“Los amparos son como Netflix en una tele vieja”, dice magistrada de la CSJ

El Consejo de la Carrera Judicial comenzó el miércoles 11 de diciembre con la evaluación del desempeño de 346 jueces y magistrados que aspiran a una cargo en la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y Corte de Apelaciones para el periodo 2019-2024

La magistrada de la CSJ Vitalina Orellana responde a las preguntas de los integrantes del Consejo de la Carrera Judicial, el 13 de diciembre de 2019. (Foto Prensa Libre: Captura de pantalla)
La magistrada de la CSJ Vitalina Orellana responde a las preguntas de los integrantes del Consejo de la Carrera Judicial, el 13 de diciembre de 2019. (Foto Prensa Libre: Captura de pantalla)

Por primera vez en la historia del Organismo Judicial, los magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que buscan su reelección participan en el proceso de evaluación del desempeño que implementa el Consejo de la Carrera Judicial (CCJ), por orden de la Corte de Constitucionalidad (CC) el 2 de diciembre pasado.

El primero en ser entrevistados por el CCJ fue el magistrado Josué Felipe Baquiax Baquiax, quien preside la Cámara de Amparos y Antejuicios, quien de acuerdo a la transmisión en vivo que realiza Guatemala Visible, destacó la atención de la crisis financiera y aplicación de nuevos criterios jurisdiccionales, entre sus logros en la actual magistratura.

A esta entrevista le siguió la de la magistrada Vitalina Orellana, integrante de la misma Cámara. Durante su intervención, explicó la necesidad de cambiar la ley de amparo porque se utiliza mal.

Para ejemplificar el mal uso, Orellana indicó que si “construyen una parada de transmetro frente a una casa”, es el propietario del inmueble el que debe interponer el amparo y no el vecino, porque a este no le afecta.

Expresó: “Yo guardo una mi televisión antigua, que me costó con esfuerzo comprar, pero si quiero ponerle Netflix, no va a funcionar. Así es el amparo, no funciona cuando no se utiliza bien”.

La magistrada señaló que lo que se aprende en la universidad es distinto a la práctica y por eso la experiencia es importante. “Tuve fiebre 15 días cuando me trasladaron de lo Penal a lo Civil, porque conocía las leyes, pero la práctica es distinta, lloraba porque me preguntaba qué iba a hacer, pero aprendí”, manifestó.

El siguiente turno fue para el magistrado Nery Osvaldo Medina Méndez, también integrante de la Cámara de Amparos y Antejuicios, quien ha comentado su experiencia en Petén y que en sus inicios no pudo asumir su primer cargo en el OJ, porque fue justo en los días en que ocurrió el terremoto de 1976.

“Es fabuloso que los magistrados sean evaluados, no es posible que sea más fácil que lleguen de la calle. Yo me alegro mucho de que la Corte -de Constitucionalidad- haya ordenado esto”, dijo Medina Méndez.

No todos los integrantes del CCJ hacen preguntas a los candidatos, algunos se limitan a felicitarlos por su trayectoria.

José Antonio Pineda Barales es el cuarto magistrado de la CSJ que es entrevistado. Integra la Cámara Penal y hasta ahora ha resumido su trayectoria en el OJ y ha hablado sobre su familia.

“La independencia judicial es un valuarte que debemos respetar y defender todos los guatemaltecos, porque un juez que no es independiente no puede ser juez”, expresó, luego de que le preguntaron su opinión sobre ese tema.

Durante este viernes 13 de diciembre están programadas otras 21 entrevistas, que concluyen alrededor de las 15 horas y completan los primeros 75 de 346 jueces y magistrados que han mostrado interés en postularse a uno de los más altos cargos del OJ.

De acuerdo a los listados de la postuladora de CSJ, cinco son los magistrados que habían presentado expediente en el proceso anterior, que fue anulado en el fallo de la CC con el que amparó a la Fundación Myrna Mack para que se realizaran las evaluaciones de desempeño de jueces y magistrados. Sin embargo, en la lista del Consejo solo se programó entrevista para cuatro de esos magistrados.

La postuladora de CSJ decidió este 12 de diciembre que los abogados y magistrados, incluidos los actuales magistrados de la CSJ que busquen reelección, que los expedientes para posturlarse deberán entregarse entre el 3 y 6 de enero próximo, en la sede la Comisión, en la Universidad Mesoamericana, zona 8 capitalina.

Evaluación

El Consejo de la Carrera Judicial programó 25 entrevistas diarias con jueces y magistrados. Cuando alguno de ellos tiene que atender audiencias y no logra asistir en su horario se le atiende en otro momento.

La evaluación consiste en seis pasos que duran alrededor de cuatro horas. Este proceso comenzó el miércoles 11 de diciembre y se espera que concluya entre el 26 y 27 de diciembre.

Los jueces y magistrados recibirán por correo electrónico una nota preliminar mientras se termina el proceso. Todos tienen derecho a impugnar la calificación que obtengan si consideran que no es la correcta y para ello tienen ocho días hábiles para interponer su recurso en la Unidad de Evaluación del CCJ, luego esta tiene 15 días hábiles para resolver, y si aún así no queda satisfecho el profesional puede recurrir ante el Consejo en las siguientes 48 horas, el cual responderá dentro de un plazo similar.

El Consejo espera tener integradas las evaluaciones el 31 de diciembre próximo y si ningún evaluado impugna su calificación podrían entregar los expedientes respectivos a las comisiones de postulación de magistrados de CSJ y de Apelaciones el 7 de enero próximo, pero si existen impugnaciones podría ser hasta el 3 de febrero.

Las evaluaciones a magistrados representan una oportunidad para fijar un precedente ya que la sociedad demanda perfiles idóneos para ocupar los cargos, gente con capacidad, experiencia y trayectoria que marca una diferencia, asegura Geidy de Matta, directora del Instituto de Problemas Nacionales de la Universidad de San Carlos.

Para la politóloga es importante que, durante las evaluaciones, el CCJ considere criterios objetivos que de verdad permitan determinar la idoneidad de los candidatos, ya que la responsabilidad de los cargos que se buscan es importante.

“Es la oportunidad que tiene el consejo, a pesar de las vicisitudes, de asumir con seriedad y responsabilidad el proceso”, dijo De Matta.

El proceso

Las evaluaciones se efectúan en la Escuela de Estudios Judiciales donde se habilitaron módulos para los seis pasos en que consta el proceso.

Cada candidato debe pasar por un área de espera, que es el lugar en donde se recibe a los candidatos y el personal revisa que la papelería del interesado esté completa.

Los jueces y magistrados deben ir después al módulo de recepción de documentos, donde hay una carpeta por cada participante, con código, y que se va armando conforme avanza el proceso. En este lugar también se revisa que el expediente vaya completo.

La entrevista directa de cada candidato es frente a los integrantes del Consejo de la Carrera Judicial. Este paso se cumple según el horario asignado para cada uno y tiene una duración de 15 minutos. Las consultas son sobre la persona y sus méritos, su experiencia profesional y otras cuestiones que requiera el Consejo.

También hay un módulo para revisar la gestión del despacho de los jueces y magistrados donde se evalúa la producción del juez en cuanto a la cantidad de casos que ingresaron a su despacho y cuántos se resolvieron.

El paso denominado evaluación interna y externa consiste en consultar con personal allegado a los candidatos, usuarios y colaboradores. Las entrevistas se hacen eligiendo de forma aleatoria de un listado de 10 referencias.

El siguiente paso es la validación de los méritos académicos, donde cada juez y magistrado entrega fotocopias de sus diplomas o títulos académicos y el personal encargado hace las validaciones necesarias y calcula las horas de capacitación para dar una ponderación.

El último paso consta de la consolidación y validación del expediente.

Cada candidato tarda entre tres y cuatro horas para finalizar el circuito de evaluación.

Las competencias que las autoridades del Consejo de la Carrera Judicial evalúan durante la entrevista directa son:

  • Fundamentación de las respuestas: Que es la capacidad del funcionario judicial para emitir opiniones con bases lógicas y apoyadas en la Ley.
  • Firmeza de criterio: La consistencia para defender con argumentos sólidos una idea o postura.
  • Confianza en sí mismo: Certeza y seguridad demostrada al responder, sin vacilar.
  • Actualización profesional: Nivel de novedad en los conocimientos relativos al Derecho.
  • Tolerancia a la presión: Disposición para actuar con integridad, objetividad, imparcialidad y eficacia en situaciones de tensión.
  • Profundidad en las respuestas: Capacidad para ahondar en los principios y naturaleza de las cuestiones tratadas.
  • Convicción de Justicia: Certeza y seguridad en el sistema como medio de razón y equidad entre todas las personas.
  • Manejo de terminología jurídica: Uso de lso términos técnicos apropiados, en el momento oportuno.
  • Facilidad de expresión: Capacidad para comunicarse y darse a entender con propiedad.
  • Orientación al servicio: Actitud para apoyar genuinamente, en forma directa o indirecta, a usuarios del sistema de justicia en la búsqueda de soluciones a sus necesidades expresadas por la vía jurídica.

Contenido relacionado

Treinta y tres organizaciones han planteado reformas a la Ley Electoral

Viernes 13 comienza con jornada de accidentes de tránsito y vehículos contra la vía

Licencias de conducir: Enrique Degenhart “garantiza” que el servicio continuará

3

Francisco Lopez Hace 6 meses

.
.
.
.
CARRERA PROFESIONAL TRUNCADA, POR CORRUPTA
.
Otra aliada del Pacto de Corruptos.
.
Esta individua bajo ninguna circunstancia debe ser elegida para un nuevo cargo en el desacreditado OJ.
.
.
.
.

Visor Casi Hace 6 meses

Como decían los anuelos: es confundir el sebo con la manteca.

Visor Casi Hace 6 meses

Una comparación inadecuada que hizo la Magistrada Orellana entre un amparo y la televisión antigua que posee en su residencia.