8 mil.

La próxima presentación importante para los integrantes del convite será en mayo. (Foto Prensa Libre: María Longo)

Personajes como Mickey Mouse, Goofy, Speedy Gonzales y otros, se convirtieron en el atractivo principal para niños y adultos.

Mientras que en Salcajá, Quetzaltenango,  desde hace más de una década el convite Ilusiones Salcajenses aprovecha el primer día del año para recorrer las calles del municipio con música y coreografías.

El grupo está conformado por 13 parejas de baile, la integrante más joven tiene 9 años. Una de sus fundadoras, Oralia Esperanza Ovalle, de 69 años, relató que los ensayos para la presentación de Año Nuevo inician en octubre.

El grupo de Salcajá está conformado por 26 mujeres. (Foto Prensa Libre: María Longo)

“Con otra compañera, que se llama Judith Estrada, creamos el grupo de baile hace 11 años, vimos que en el municipio no había nada para celebrar el Año Nuevo, las personas viajaban a otros lugares y se exponían a la delincuencia y a los accidentes de tránsito, entonces fundamos el grupo, desde entonces los vecinos celebran el nuevo año bailando”, dijo Ovalle.

Lea además: Qué pasará con las 23 mil ramillas de pinabete incautadas en el 2019

Este año las integrantes participaron con diferentes disfraces de súper héroes y películas infantiles, el costo del vestuario que utilizan las participantes de Ilusiones Salcajenses tienen un costo de Q300 a Q1 mil 200.

“Mucho tiempo colaboramos con la fundación Ayúdame a Vivir con presentaciones en Quiché, Totonicapán, y otros lugares, hemos visitado San Marcos, Huehuetenango  y la costa sur”, dijo la fundadora.

El convite de Salcajá se presenta en diferentes puntos del municipio, en algunos casos por solicitud de las familias. (Foto Prensa Libre: María Longo)

Decenas de turistas también visitan Totonicapán para el tradicional Convite de Año Nuevo que este 2020 celebró su edición 47.

En la aldea San José Chiquilajá, Quetzaltenango, también se celebró un convite en honor al Cristo Negro de Esquipulas.

Contenido relacionado

Jugadores de Xelajú MC llevan refacciones a familiares de pacientes del Hospital Regional de Occidente

Este 31 de diciembre se correrá la competencia más antigua y tradicional de Quetzaltenango

Municipalidad celebró la Navidad con un concierto y gastó Q72 mil