En busca de un arte teatral con propuesta

Opinión

En el contexto actual, y entre sus varias contradicciones, las redes sociales tienen al menos dos efectos. Uno de ellos es facilitar un canal de expresión para muchas personas que no hallan una alternativa que les permita ventilar su frustración ante sucesos en los cuales no tienen posibilidades de incidir. El otro, para esas mismas personas, es proveerles la ilusión de haber hecho algo al respecto, aunque no pasen de evidenciar su necesidad de llamar la atención, de encontrar empatía, de quejarse, de criticar. Aunque todo esto no es forzosamente negativo, se limita al bodrio, la intrascendencia y el conformismo. Poner el grito en el cielo, hacer señalamientos, inclusive llamar a la acción, pero… sin iniciativas realizables, no contribuye mayor cosa a modificar aquello que no nos parece o que supuestamente nos perturba.