Bosque de mangle dañado por incendio en El Manchón Guamuchal necesitará 20 años para regenerarse

Durante las dos últimas décadas, dos incendios forestales han dañado los bosques de mangle en El Manchón Guamuchal, Retalhuleu, una de las reservas naturales más importantes de la región; sin embargo, el siniestro registrado este año tuvo características fuera de lo común y dañó 85.98 hectáreas de bosque mixto, de las cuales 38.46 fueron de mangle.

La restauración del bosque de mangle afectado por un incendio forestal en El Machón Guamuchal, Retalhuleu, llevará varios años. (Foto Prensa Libre: Cortesía Inab)
La restauración del bosque de mangle afectado por un incendio forestal en El Machón Guamuchal, Retalhuleu, llevará varios años. (Foto Prensa Libre: Cortesía Inab)

El daño, de acuerdo con expertos, es de magnitudes alarmantes, pues se trató de un incendio subterráneo que afectó, principalmente, las raíces de los árboles, con lo que el proceso de regeneración natural se verá afectado, pues muchos de los especímenes que siguen en píe morirán “lentamente”.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Bosques (Inab), de todas las especies que fueron impactadas por el fuego, las más afectadas son el mangle -rojo y blanco- y zapotón, pues para que el bosque llegue a ser lo que era antes del incendio se necesitarán entre 10 y 20 años, si todo marcha a su favor.

También lea: Incendio forestal consume al menos 2 km de mangle en Retalhuleu

César Zacarías, encargado de mangle del Inab, comentó que fueron varias las especies afectadas por el siniestro, cuya magnitud fue de grandes proporciones, pues, asegura que incluso el fuego paso bajo una zona inundada.

Las raíces de los árboles fueron afectadas por el incendio forestal en El Manchón Guamuchal, Retalhuleu. (Foto Prensa Libre: Cortesía Inab)

“El calor era tanto que una parte del agua de la inundación se consumió y el fuego continuó su camino. El problema es que afectó las raíces de los árboles y el proceso de alimentación de estos se verá afectado y muchos de ellos morirán”, comentó Zacarías.

Especies y hectáreas afectadas

  • Bosque de mangle 38.46 hectáreas
  • Tulares y helechos 32.2 hectáreas
  • Bosque de zapotón 11.70 hectáreas
  • Bosque seco 1.98 hectáreas
  • Bosque de palma real 1.22 hectáreas
  • Bosque de mangle con plantas trepadoras 0.43 hectáreas

Zacarías añadió que la recuperación de las áreas dependerá de la especie; por ejemplo, en el caso del bosque seco y de palma real ya se evidencia nuevos brotes, por lo que en un año la situación podría normalizarse.

“En el caso del zapotón como Inab no hemos tenido experiencia de restauración de ese tipo de bosques; sin embargo, una buena parte de árboles quedaron intactos y esperamos que con el invierno la dispersión de semillas y que el otro año haya regeneración natural, lo que significa que en lapso de 10 años esta zona podría recuperarse si todo marcha bien”, dijo Zacarías.


Bomberos forestales trabajaron durante cuatro días para controlar el incendio forestal en El Machón Guamuchal. (Foto Prensa Libre: Cortesía Inab)

También lea: Bombero voluntario detenido por accidente de tránsito recupera su libertad por falta de mérito

Añadió que el zapotón es de importancia porque sus raíces evitan la oposición de los suelos y contribuye en la recarga de los mantos friáticos; además, son refugio de gran cantidad de especies de invertebrados y mamíferos.

“Ahora, el bosque de manglar necesita entre 15 y 20 años para verse como estaba antes del incendio, pero si hay intervención humana tendríamos el bosque que se perdió en unos 15 años. Lamentablemente no quedaron árboles padres, porque todos se quemaron, el fuego arrasó por las raíces, lo que significa que no tendrán capacidad de alimentación y finalmente morirán. Todos los árboles que fueron afectados por el fuego se van a morir”, señaló Zacarías.

El mangle es fuente de vida

Alex Guerra, director del Instituto de Cambio Climático, comentó que los bosques de mangle son fuente de vida. “El mangle es un ecosistema, es un tipo de bosque de los más importantes, porque es capaz de vivir en una mezcla de agua dulce y salada, entonces propicia sitios de anidamiento y reproducción a especies de los esteros y del mar, es un ecosistema importantísimo para la pesca y para las especies locales”, dijo Guerra.

También lea: Deterioro de puente en El Asintal, que podría colapsarse, ha impactado en el aumento de pasaje en mototaxis

Agregó que por su capacidad de anclarse en lugares arenosos ayudan a estabilizar la costa y cuando hay tormentas evitan que sean destructivas. También protegen de inundaciones y del oleaje fuerte.


Bomberos forestales trabajaron durante cuatro días para controlar el incendio forestal en El Machón Guamuchal. (Foto Prensa Libre: Cortesía Inab)

“El mangle hace un proceso de conquista del mar que consiste en la retención de los sedimentos que llegan de los ríos y los volcanes, con lo que le gana terreno al mar y mejora los procesos de fertilización en las zonas del litoral, señaló, Guerra, quien añadió que esos bosques extraen grandes cantidades de carbono de la atmosfera y las almacenan.

Contenido relacionado:

> Unos 27 incendios forestales afectan cinco departamentos de Guatemala

> El 95 por ciento de los incendios forestales se originan de forma malintencionada, dice Conred

> Incendios forestales podrían incrementarse en Petén en 2019 por casi ocho mil puntos de calor

1

Cucu Ca Hace 8 meses

En veinte anos no abra nadaquepuramirdadegente!