Cómo perros y gatos demuestran afecto

Tanto perros como gatos crean un fuerte vínculo con la familia con la que viven y tienen formas de demostrarle su afecto, que dependen de su naturaleza.

Publicado el
un amo y su perro
Los perros y gatos desarrollan un vínculo de afecto con humanos y tienen formas particulares de demostrarlo. (Foto Prensa Libre, Shutterstock)

Con frecuencia, los propietarios de mascotas comparan el comportamiento de perros y gatos con expectativas poco realistas, pues deben considerar la gran diferencia entre ellos, al ser dos especies distintas con antepasados con comportamiento social muy diferente, expone la médica veterinaria y etóloga Maritza Yaquián.

En el caso del perro, hay varias hipótesis sobre el origen de su domesticación y la más aceptada indica que esta ocurrió hace 15 mil años, a la que se atribuye su estrecha relación con el humano y el vínculo que forma con aquellas personas a las que considera parte de su manada. Por su lado, el gato fue domesticado hace 9 mil 500 años y su ancestro, el gato montés, era muy solitario y no acostumbraba agruparse, pero esta condición es reversible, pues se adapta fácilmente a la vida feral y a la independencia, refiere.

“Es una dicha poder disfrutar de su compañía, pues ambas especies tienen formas muy particulares de expresar su cariño por humanos y otras mascotas, a quienes definen como parte de su grupo social”, indica Yaquián.

Los perros y los gatos tienen muchas cosas en común con los humanos: son también mamíferos, capaces de interacción social, comunicación, adaptabilidad, resiliencia y cooperación, expone Vanessa Granados, catedrática de Fisiología Animal y de Bioética en la Universidad del Valle de Guatemala. “Tienen un cerebro capaz de aprender y de recordar. Demuestran comportamientos que indican que son capaces de reconocer a personas que les son familiares, lo que refuerza el vínculo animal-humano”, añade.

Las respuestas químicas en el cerebro humano que están relacionadas con lo que llamamos “amor” son similares en las mascotas. Se trata del neurotransmisor oxitocina, el cual está implicado en los comportamientos sociales como la memoria social, que es la habilidad de reconocer a un individuo del mismo grupo, la formación de vínculos, el apego, la empatía y el comportamiento maternal y paternal, dice Granados.

“Las mascotas devuelven tanto como nosotros les damos, pero es necesario que entendamos su comportamiento, así como cuáles son sus necesidades fisiológicas y emocionales”, destaca.

En este espacio se presentan algunas conductas mediante las cuales canes y felinos expresan su afecto.

Lenguaje de perros

(Foto Hemeroteca PL)

Los perros reconocen a su familia como su manada y, algunas veces, tienen un miembro a quien parecen querer o respetar más, quien experimenta estas actitudes de manera frecuente:

  • Lamidos: los perros los usan como ritual de saludo, tanto con humanos como entre ellos. Cuando un perro lame a la persona le está diciendo: “Eres bienvenido a relacionarte conmigo”, y es una invitación a interactuar con él.
  • Baile: es una secuencia de posturas con las cuales el perro invita a la persona a acariciarlo, al asumir posición de juego, brincar, mover la cola y, al final, acostarse mostrando su barriga.
  • Vínculo: cuando el perro sigue por toda la casa al dueño, se acuesta cerca de él y se levanta para ir detrás de él, muestra no solo el apego sino la responsabilidad que el animal siente de cuidarlo.
  • Olfateo: permite a los canes conocer muchos detalles; por ejemplo, cuando el dueño vuelve a casa, el animal lo olfatea para saber dónde y con quién estuvo y si la pasó bien o mal lejos de él.
  • Obediencia: el grado en que el perro obedece demuestra el tipo de vínculo con su dueño, pues para él, amor también significa respeto.
  • Otros: Granados también agrega otras expresiones como el contacto visual entre can y su persona, ser el primero en saludarla al llegar a casa, llevarle juguetes o palos y mostrarse relajado y “sonreír” a su lado —abre la boca y retira los labios, dejando que la lengua descanse entre los dientes.

Lea también: Niños y mascotas: una conexión especial

Lenguaje de gatos

(Foto Prensa Libre: Shutterstock)

Aunque los gatos son independientes y, a veces, parecer distantes, por su naturaleza, pueden manifestar las siguientes muestras de amor a sus dueños:

  • Guiños o parpadeos: los gatos tienen expresiones faciales muy marcadas. Cuando ellos ven de frente a su amo y entrecierran levemente sus ojos, le están diciendo: “Te quiero y confío en ti”.
  • Maullidos: la frecuencia con la que el gato vocaliza depende de qué tanto se le habla. A medida que se le platique, pronto empezará a responder y comunicarse.
  • Obsequios: aunque se piensa que los gatos llevan objetos o bichos que cazan como regalo, en realidad, el gato lleva sus presas a casa porque es el lugar donde se siente seguro y cómodo, al demostrar que disfruta estar en compañía de su dueño.
  • Frotarse: cuando el gato frota su cara contra la persona significa que muestra su afecto, como un tipo de “marcaje de felicidad”, pues deja una feromona positiva en alguien con quien es feliz.
  • Apego: siguen a su dueño por todas partes a cierta distancia, aún cuando no es tiempo de comer.
  • Acicalamiento: si el gato lame la cabeza o manos de la persona, significa que confía en ella y, además, le importa cuidarla.
  • Otros: Granados también añade el ronroneo, rodar y mostrar su barriga, “amasar” a la persona con sus patas delanteras y dormir encima o al lado de ella.

Lea también: Cómo demostrar cariño a tu mascota