Pizzagate y el acoso bajo rumores

Opinión

El restaurante Comet en Washington D. C. ofrece sabrosas pizzas. Mientras se espera, en la trastienda se juega ping pong. Un error que cometió el dueño, James Alefantis, fue decorar los cuatro deltas que rodean el rótulo con sendas lunas con estrellas, ahora despintadas. El parecido con el símbolo islámico cayó mal a partidarios de la teoría de la conspiración. Se sabe que ese símbolo fue utilizado en Bizancio para representar a su patrona Artemisa, motivo para algunos fundamentalistas cristianos de señalarle implicaciones satánicas.