PNUD deja el Archivo Histórico de la Policía Nacional en manos del Ministerio de Cultura

El Archivo General de Centro América deberá velar porque la documentación que compone el Archivo Histórico de la Policía Nacional cumpla con las normas de conservación y resguardo que se requiere.

El acervo del Archivo Histórico de la Policía Nacional asciende a aproximadamente 60 millones de folios de documentos. (Foto: Hemeroteca PL)
El acervo del Archivo Histórico de la Policía Nacional asciende a aproximadamente 60 millones de folios de documentos. (Foto: Hemeroteca PL)

El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en un comunicado agradeció la confianza depositada en dicha organización en el resguardo de dichos documentos a lo largo de 13 años y mantienen el compromiso de seguir apoyando a Guatemala en iniciativas que contribuyan a la consolidación de la paz.

Según el acuerdo del Ministerio de Cultura y Deportes 523-2019, a partir de este día dicha cartera empieza con el proceso de la institucionalización del acervo documental que conforma el Archivo Histórico de la Policía Nacional.

“Asume la responsabilidad en su administración, conservación, protección y resguardo con recursos propios, dentro del presupuesto del Ministerio a partir del 1 de julio, de conformidad con el acuerdo ministerial 523-2019”, señala el comunicado del PNUD.

En el acuerdo se establece que el Ministerio dará continuidad a los mecanismos de resguardo y de acceso a la información establecidos en la legislación nacional y de acuerdo a las buenas prácticas respecto a la conservación de su patrimonio histórico y cultural.

  • Más de 24 millones de folios de documentos del APHN han sido procesados archivísticamente y digitalizados. La mayoría de los documentos corresponden a los 11 años más cruentos del enfrentamiento armado interno.
  • Más de 87 mil 747 servicios archivísticos prestados entre ellos, requerimientos atendidos, páginas certificadas y capacitaciones relativas a dichos servicios.
  • Centros de documentación en Alta Verapaz, Baja Verapaz, Huehuetenango y Chimaltenango cuentan con información digitalizada del AHPN.

Lea también: ONU cambia al coordinador del Archivo Histórico de la Policía Nacional

El comunicado señala que en el marco del cumplimiento de los Acuerdos de Paz, desde el 2006, el PNUD, a solicitud del gobierno de Guatemala, ha acompañado el proceso de recuperación, conservación, digitalización y accesibilidad a los documentos que conforman el acervo documental del archivo.

“Durante estos años de acompañamiento al APHN, todos los esfuerzos del PNUD, junto al equipo de trabajo al frente del Archivo, han estado orientados a garantizar su resguardo, su conservación y la búsqueda de mecanismos para facilitar su accesibilidad”, refiere el documento..

Proceso positivo

El procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas calificó de “positivo” que el Archivo Histórico de la Policía Nacional se mantenga en el Ministerio de Cultura y no en el Ministerio de Gobernación como se había planteado a un principio.

“Soy optimista en que se concrete la voluntad expresada por el Ministro de Cultura que ellos se van a hacer cargo y se agradece todos estos años de la cooperación internacional que fueron muy importantes”, dijo Rodas.

El magistrado de conciencia manifestó que existía el riesgo que el ministro de Gobernación -Enrique Degenhart- quisiera desmantelar o tener un uso perverso de este archivo.

“El riesgo existía tomando los antecedentes por el actuar del titular del ministerio de Gobernación. Pretender que un archivo tenía una vinculación de su cartera y manejarlo él si había un temor y riesgos inminentes de un mal manejo o uso perverso de este archivo”, aseguró el procurador.

Hallan archivo

El 5 de julio de 2005 la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) descubrió los archivos de la extinta Policía Nacional durante una supervisión de remoción de explosivos bélicos en la zona 6.

Este Archivo Histórico ha ayudado para que los documentos que guarda sean usados como pruebas concluyentes para resolver casos relacionados con violaciones de los derechos humanos durante la guerra interna.

Lea además: Asociación Amigos de la Unesco alerta que archivo de la Policía Nacional está en “grave peligro”

Un ejemplo de ello fue la condena a 40 años de Héctor Roderico Ramírez Ríos y Abraham Lancerio Gómez, quienes eran miembros del Cuarto Cuerpo de la Policía Nacional (PN) en 1984, al ser hallados culpables de la desaparición forzada de Fernando García, ocurrida el 18 de febrero de 1984. Mientras que Hugo Rolando Gómez Osorio y Alfonso Guillermo De León están prófugos.

El sindicalista, quien también era conocido como Chicará, fue detenido a eso de las 11 horas en 3a. avenida y 7a. calle, zona 11, cerca del mercado El Guarda, junto con Danilo Chinchilla.

Cuando ambos se vieron copados, dispararon contra miembros de la PN, que respondieron e hirieron a Chinchilla, quien fue llevado al Hospital Roosevelt.

En los archivos de la PN se encontró un oficio en el que las autoridades de esa institución habían propuesto a todos los mencionados para ser condecorados, por la captura de los supuestos subversivos.

Según la propuesta de condecoración, fechada el 24 de julio de 1984 por el jefe del Cuarto Cuerpo de la PN, los cuatro agentes habían detenido a dos personas consideradas subversivas a inmediaciones del mercado El Guarda, mediante un operativo de limpieza.

Dentro de la información que se descubrió se encuentran fichas de control criminal, pero también de seguimiento político y social, tal como lo demuestran los casos de Manuel Colom Argueta y Oliverio Castañeda, ambos perseguidos por el Cuerpo de Detectives, el departamento encargado de llevar a cabo el trabajo de inteligencia.

Le puede interesar: Informes de la extinta Policía Nacional revelan detalles sobre Manuel Colom Argueta y Oliverio Castañeda

En relación con Castañeda, un informe confidencial del 4 de agosto de 1978 lo tilda de “agitador” por haber participado en una manifestación de repudio por la muerte de un sindicalista.

Casi tres meses después (20 de octubre), el sancarlista fue asesinado. Respecto de ese hecho, la PN mantuvo una comunicación sin remitente fechada el 7 de noviembre de 1978 en la que se menciona que el supuesto autor material fue el Chino Lima, apelativo con el que se conocía al coronel de policía Juan Antonio Lima López, quien aparecía en una nómina de la Sección de Investigaciones Especiales Comando Seis, donde era el segundo al mando después de Pedro García Arredondo, consigna el libro Del Silencio a la Memoria; revelaciones del AHPN.

En un Kardex del Departamento Judicial de la extinta Policía Nacional, fechado el 15 de octubre de 1957, en el cual se comunicaba sobre la vigilancia secreta que se hacía sobre el reconocido abogado Manuel Colom Argueta,quien, en 1955, formó parte de un grupo de ciudadanos que se opuso al plebiscito destinado a reafirmar en la presidencia a Carlos Castillo Armas.

Colom Argueta, tiempo después, fue dirigente del partido Frente Unido de la Revolución (FUR) y alcalde de la capital entre 1970 y 1974 por la Unidad Revolucionaria Democrática (URD).

Por eso, este líder opositor fue víctima de acoso político por 22 años, desde 1957 hasta su asesinato, en 1979. Su persecución es comprobable al consultar documentos que están al resguardo del Archivo Histórico de la Policía Nacional (AHPN).

Contendio Relacionado

> Subdirectora de Academia de la PNC destituida por video de reguetón

> Gobernación niega persecución en contra de exdirector Nery Ramos

> ONU cambia al coordinador del Archivo Histórico de la Policía Nacional

0