Entrevistas de asilo serán más duras, según nueva orden del Gobierno de EE. UU.

La ofensiva de la administración de Donald Trump en contra de los solicitantes de asilo suma un ataque más, al emitirse una orden para los encargados de las entrevistas de miedo creíble de hacer estas más estrictas y minuciosas para encontrar cualquier contradicción, por mínima que sea, que redunde en una denegatoria del alivio migratorio.

Migrantes centroamericanos, en un pequeño enclave en El Paso, Texas, a la espera de que las autoridades de EE.UU., revisen sus solicitudes de asilo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Migrantes centroamericanos, en un pequeño enclave en El Paso, Texas, a la espera de que las autoridades de EE.UU., revisen sus solicitudes de asilo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La información la dio a conocer The Washington Post, días antes de que funcionarios mexicanos informaran que más de cinco mil solicitantes de asilo han sido retornados a ese país, en línea de Permanezca en México, política que obliga a los migrantes que piden esa protección a esperar en el vecino del sur de EE. UU. en lo que se procesan y resuelven sus solicitudes.

De acuerdo con el medio estadounidense, uno de los cambios tiene que ver con el hecho de que agentes de la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP en inglés) serán los encargados de hacer las entrevistas de miedo creíble, que hasta hoy son efectuadas por oficiales del Departamento de Asilo del Departamento de Seguridad Nacional.

“Los funcionarios de asilo desafiarán de manera más agresiva a los solicitantes cuyas reclamaciones de persecución contengan discrepancias, y —los oficiales— deberán proporcionar justificaciones detalladas antes de concluir que el solicitante tiene un temor fundado de sufrir daño” si regresa a su país, publicó The Washington Post, que cita documentos y correos electrónicos a los cuales tuvo acceso.

Los cambios buscan identificar pequeñas diferencias o inconsistencias entre la declaración que hacen los migrantes a agentes fronterizos y la entrevista de miedo creíble, con el objetivo final de hacer que más casos sean rechazados por el ya saturado sistema judicial de EE. UU. y disuadir a otros indocumentados para que no recurran a esa medida.

Lea también: Organización recauda fondos para familia de menor migrante que murió en EE. UU.

Reiteradamente el presidente Trump ha asegurado que el sistema de asilo ha sido aprovechado por delincuentes para ingresar a EE. UU.

El medio cita a Jessica Collins, portavoz del Servicio de Inmigración y Ciudadanía, quien confirmó los cambios en los protocolos de las entrevistas de miedo creíble; no obstante, afirmó que se trata de actualizaciones periódicas.

Lea también: El proyecto de ley en EE. UU. que pretende otorgar US$520 millones a Centroamérica para combatir causas de la migración

El programa de asilo se ha convertido en uno de los principales desafíos de Trump que ve con frustración cómo miles de familias centroamericanas han sido liberadas en EE. UU. en lo que se resuelve su petición, tal como lo señalan las leyes de ese país.

Una familia cruza el Río Bravo, entre Ciudad Juárez y El Paso. Este año se han roto todos los récords de migrantes. (Foto Prensa Libre: EFE)

 

De esa cuenta, de diciembre del año pasado a la fecha más de 168 mil familias han sido liberadas, después de pasar la entrevista inicial de miedo creíble, procedimientos que posiblemente se han efectuado a la ligera debido a la enorme cantidad de migrantes que han saturado los centros de detención de la Patrulla Fronteriza.

The Washington Post reveló que las directrices son para implementarlas de inmediato y que, de hecho, 10 agentes de la CBP formarán parte de un plan piloto en el cual serán capacitados para que hagan las entrevistas de miedo creíble. El plan contempla capacitar a un total de 50 oficiales.

“Tsunami de deportados”

Defensores de los migrantes temen que los nuevos protocolos para las entrevistas en cuestión terminen en un aumento sin precedentes de deportaciones hacia los países del Triángulo Norte de Centroamérica.

Lea también: EE. UU. usa aviones para distribuir a migrantes a varios centros de detención por todo el país

“La entrevista de miedo creíble es un factor determinante en la decisión de un juez de inmigración para liberar bajo fianza a los migrantes o que permanezcan detenidos. El hecho que cambien los protocolos genera más posibilidad de que el miedo creíble sea negativo. Estaremos ante un tsunami de deportados entre 2019 y 2020”, apuntó Guillermo Castillo, guatemalteco que labora en una oficina jurídica que asiste a migrantes.

Como ejemplo de la guerra que Trump ha desatado en contra de los migrantes enumeró que las detenciones internas en EE. UU. se han incrementado 40%, los aplicantes de asilo son retornados a México y las cortes de Inmigración manejan una cuota alta de negación de casos.

Un religioso juega fútbol con un grupo de migrantes centroamericanos en el albergue de Piedras Negras, México, ciudad fronteriza con Texas, EE. UU. (Foto Prensa Libre: EFE)

 

Mientras tanto Victoria Neilson y Anna Gallagher criticaron la nueva disposición del gobierno de Trump en una columna escrita para el medio The Hill y aseguraron que el único objetivo de trasladar la responsabilidad de oficiales expertos en asilo a guardias de seguridad fronteriza no puede ser otro más que encontrar agentes que estén dispuestos a hacer cumplir la voluntad del gobierno.

Añadieron que la medida es como “pedirle a un guardia de seguridad que evalúe a los pacientes que ingresan a una sala de emergencias”.

Lea también: “La ganancia de la tragedia”, el rentable negocio de la crisis migratoria

Más retornados

El anuncio de los cambios en los protocolos de asilo se produce casi al mismo tiempo de que se conoció de que más de cinco mil solicitantes de asilo han sido retornados a México a para que esperen en ese país mientras se tramitan sus peticiones, un procedimiento que podría tardar años.

CBSNews citó declaraciones de un funcionario mexicano de Migración quien refirió que desde que está práctica el plan Permanezca en México han sido regresadas cinco mil 273 personas, de Guatemala, El Salvador y Honduras.

Lea también: Obra de joven guatemalteco que relata tragedia migrante se exhibirá en el Capitolio

Los albergues en Ciudad Juárez comienzan a tener problemas de hacinamiento. (Foto Prensa Libre: AFP)

 

Añadió que la política del gobierno estadounidense está creando “una situación insostenible” para el gobierno de México.

La semana pasada, por lo menos en Tijuana, comenzaban a presentarse problemas en los albergues habilitados para migrantes, puesto que a la par del retorno de cientos de solicitantes de asilo desde EE. UU. siguen llegando todos los días muchos más de Centroamérica y el sur de México.

Contenido relacionado

> Madres celebran su día en albergues y centros de detención en EE. UU.

> Activistas piden cierre del mayor albergue de menores indocumentados en EE. UU.

> Rescatan a 137 guatemaltecos en un camión en México

0