La SIP rechaza ataques de Álvaro Arzú y Jimmy Morales contra la Prensa

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) expresó su preocupación porque ataques oficiales contra periodistas podrían derivar “en actos de violencia contra comunicadores”.

La SIP denuncio una escala de agresiones contra la prensa por parte de Álvaro Arzú y Jimmy Morales. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)
La SIP denuncio una escala de agresiones contra la prensa por parte de Álvaro Arzú y Jimmy Morales. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)

La SIP, con sede en Miami, manifestó preocupación por el incremento de lo que califica como “ataques oficiales contra periodistas y medios de comunicación en Guatemala”, y advierte de que los mismos podrían desencadenar actos de violencia contra periodistas.


El pronunciamiento hace referencia al discurso ofrecido el domingo último por el alcalde capitalino, Álvaro Arzú, en una actividad presidencial de reservistas del Ejército de Guatemala, al afirmar  que “tendremos que pasar por encima de las cabezas de los medios de comunicación negativos y nos vamos a subir las mangas”.

“Los dichos de Arzú forman parte de una escalada de agresiones contra la Prensa que también tienen al presidente Morales como protagonista, según establecen los últimos informes de libertad de prensa de la SIP”, cita el comunicado.

El reclamo de la SIP contra Arzú también es por inculpar y amenazar al periodismo con su usual frase de “a la prensa se le pega o se le paga”.

Gustavo Mohme, presidente de la SIP, aseguró estar preocupado por “la campaña de desprestigio que denuncian los medios guatemaltecos, no solo porque este irrespeto busca minar la credibilidad de los periodistas y sea contrario a principios de tolerancia en el contexto de la libertad de prensa, sino porque puede incentivar actos de violencia en contra de la Prensa crítica e independiente”.


Al respecto también se pronunció Roberto Rock, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa, quien asegura que  “estamos muy atentos sobre las agresiones verbales y actos de intimidación en Guatemala, que se suman a ataques directos desde net centers y cuentas anónimas de redes sociales contra periodistas, así como ataques cibernéticos contra medios como venimos denunciando desde hace meses”.

El comunicado refiere que “la SIP sigue atenta a los comentarios que el presidente Morales vierte contra periodistas críticos, como el caso del vicepresidente del diario Prensa Libre, Mario Antonio Sandoval”. 

La SIP también rechaza las constantes intimidaciones contra ejecutivos de Guatevisión, elPeriódico, Soy502, Nómada y de algunos periodistas que cubren el Congreso de la República y la Presidencia.

Invectiva contra la prensa

La Cámara Guatemalteca de Periodismo calificó como “invectiva contra la prensa independiente” lo dicho por el alcalde Arzú el domingo pasado, por lo que también expresó su repudio a la “actitud intolerante y hostil” contra quienes ejercen la libertad de expresión.

A la vez, condena “el discurso de odio, intolerancia y confrontación que usualmente caracteriza al alcalde Arzú”, según el comunicado.

La Cámara también exhorta a las autoridades a tomar medidas de protección y defensa frente a las amenazas e intimidaciones del alcalde contra los periodistas, comunicadores y medios de comunicación, para que “deduzcan las responsabilidades legales que corresponden”.

La entidad también insta a la unión de los medios de comunicación para afrontar con “energía y carácter posibles ataques y agresiones contra periodistas y comunicadores”.

Por último, hace un llamado para que la comunidad internacional “se imponga del discurso violento e irracional del alcalde Arzú”, y lo conmine a respetar la libertad de expresión garantizada en la Constitución Política de la República de Guatemala, así como a tratados y convenciones internacionales de derechos humanos.

Llamado al rechazo

El director de la Cicig, Iván Velásquez, publicó un tuit en el que hizo un llamado a rechazar las “incitaciones a la guerra, al odio o al uso de la fuerza”. 

Los comentarios están cerrados.

2