Cómo operaba la red criminal que desfalcó a la comuna de Lanquín y que dirigía el alcalde

Empresas falsas, pago de sobornos para evitar auditorías e involucramiento de familiares, fueron algunas de las formas que utilizó una red criminal que se estableció en la comuna de Lanquín, Alta Verapaz, y que incluso, involucró a auditores de la Contraloría General de Cuentas (CGC).

Una protesta en contra del alcalde Francisco Pop, donde pobladores reclamaron transparencia. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Una protesta en contra del alcalde Francisco Pop, donde pobladores reclamaron transparencia. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La red era delictiva era coordinada por Francisco Pop Pop, quien fue alcalde de Lanquín durante 16 años, uno de los municipios con menor índice de desarrollo del país y donde cientos padecen de pobreza y pobreza extrema.

Por el caso, este miércoles fueron detenidas 11 personas en 21 allanamientos que llevó a cabo la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (Feci) y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) en cuatro departamentos, Guatemala, Alta Verapaz, Chimaltenango, Suchitepéquez y Zacapa.

Los capturados, así como otros señalados que no fue posible detenerlos este miércoles, entre ellos el exalcalde Pop, son acusadas por delitos que van desde, asociación ilícita, fraude, malversación, cohecho pasivo, peculado, falsedad material e ideológica, enriquecimiento ilícito, estafa, falsificación de documentos y uso de documentos falsos.

Las investigaciones comenzaron a raíz de varias denuncias presentadas entre los años 2014 y 2015 en contra del entonces alcalde de Lanquín, así como de los integrantes del Concejo y sus colaboradores, por presuntas irregularidades en la administración del presupuesto y de los recursos de un préstamo.

Lea también: Las acciones interpuestas por el Movimiento Cívico Nacional contra diputados tránsfugas

Los hechos

La comisión de los posibles hechos delictivos se remonta al 2009, ya que desde ese año hasta el 2013 la comuna de Lanquín efectuó cientos de compras directas y adjudicó proyectos a empresas falsas y a otras a las cuales les falsificaba las facturas con el objetivo de cobrar por compras y servicios que nunca se prestaron.

La estructura criminal la encabezaba Pop Pop, quien junto con personas de su confianza, creaba las empresas a través de documentos falsos, además falsificaban las facturas de empresas que sí existen, pero que al ser consultadas por los investigadores confirmaron que no tenían relación contractual con la municipalidad.

Alrededor de las empresas inexistentes había por lo menos 13 personas que eran las encargadas de cobrar por los “servicios”. En total, el desfalco llegó a Q9 millones 644 mil.

Lea también: Hijo de vicepresidente Jafeth Cabrera continúa fuera de contienda electoral por decisión de la CSJ

Evitaban auditorías

En torno al caso, la investigación determinó que en la estructura delictiva también participaron por lo menos dos auditores de la CGC.

Pop Pop, en el 2016 cuando fue detenido por supuestas amenazas contra un empresario. (Foto: Prensa Libre: Hemeroteca PL)

De acuerdo con las pesquisas, en el 2010 los auditores Mirma Madai Rojas Pum e Ismael Aldi Bermúdez llegaron a la comuna de Lanquín y advirtieron a Jorge Macz Ramos, director de Administración Financiera que había un atraso de seis meses en la actualización de libros y que podrían denunciarlo a menos que llegaran a “un arreglo”.

Pop Pop estuvo de acuerdo y fue él mismo quien se reunió con los auditores en un restaurante de la zona 9 capitalina donde los auditores comentaron que tenían un “grupo de apoyo” para evitar que los alcaldes en ese tipo de problemas tuvieran repercusiones políticas y pactaron entregar una cantidad mensual a los auditores.

Las pesquisas detallan que Aldi Bermúdez recibió Q15 mil 500 y Juan Pablo Hernández, otro auditor, recibió Q10 mil. No hay registros de transferencia de dinero para Rojas Pum.

En una auditoría posterior se determinó que los auditores involucrados evitaron hacer algún tipo de reparo o denuncia por las irregularidades detectadas del 2000 al 2011 que consistían, por ejemplo, en el endeudamiento interno de Q22 millones, falta de transparencia en al adquisición de préstamos, 457 compras directas sin ningún respaldo y sobrevaloración de obras.

Lea también: CSJ niega amparo a Thelma Aldana para que sea inscrita

Inventaban empresas

La investigación determinó que la banda constituyó por lo menos nueve empresas falsas utilizando datos de personas de escasos recursos, con baja o nula preparación académica y que vivían en zonas muy lejanas, tanto del municipio como de la capital.

Se comprobó que todas las personas de quienes tomaron datos aseguraron que no eran propietarios de empresa alguna, también se comprobó que estas firmas no fueron dadas de alta en la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT). Todos los cheques que se giraron a favor de esas empresas falsas fueron cobrados por una tercera persona.

Por si eso fuera poco, la red se dedicó no solo a la creación de empresas falsas, sino que también inventó facturas de siete firmas que sí existen, para cobrar por servicios que nunca se prestaron a la comuna de Lanquín.

Se aprovecharon de la pobreza

Otro de los hallazgos detectados dentro de la investigación está relacionado con un préstamo de Q11.9 millones que el Instituto de Fomento Municipal (Infom) otorgó a la comuna de Lanquín en el 2012. En este caso están señalados todos los miembros de la corporación municipal de ese entonces.

Lea también: Roxana Baldetti usa zapatos valorados en Q3 mil 700 durante audiencia

En ese año, Pop Pop anunció el Plan de Desarrollo 2011-2025 del municipio, para lo cual urgió del otorgamiento del préstamo, cuya necesidad justificó debidos bajos índices de desarrollo de la población en cuanto a salud, educación e infraestructura, entre otros aspectos. Para garantizarse de la aprobación de los recursos, la comuna presentó documentos alterados o falsos.

Pero lejos estaba de que ese dinero se utilizara para el bienestar del municipio.

De acuerdo con la investigación, Q2 millones se utilizaron para 53 proyectos antiguos que ya había sido concluidos y que no se habían pagado, algunos ejecutados por empresas falsas. Los restantes Q9 millones fueron, justamente, los que sirvieron para pagar 457 compras directas por servicios inexistentes a compañías falsas.

Aunque el préstamo era para los siguientes 12 años, ya para diciembre del 2012 en las arcas municipales, de ese préstamo, solo les quedaba Q1.3 millones, puesto que el resto ya lo habían usado en depósitos varios y pago de cheques propios.

Compra de bienes

Como suele suceder en los casos de corrupción, los recursos desfalcados, o parte de ellos, se utilizaron para la compra de bienes de los integrantes de la red.

De esa forma la investigación determinó que a las cuentas de Modesta Caal, exesposa de Pop Pop, fueron a dar Q550 mil, con ese dinero el presunto jefe de la red se compró una camioneta último modelo valorada en Q283 mil y un tractor que costó Q440 mil.

Aunque las pesquisas lograron dar con el rumbo de más de Q9 millones, dentro de las conclusiones de la investigación, el MP y la Cicig señalan que una investigación sobre el uso de los fondos municipales (2011-2013) determinó que al menos Q37 millones se utilizaron entre compras directas ficticias y manipulación de contratos.

Sobre Lanquín

Lanquín es uno de los municipios menos desarrollados de Guatemala, recientemente muchos de sus pobladores, principalmente del área rural, se han visto obligados a migrar hacia Estados Unidos en busca de una vida mejor.

Según el Índice de Desarrollo Humano, tiene una tasa de analfabetismo del 33.5%, y aunque la escolaridad en primaria llega al 93%, en preprimaria cae al 49%, en básicos a 9.6% y en diversificado apenas llega al 3.3%.

Pese a contar con atractivos naturales de gran belleza, los caminos que conducen hacia ellos mayormente están en malas condiciones.

El alcalde Pop Pop conocía de los problemas de su municipio puesto que los utilizó como argumento para solicitar el préstamo de Q11.9 millones que finalmente sí se les autorizó.

Detenido

No es la primera que el exjefe edil es señalado de ilícitos. Después de 16 años en la comuna producto de cuatro elecciones ganadas, en el 2015 no pudo inscribirse.

En octubre del 2016 fue detenido fue acusado de coacción contra la libertad política.

Según el MP, bajo amenazas, violencia y con insultos Pop se dirigió al empresario Pedro Andrés Archila Ponce, para reclamarle que por él no se inscribió como candidato a alcalde.

Aparentemente, Pop Pop pagó para que intimidaran al empresario y por eso dejó de trabajar. Finalmente salió libre.

Contenido relacionado

> Rechazan inscripción de Alfonso Portillo como candidato a diptuado

> Jimmy Morales vuelve a dudar del TSE 

> TSE sanciona a Roberto Arzú por propaganda anticipada

 

0