De instituciones y organizaciones

Opinión

El término “instituciones” figura de manera prominente en discusiones sobre desarrollo económico, política, gobierno, conflictividad y, en general, lo pertinente al acontecer social. Encuentro que es frecuente la confusión entre instituciones y organizaciones y es usual que se piense que estos términos son sinónimos, cuando no lo son. Se habla de la calidad de las instituciones, su fortalecimiento o reforma, cuando en realidad quizás se hace referencia a organizaciones. ¿La Corte Suprema de Justicia, el Congreso y el Ministerio de Finanzas son instituciones? La respuesta es no, son organizaciones, el resultado de determinadas instituciones. La Constitución Política de la República de Guatemala, en cambio, sí es una institución.

Importancia de la educación telúrica

Opinión

La reciente erupción del Volcán de Fuego trajo a la superficie de la atención pública un factor poco tomado en cuenta: la falta de educación y por lo tanto de conciencia ante las realidades y peligros del país, lo cual se manifiesta también en numerosos temas y en la seguridad en la vida cotidiana, cuya ausencia se refleja en indeseables percances. Los ejemplos son muchos: la falta de conocimiento de los riesgos de manejar a altas velocidades, evitar la decisión de negarse a abordar vehículos de servicio público, con el agravante de estar en malas condiciones de funcionamiento. La falta de educación acerca del alimento provoca la ingesta en exceso de la comida chatarra o de alimentos cocidos en malas condiciones de higiene.

El largo brazo de las ONG

Opinión

En Guatemala, las ONG juegan un papel muy activo, en áreas que van desde lo humanitario hasta el abierto y agresivo activismo político. Hace poco leí un interesante documento, “Guía de la Filantropía en Centroamérica 2017”. Contiene información sobre donaciones por más de US$74 millones hechas en 2016, por 61 donantes institucionales, a más de trescientas ONG en Centroamérica. Son datos parciales, no debe entenderse como el total de donaciones.

No todo es negativo en Guatemala

Opinión

Si mis amigos lectores creen que cuando se habla de “cultivos” es únicamente refiriéndose a la agricultura están equivocados. Existe una organización que “cultiva” ideas donde hay innovación. Y la innovación es algo que no se consigue haciendo lo mismo de lo mismo. Eso es lo que piensa una organización llamada Alterna, auspiciada por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y es el primer centro de innovación social y emprendimiento en Centro América. Cataliza el emprendimiento transformativo desde lo local, y trabaja por un mundo en el cual el cambio positivo puede despertarse. Alterna fue elegida porque auxilia a empresarios que ya tienen negocios iniciados, pero necesitan de un empujoncito más para poder despegar con éxito.