¿Es buena idea retomar una amistad después de muchos años?

Si está pensando en buscar de nuevo a esa persona que en algún momento fue muy especial para usted para volver a ser cercanos pero aún tiene dudas o no sabe cómo hacerlo, aquí le compartimos algunos consejos.

Publicado el
Recordar momentos agradables podrá desencadenar una charla amena y seguramente llena de risas al momento de una reunión. (Foto Prensa Libre: Servicios)
Recordar momentos agradables podrá desencadenar una charla amena y seguramente llena de risas al momento de una reunión. (Foto Prensa Libre: Servicios)

Las amistades son parte esencial de la vida de todos los seres humanos. Algunas personas llegan a ser tan especiales para otras que prácticamente las consideran su familia, seres con los que saben que contarán en los ratos buenos y malos y a los que le darán su cariño incondicional para siempre.

Todas las relaciones interpersonales tienen etapas. Independientemente de si se trata de una relación amorosa o el lazo que se establece entre dos personas por amistad, se pasa por momentos buenos y situaciones en las que la compañía del otro genera bienestar, pero también hay altibajos, desacuerdos y a veces peleas que hacen que la relación toque fondo. En algunas ocasiones la reconciliación llega pronto, pero en otras toma más tiempo que todo se enfríe y las heridas sanen.

A veces una de las dos personas hace un esfuerzo para retomar el lazo y en el mejor de los casos ambas ponen de su parte para reconstruirlo. Sin embargo, hay situaciones en las que ambas partes pierden el interés.

Por supuesto, no todo tiene que ser tan fatídico. Algunas veces por cuestión de tiempo, mudanza o porque alguna actividad específica como la práctica de un deporte o la asistencia a un curso termina y era eso precisamente lo que hacía que dos personas se vieran con regularidad y pasaran tiempo juntas, las amistades se distancian y cada quien sigue su camino.

En cualquiera de los dos casos, eventualmente extrañará a la persona que en algún momento fue muy importante para usted y la idea de retomar el contacto con él o ella empezará a posicionarse cada vez más en un puesto de prioridad más alta en su cabeza. Seguramente recordará los buenos momentos compartidos, las veces que esta persona le ayudó o simplemente estuvo a su lado cuando necesitaba desahogarse, los viajes, los almuerzos y cafés, las bromas, los conciertos o partidos a los que fueron juntos y así la lista de experiencias y buenos recuerdos sigue.

Pero, ¿será buena idea? Retomar una amistad sana y que en algún momento fue muy fuerte siempre es buena idea. Sin embargo, hay algunas cosas que debe tomar en cuenta para garantizar que la situación sea agradable.

Retome el contacto paso a paso. Puede usar la tecnología a su favor e iniciar con un correo, un mensaje o una llamada breve. Con el paso del tiempo, si la relación vuelve a tornarse agradable podrían acordar una reunión en persona. (Foto Prensa Libre: Servicios)

 

Acorde a la psicóloga Beatriz Hernández, si está decidido a retomar ese lazo después de una mala situación o que simplemente ocurrió por distanciamiento, debe hacerlo sin tener expectativas. La gente cambia a través del tiempo. Puede que usted recuerde a su amigo o amiga de cierta forma pero que él o ella ya no sea de esa manera o que sus intereses hayan cambiado. Además puede que la otra persona no esté tan interesada en regresar a tener contacto con usted y reconstruir su relación. “Las situaciones que han vivido mientras perdieron contacto puede haberlos hecho cambiar de alguna manera. Además es probable que su círculo cercano actualmente y sus intereses también sean distintos. Quizá ya no sienta la misma conexión de antes, pero al menos tener la posibilidad de hablar eventualmente podría ser algo realmente agradable”, afirma Hernández. Además sugiere algunos tips para dar este paso, que puede aplicar según sea su situación:

  • Pedir perdón y estar dispuesto a perdonar
  • Ser paciente. Una relación herida necesita tiempo y trabajo para volver a establecerse
  • No esperar que la otra persona sea exactamente igual que antes ni sentirse frustrado en caso de que no lo sea
  • Estar abierto e interesarse por “la nueva vida” de su antigua amistad. Preguntar sobre su trabajo, pasatiempos y experiencias además de darles de qué hablar, le dará la posibilidad de descubrir nuevos posibles puntos nuevos de conexión. Escuche con atención y comparta sobre usted también, para que la comunicación fluya bien.
  • No fuerce las cosas. Es compresible que si lo ha pensado mucho y ha decidido recuperar su amistad quiera ver resultados, pero debe estar consciente de que quizá no todo suceda exactamente como usted espera o al ritmo que lo desea. Haga un primer contacto y vea la reacción de la otra persona. Si repentinamente él o ella deja de contestar sus mensajes no suponga lo peor, pues probablemente la otra persona está ocupada o sorprendida por su interés en retomar la amistad. Espere un tiempo, dele su espacio y en caso de no recibir muestras de interés, quédese con la satisfacción de haberlo intentado.

Contenido relacionado:

> Micro-cheating: ¿está siendo infiel a su pareja sin darse cuenta?

> ¿Existe la casualidad en el amor?

> ¿Es posible y sano tener una relación a distancia?