Las dos razones por las que cayó la carga en Santo Tomás de Castilla en 2018

La falta de maquinaria y equipo en dos de los principales puertos, junto al desempeño del comercio exterior afectaron que el movimiento de carga en los puertos del país disminuyera levemente entre 2017 y 2018.

La Empornac fue la terminal que registró una caída en el movimiento de carga de 8%, según las estadísticas de la Comisión Portuaria Nacional. El sistema transportó 26.9 millones de toneladas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
La Empornac fue la terminal que registró una caída en el movimiento de carga de 8%, según las estadísticas de la Comisión Portuaria Nacional. El sistema transportó 26.9 millones de toneladas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

El indicador de carga portuaria cae 10 años después de los efectos de la crisis económica global que impactó el transporte de mercancías por la vía marítima, según las estadísticas de la Comisión Portuaria Nacional (CPN).

Tanto las autoridades y usuarios de las terminales confirmaron que el efecto de la falta de previsión y planificación en la adquisición de maquinaria y equipos por los puertos incidió, por lo que quedaron lecciones aprendidas a futuro.

El año pasado, la falta de eficiencia en los puertos fue una de las principales quejas del sector productivo.

Movimiento

El sistema portuario nacional movilizó 26.9 millones de toneladas métricas ™, lo que significó una caída de 1% con respecto al 2017, cuando se transportaron 27.2 millones de tm, según el boletín estadístico de la CPN que fue publicado recientemente.

Lea también: Esta es la deuda pública que le tocará ejecutar al próximo Gobierno (y en qué se gastará)

Con esta tendencia, se rompe el desempeño positivo que se mostró del 2009 al 2017, que incluso alcanzó el 10% de movimiento en 2013.

Sólo en el 2008, el desempeño fue negativo como resultado de la crisis económica global que impacto el comercio exterior cuando fue de cuando fue de -5.3%.

Las estadísticas refieren que 16.7 millones de tm, fueron de desembarque y 10.2 millones de embarque. En desembarque (importación) hubo un crecimiento de 5.3%, mientras que embarque (exportación) la caída fue de 10.6%.

Hasta noviembre del 2018, las exportaciones muestran una tendencia negativa de 2.5%, mientras que las importaciones la tasa de crecimiento es de 8.8%, según la banca central, que confirma la tendencia del movimiento de carga marítima.

A la baja

“Es una combinación de factores que incidieron en la baja en el movimiento de mercancías que fue muy complejo el año pasado que cambió el esquema en que se venía operando años atrás”, explicó Eliéser Castellanos, presidente de la Asociación de Navieros de Guatemala (Asonav).

Entre las causas que explicaron esta tendencia, sostuvo el directivo, fue la falta de maquinaria y equipos en la Empresa Portuaria Nacional Santo Tomás de Castilla (Empornac) en Izabal y la ausencia de grúas en la Empresa Portuaria Quetzal en Escuintla (EPQ).

Consultado Cesar Meza, gerente de la Empresa Portuaria Nacional Santo Tomás de Castilla, señala que la baja corresponde a la inversión efectuada durante el año 2018, pues se compró maquinaria para suplir la que se encontraba en mal estado.

También la inversión en la reparación de remolcadores y recuperación de la entrega de una bonificación de Q10 mil a los trabajadores. Se tuvo que sobrellevar la situación de la disminución de operaciones de algunas compañías con el transporte de mercadería, añadió.

Variación

Los dos principales puertos del país —EPQ y Empornac— mostraron débiles desempeños el año pasado, comparado con otros períodos.

Le puede interesar: China mantiene altas expectativas en nueva ronda de negociación comercial con EE. UU.

Las estadísticas señalan que en EPQ, el crecimiento fue de 2% y transportó 12.3 millones de toneladas métricas, que lo convierten en la terminal más importante. Mientras que Empornac registró una caída de 8%, con ocho millones de toneladas.

Contrario a ello, la terminal Puerto Barrios creció en 10% y transportó cuatro millones de toneladas.

Castellanos afirmó que eso se explica porque varias firmas trasladaron sus operaciones de Santo Tomás a Puerto Barrios, mientras Recinos sostuvo que no hubo migración de carga a Puerto Cortés, Honduras. “Solo fue un traslado de operaciones”, indicó.

Las Boyas de San José, que son las terminales especializadas en el manejo de hidrocarburos (granel liquido), registró una caída de 9% en el 2018, respecto del 2017.

La política económica, indica que para este año se espera un mayor volumen de carga embarcada y desembarcada en los puertos nacionales, debido al crecimiento previsto en el volumen de bienes importados y exportados.

Contenido relacionado

Nuevas grúas en Portuaria Quetzal agilizarán operación a final de mes

Portuaria Quetzal suscribe contratos de grúas por US$6 millones 

Inversionistas asiáticos podrían financiar proyecto de ampliación de Empornac 

0