Quién es Gustavo Herrera, el operador político a quien el MP pidió capturar por un caso de lavado de dinero

Las fuerzas de seguridad detuvieron este viernes a Sergio Alfredo Herrera Acevedo y pidieron la captura de su padre, Gustavo Herrera, quien hace años fue sindicado de desfalcar al IGSS, además de ser un operador político que influyó en la elección de magistrados.

Imagen de un operativo en el 2006 cuando la PNC buscaba a Gustavo Herrera —inserto— en una de sus residencias en la zona 10. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Imagen de un operativo en el 2006 cuando la PNC buscaba a Gustavo Herrera —inserto— en una de sus residencias en la zona 10. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Aunque Gustavo Herrera fue acusado por el desfalco al Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) de Q350 millones entre 2002 y 2004, nunca fue capturado.

Herrera también es conocido por ser un operador político que habría influido desde las comisiones de postulación en las elecciones de magistrados de las cortes Suprema de Justicia y de salas de apelaciones en el 2017, incluso después de los señalamientos por la referida estafa.

Según publicaciones de prensa de años atrás, Herrera intentó colocar a allegados suyos al sistema de justicia en el 2017. Además también fue el operador político de Otto Pérez Molina.

El nombre de Gustavo Herrera también resuena por su presunta participación en el desfalco millonario al IGSS, que se conoció a raíz de una investigación que Prensa Libre publicó en el 2002 en la cual se daba a conocer una inversión millonaria en un proyecto de construcción habitacional en Mixco.

En ese entonces, se divulgó que había riesgo de que el Seguro Social perdiera esos recursos puesto que por tratarse del Fideicomiso de Protección y Desarrollo Social era casi imposible su fiscalización, sobre todo porque la administración de los recursos fue delegada a la Asociación para el Desarrollo Integral del Guatemalteco (Asodegua).

Lea también: Cómo el narcotráfico se ha apoderado de Manchón Guamuchal

El MP sindicó a Herrera de ser el propietario de dos financieras offshore —fuera de plaza—, Helensburg Inc. y Escabel Management Group Ltd., que habría utilizado para la estafa al Seguro Social por un monto que se calculó en Q350 millones y que serviría para la edificación de viviendas para jubilados de esa institución.

De acuerdo con la investigación, entre 2002 y 2004, las financieras vendieron terrenos sobrevalorados al IGSS por Q232.7 millones, cuando Herrera las había comprado por Q220 mil.

Hasta julio de 2013, de los Q350 millones aportados por el Seguro Social en el fideicomiso solo se habían recuperado Q228.5 millones. Herrera habría armado una red de empresas que fueron registradas a nombre de sus empleados, por lo cual pasó inadvertido, por lo que siempre negó su relación con el desfalco.

En el 2006, la Policía Nacional Civil (PNC) intentó capturarlo en un edificio de la zona 14, donde residía; sin embargo, no fue encontrado en el lugar. Durante un cateo se descubrió un pasadizo secreto por el cual se habría fugado.

Lea también: Avioneta encontrada en Petén tiene matrícula venezolana y estuvo bajo investigación

Esa vez le decomisaron una póliza de seguro, por US$1 millón, de un banco de Nueva Orleáns, Estados Unidos, a favor sus hijos; una computadora y una libreta de ahorros con US$15 mil.

En agosto del 2008, después de una negociación entre abogados de un juzgado penal, se dejó sin efecto la aprehensión de Herrera, con la condición de que las offshore devolvieran US$7 millones 482 mil al IGSS.

Por el caso también fue detenido el presidente de la Junta Directiva del IGSS, Carlos Wholers, aunque en diciembre del 2008 fue absuelto de cuatro delitos.

Pide asilo

En agosto del año pasado, Gustavo Herrera recibió asilo por parte del gobierno de Nicaragua luego de que afirmara ser un perseguido político de la Cicig. Para obtener el asilo, argumentó que el caso por el que se le persigue fue sobreseído en el 2009 por el delito de lavado de dinero u otros activos.

Lea también: Desarticulan banda de coyotes que lavó Q3.5 millones de pagos que le enviaron migrantes en EE. UU. 

En el acta de otorgamiento de asilo, la Cancillería nicaragüense justifica la medida porque considera que puede haber una doble persecución penal, puesto que Herrera alegó que era la tercera persecución política en su contra, la cual es orquestada por la misión antimafias de las Naciones Unidas.

Entre otras figuras políticas de la región que han recibido asilo de Nicaragua mientras eran perseguidos por la justicia se cuenta al expresidente de El Salvador Mauricio Funes, quien enfrenta cargos en su país por nueve delitos de corrupción. El mandatario recibió la protección del régimen de Daniel Ortega junto con su familia.

También el expresidente del Congreso de Guatemala, Luis Rabbé, quien es perseguido por la justicia guatemalteca por su presunta participación en la creación de plazas fantasmas cuando dirigió el Legislativo.

Medios de comunicación en aquel país destacaron el año pasado que Rabbé es protegido en Nicaragua, supuestamente por allegados al empresario Ángel González, con quien mantiene una estrecha amistad.

Contenido relacionado

> Debaten si Cicig puede regresar al caso Botín Registro de la Propiedad

> Exgerente del IGSS, uno de los 10 capturados por lavado de dinero

> Víctimas relatan como youtuber las acosó para que dieran fotos íntimas

 

1

Javier Castejon Hace 1 semana

ES POR ESO QUE EL NARCOPRESIDENTE DE GUATEMALA A SIDO UN PILAR DE APOYO PARA CON EL REGIMEN DE NICARAGUA, ASI COMO PARA EL DE VENEZUELA, LUGARES EN DONDE PODRIA ASILARSE AL HUIR DE GUATEMALA EN CUANTO VEA QUE EL BRAZO DE LA JUSTICIA ESTA TRA EL , YA LA MUJER SE QUEDO EN EL EXTRANJERO PARA ASEGURARSE DE QUE NO LA CAPTUREN Y LA ENJUICIEN, COMO A LOS ESTRAFADORES DEL HERMANO Y EL HIJO, MAS CONOCIDO COMO EL AGUATERO O ALCAZA BOLAS DEL AURORA.