Intentarán salvar el préstamo para proyecto Crecer Sano

El Banco Mundial (BM) no dará ninguna prórroga para aprobar el préstamo de US$100 millones para el proyecto Crecer Sano y el tiempo para hacer los trámites administrativos para su suscripción ya no alcanza.

Préstamo financiará proyectos para evitar que la niñez caiga en desnutrición crónica. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Préstamo financiará proyectos para evitar que la niñez caiga en desnutrición crónica. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Pese a eso las autoridades buscarán una alternativa para salvar el crédito que está destinado a atender a niños con desnutrición.

Sin embargo, funcionarios del Ejecutivo y Legislativo aún guardan la esperanza de que el préstamo se salve y el proyecto pueda implementarse.

Víctor Martínez, ministro de Finanzas Públicas, explicó que se abrió un canal de comunicación con el representante de Guatemala ante el BM en Washington. Además, la semana pasada, la Vicepresidencia también tuvo acercamientos con el Banco.

Lea además: Diputados analizan posibilidad de que nunca venza el DPI

El ministro señaló que si bien los representantes del BM manifestaron apoyo para que el país apruebe el crédito, “hay cosas que no pueden suceder”.

“Algo que dejaron muy claro es que no se aprobará una ampliación al plazo —del crédito— para que lo apruebe el Congreso, eso no va a pasar, ya nos respondieron con un no rotundo”, afirmó Martínez.

El funcionario señaló que, además, está el problema de que el Congreso podría aprobar el préstamo, pero “no daría tiempo para las acciones administrativas”.

Lea más: Viajes del 2018 favorecieron a diputados de la alianza oficialista

Posibilidad

Aun con ese panorama desfavorable, Martínez indicó que hay una posibilidad y esta sería que el Congreso apruebe el crédito la próxima semana y se hagan gestiones para una prórroga administrativa únicamente para entregar los documentos para firmar el convenio de préstamo.

“Lo que hemos gestionado es que se pueda evaluar que la otra semana se agende para su aprobación y se gestione ante el Banco una ampliación de plazos para acciones administrativas”, afirmó el ministro de Finanzas.

Agregó que ha hablado con diputados para que la aprobación del préstamo sea el primer punto en el orden del día.

Lea también: Partidos se preparan para hacer campaña de puerta en puerta

Legislativo

Aníbal Rojas, quinto secretario de la Junta Directiva del Congreso, señaló que insistirá en agendar el crédito para Crecer Sano. “Vamos a convocar a las sesiones que sean necesarias. Ese préstamo tiene que ser aprobado”, aseguró el legislador.

Carlos Barreda, subjefe de la bancada Unidad Nacional de la Esperanza, aseguró que apoyarán el préstamo y justificó la ausencia del bloque en las sesiones anteriores por los temas polémicos que ha impulsado la alianza oficialista —como reformas a la Ley de Reconciliación Nacional—.

Lea también: Fernando Linares-Beltranena queda fuera de listado de candidatos a diputados por el PAN

“Se tiene que convocar a una sesión donde se priorice lo social y no existan temas que polaricen al Congreso”, afirmó el congresista, lo que podría ayudar a que todas la bancadas se sumen y se apruebe el crédito.

“Estos temas son de consenso, se votan con 80 votos, no tienen problemas constitucionales y no generan polarización”, apunto el legislador.

Afecta lo más importante que tiene el país, los niños

Jorge Lavarreda, investigador del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales, resalta quiénes son los afectados.

¿Qué demuestra el Congreso al no aprobar el préstamo?
Que no han sido una prioridad política los temas importantes para el país. Por ejemplo, no se discutió nada del diseño técnico del proyecto más que las unidades ejecutoras y de eso no pasó la discusión en el Congreso, a pesar de que era un préstamo con un componente de donación.

¿Qué es lo más preocupante?
El hecho de que temas tan importantes no tengan la prioridad que deberían de tener en la agenda pública. Es increíble que algo que comenzó desde 2016 y tuvo prórrogas no se aprobara. Quedaría para la siguiente administración.

¿Qué impacto tiene esta situación en el país?
Si verdaderamente algo es una prioridad lo que debería cambiar es su fuente de financiamiento; en este caso, al no tener el préstamo, se tendrían que usar recursos de impuestos para financiar programas de salud, agua y saneamiento. Pero lo que pasará es que se hará en una escala menor y no se logrará la meta de reducir la prevalencia de desnutrición crónica en 10 puntos porcentuales.

¿Qué otra consecuencia hay por esto?
Habrá una cobertura a pequeña escala y no se logrará integralidad. Esto afecta lo más importante que tiene un país que es su niñez, nuestro futuro. Todos estos niños que sufren este terrible problema tienen disminuidas sus capacidades de desarrollo y repercute en su futuro porque tendrán una menor calidad de vida y en lo que se refiere al país hay estimaciones de pérdidas económicas asociadas con las enfermedades y la productividad.

Tenemos que ver esto como una emergencia

Édgar Balsells, del Instituto de Problemas Nacionales de la Universidad de San Carlos, abogó por un tratamiento de emergencia.

¿Que pierde Guatemala?
En primer lugar tenemos que ver que esto es una emergencia como las ambientales o por el volcán y vendrá un verano muy duro para el país. Por esto se necesitan diseños bien efectuados por expertos internacionales para atender ese problema que tiene aspectos de salud, desarrollo rural y producción. Entonces, el préstamo recoge experiencias y está bien armado, y eso es lo que se perdería. No es lo mismo con la gente que tienen los ministerios.

¿Cómo queda el país al no aprobar el crédito?
Es un tema de credibilidad con los entes multilaterales de desarrollo mundial. Por ejemplo, cómo es posible que vaya la canciller a la OCDE y se le dé una estocada al Banco Mundial, eso no es congruente en un país y hace que pierda su credibilidad. Despreciar una operación que no es compleja o polémica, sino algo que traerá desarrollo social.

¿Qué debería hacer el Congreso?
Bien se podría reunir el sábado y aprobar en una sesión única. Esto demuestra la poca disposición que el presidente del Congreso —Álvaro Arzú Escobar— tiene. Es increíble las cosas que dice, condicionar el préstamo con la Ley de Reconciliación es algo perverso y eso es muy sensible a nivel internacional.

¿Qué pasa ante la comunidad internacional?
El país no podrá atraer inversiones si su clase política no muestra interés en solucionar el problema del hambre, esto es grave. El hambre es un problema de nivel macro y no se puede solucionar con poco, se necesita de un esquema muy complejo.

Contenido relacionado

> Gobierno mintió sobre ingreso de Guatemala a la Ocde

> Directiva del Congreso buscará presionar al TSE por dudas sobre campaña anticipada

> En vista de los controles sobre el financiamiento, los partidos preparan campañas de puerta en puerta