El caso del desfalco de Q350 millones al IGSS, que fue reabierto ahora por lavado de dinero

Justicia

En el 2008, cuando Gustavo Herrera llegó a un acuerdo para pagar US$7.4 millones para que cesara la persecución en su contra por su supuesta responsabilidad en el desfalco de Q350 millones al IGSS, no imaginó que años más tarde la justicia lo buscaría otra vez por ese caso, pero no por peculado como en aquella ocasión; ahora, junto a otras 31 personas, lo sindica de lavado de dinero u otros activos.