El origen de tantos problemas

Opinión

Me da la impresión de que una de las creencias más extendidas en nuestra sociedad es que ciertos bienes y servicios, en manos del Estado, son asequibles para el gran público pero, en manos de empresarios privados, son caros.  Detrás del activismo de Codeca, por ejemplo, está ese mensaje y por eso propone la “nacionalización de la energía eléctrica”.

Abuso y límites constitucionales

Opinión

Una constitución existe para garantizar el ejercicio racional del poder. Toda la lucha del constitucionalismo, acá en América como en el resto del mundo, radica en conseguir, por medio de un documento, establecer las reglas y límites de las diversas instituciones que gobiernan al Estado, pero al mismo tiempo garantizar los derechos de sus habitantes.

Imperio de las resoluciones de la justicia constitucional

Opinión

La vigencia de los derechos y libertades en un sistema democrático requiere un orden jurídico e institucional en el que las leyes prevalezcan sobre la voluntad de los gobernantes y los particulares, y en el que exista un efectivo control judicial de la constitucionalidad y legalidad de los actos del poder público.

¿Qué es la Independencia?

Opinión

Una respuesta a la cuestión de ¿qué es la Independencia? es que el Estado se gobierna a sí mismo. No hay otro u otros Estados que ejerzan las funciones de gobierno dentro del Estado, sino que son sus órganos y los de los gobiernos locales quienes ejercen dichas funciones.

Más sobre la Universidad y el Estado

Opinión

Ese marco constitucional tan peculiar de Guatemala, en lo que a la universidad del Estado se refiere, se debe, creo yo, a que las derechas y las izquierdas terminaron firmando el “pacto” cuando estimaron que se habían repartido los poderes públicos, ciertas porciones del Presupuesto y ciertas declaraciones de principios logrando un cierto equilibrio.  Es decir que la noción de cómo y para qué está la universidad del Estado y con cuánto debe contar para realizar su objeto  es una de las concesiones hechas por las derechas a las izquierdas.

Inoperancia general y permanente

Opinión

“El Estado de Guatemala se organiza para proteger a la persona y a la familia; su fin supremo es la realización del bien común. Es deber del Estado garantizarle a los habitantes de la República la vida, la libertad, la justicia, la seguridad, la paz y el desarrollo integral de la persona…” texto de los artículos 1 y 2 de la Constitución Política de Guatemala, decretada el 31 de mayo de 1985. Sin duda hermosos postulados desde entonces incumplidos, en uno y mil aspectos de nuestra vida nacional.

¿Cómo romper el mecanismo?

Opinión

Mi artículo de la semana pasada generó bastantes comentarios que me llevan a considerar que si bien es cierto ya hay mejor entendimiento del “mecanismo”, todavía falta mucho por recorrer para entender las causas de la corrupción y, por consiguiente, para combatirla. Entender esas causas es de trascendental importancia —especialmente en el actual contexto guatemalteco— si queremos romper el mecanismo y encaminarnos en la senda correcta.