Consejos para apoyar a su hijo adolescente cuando atraviesa su primer fracaso amoroso

Aunque será una situación bastante desagradable e incómoda, también es inevitable. Por eso, lo mejor es que esté preparado para ser el apoyo incondicional que su hijo o hija necesitará en ese momento.

Archivado en:

amorconsejosfamiliahijos
A veces los adolescentes se involucran en relaciones sin saber mucho sobre la otra persona y por consiguiente las rupturas y dolores emocionales en esta etapa son muy comunes. (Foto Prensa Libre: Servicios)
A veces los adolescentes se involucran en relaciones sin saber mucho sobre la otra persona y por consiguiente las rupturas y dolores emocionales en esta etapa son muy comunes. (Foto Prensa Libre: Servicios)

Romper una relación siempre es difícil y lamentablemente todas las personas pasan por eso.

Seguramente usted recuerda la primera vez que sufrió una decepción amorosa, o en palabras más comunes: la primera vez que le rompieron el corazón. En ese momento la tristeza, frustración e incertidumbre se apoderaron de usted y le tomó semanas, meses o más tiempo dar un paso adelante y continuar con su vida de forma plena.

Aunque es natural que usted quisiera que su hijos nunca atraviesen por una situación que los haga sentir tristes e incómodos, la verdad es que esta situación resulta prácticamente imposible de evitar. De lo que sí se puede asegurar es de brindar el apoyo y acompañamiento que su hijo o hija necesite al momento de que su primera relación termine. ¿Cómo hacerle entender que aunque le parezca que quizá no va a volver a encontrar a otra persona especial para él o ella, el tiempo lo hará sanar y descubrir que se estaba equivocando? ¿Qué hacer que no la pase tan mal mientras su corazón sana? ¿Cómo lograr que esta situación no afecte su autoestima? La licenciada en psicología clínica y consejería social Fernanda Prado le comparte los siguientes consejos:

1. Lo primero que debe tomar en cuenta es que aunque al ser padre y tener conocimiento de que otra persona le ha causado daño a sus hijos es completamente normal que se enoje y quisiera de alguna manera reprender a la otra persona, en este caso debe controlar su malestar. Prado explica que hacer comentarios sobre que las expareja de sus hijo es una mala persona, que a usted nunca le cayó bien, que había hecho que su hijo cambiara y más puede hacer incluso que el adolescente se sienta culpable por haberse involucrado con esta persona y que lo ha decepcionado a usted, empeorando la situación.

2. También es comprensible que usted se sienta molesto o frustrado con el duelo de su hijo o hija. Sin embargo, Prado asegura que lo recomendable es que deje que atraviese por esa situación a su modo. Permita que llore y que exprese libremente su dolor si así lo desea. Que usted le escuche e incluso comparta sus experiencias de vida con él o ella pueden ayudarle mucho más que regañarle por sentirse triste.

3. Al igual que en cualquier situación de duelo, en este caso lo mejor es que el adolescente mantenga ocupada su mente. Esto le ayudará a no pensar en cosas negativas o dolorosas. Practicar algún deporte, asistir a un grupo juvenil, aprender nuevas cosas como tocar un instrumento por ejemplo, podrían ser de utilidad.

Aunque le cause dolor o molestia, debe dejar que su hijo atraviese por el proceso de luto y los sentimientos que conlleva. (Foto Prensa Libre: Servicios)

4. Otra buena idea es que lo aliente a trazarse nuevas metas. Además de ocupar su tiempo en algo positivo, esto le permitirá sentirse motivado. No hay mejor aliciente que proponerse metas a corto, mediano y largo plazo e ir viendo cómo empiezan a obtenerse resultados. Ahorrar para conseguir algo específico, mejorar sus conocimientos en un idioma, asistir a clases de baile y trabajar para conseguir una beca son algunos ejemplos.

5. Expandir sus círculos sociales también puede ser de gran ayuda para el adolescente.  Es muy probable que su expareja pertenezca a su círculo social más cercano, como el colegio o algún grupo integrado por vecinos y amigos del lugar en donde vive. Conocer a otras personas, además de resultar interesante, también ocupará la mente de su hijo y lo ayudará a vivir nuevas experiencias.

6. Procure estar disponible cuando su hijo quiera hablar, pero no lo hostigue o presione para que lo haga. Cada persona reacciona distinto ante las situaciones. Ante la ruptura de una relación algunos adolescentes (o cualquier persona) podrían buscar desahogarse constantemente, mientras otros preferirán no hacerlo.

Finalmente, Prado enfatiza en que recuerde que no existe una cura inmediata para la sensación de tener el corazón roto. Cuando tenga la oportunidad hable con sus hijos y además de asegurarles que la sensación no durará por mucho tiempo y que más adelante encontrarán a una persona con la que compartirán muchas buenas experiencias, puntualice en que no deben sentir que fue su culpa que la otra persona decidiera poner fin a la relación ni cuestionar su aspecto o forma de ser por dicha situación.

Contenido relacionado:

> Relaciones de pareja: ¿Por qué siempre repetimos el mismo patrón?

> ¿Pueden ser duraderas las parejas en las que hay mucha diferencia de edad? Esto opinan los expertos

> Las matemáticas pueden ayudarle en el amor

0